Menú
Sueca

Cocina Sueca

La gastronomía de Suecia es muy parecida a la de otros países como Noruega o Dinamarca. Se trata de una gastronomía muy sencilla, donde abundan platos muy distintos de pescados, patatas, nabos y coles, siendo estos los ingredientes predominantes. El plato más conocido de la cocina sueca son las 'köttbullar', que son albóndigas, a menudo recubiertas de salsa marrón o mermelada de arándano rojo. Debido que el invierno dura tanto en este país, hay muy pocos platos elaborados con verduras porque es muy difícil el cultivo. Destacan los tubérculos como el nabo, el colinabo o la patata, que llegó en el siglo XVIII. La mermelada de arándano es muy común por su fácil conservación, igual que los repollos al estilo chucrut. Uno de los ingredientes principales de la mayoría de los platos es el pescado, sobre todo el arenque que se conserva en salazón. Por otro lado, en cuanto a carnes destacan la de cerdo o ternero, que se sirven cocidas o al horno. Svecia es un queso sueco protegido en el país, uno de los lácteos más consumidos. Los suecos son muy aficionados a la pastelería, y como bebidas destacan el café filtrado y la cerveza. Durante Navidad es muy popular consumir julmust, una especie de refresco. Otra bebida alcohólica tradicional sueca es el Punsch, un licor muy dulce que se bebe muy caliente.

Recetas típicas de Suecia