Menú
Quinoa con carne y verduras
40 minutos | Baja

Quinoa con carne y verduras

Descubre cómo hacer esta rica receta de quinoa con carne y verduras, ¡saludable y muy rica!

Receta archivada en: Verduras y hortalizas, Carnes, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

  • 200 gramos de quinoa
  • 500 gramos de pollos en dados
  • 500 gramos de ternera en dados
  • 1 vaso de aceite de oliva
  • 2 tomates maduros
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 1 calabacín mediano
  • 4 zanahorias
  • 1 calabaza
  • 1 berenjena
  • Jengibre (medio trozo)
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharada de comino molido
  • 2 canela (ramas)
  • Pasas (al gusto)
  • 1 puñado de aceituna sin hueso
  • 2 cucharadas de sal
  • Pimienta negra molida o en grano
  • 2 cayena pequeñas
  • 1 caldo de carne (pastilla)
  • 1 litro de agua

Receta completa

Receta paso a paso

1- Sofreir en una olla con dos cucharadas de aceite, la cebolla, el ajo y el tomate rayado. Después echaremos la carne y la rehogamos todo junto hasta que se dore.

2- Añadimos el agua y la llevamos a ebullición. Una vez que el agua se ponga a hervir, echamos toda la verdura, menos la calabaza y añadimos la sal, pimienta, comino molido, la pastilla de carne, canela y laurel y dejamos que se cocine todo junto hasta que las verduras estén cocinadas. El fuego debe ser medio.

3- Posteriormente, echamos la calabaza, las ciruelas pasas, las aceitunas y rayamos el jengibre y dejamos hervir unos 10 minutos aproximadamente. Para finalizar, echamos el tabasco o la cayena y dejamos reposar.

4- Hervimos la quinoa en un cazo, sin olvidar que las medidas son 1 vaso de quinoa por dos de agua. Una vez se haya consumido el agua colocamos en un plato la quinoa y encima la carne con verduras y rehogamos con la salsa.

La quinoa se ha convertido en un producto estrellaLa quinoa se ha convertido en un producto estrella

Receta completa

Esta receta es muy sencilla, a pesar del número elevado de ingredientes que conlleva, y perfecto para cuatro personas. Es muy sana y equilibrada (aproximadamente unas 800 calorías por plato) y completa, perfecta como plato principal en una comida.

Para comenzar, elaboraremos primeramente la carne de pollo y ternera y las verduras elegidas con su correspondiente guiso, para después, por último, elaborar la quinoa de acompañamiento. Utilizaremos la misma olla, una de tamaño grande, para todo el preparado de la receta. Echaremos medio vaso de aceite de oliva en la olla y lo dejamos calentar, seguidamente echamos la cebolla y los dientes de ajo y dejamos que se poche todo junto unos minutos. Cuando haya cogido la textura que necesitamos, le rayamos el tomate maduro y dejamos que se consuma el agua que suelta.

Posteriormente, echamos la carne de pollo y la de ternera, todo junto, y la sellamos en el fuego para que se quede medio hecha, aunque sin terminar y suelte el agua que la carne contiene en su interior. Seguidamente, echamos el medio litro de agua, hasta la mitad de la olla aproximadamente. Una vez echemos todos los ingredientes de la receta, podremos añadir más agua si fuera necesario. La llevamos a ebullición.

Un vez el agua esté hirviendo, echamos las zanahorias, el calabacín y la berenjena junto con la sal, la pimienta negra molida, la cucharada de comino molido, las ramas de laurel y las ramas de canela. Lo removemos y lo dejamos hervir todo junto unos 15 minutos o hasta que la verdura esté blanda (podemos comprobarlo pinchándola con un tenedor). En este punto valoraremos si echamos o no más agua en la olla, los ingredientes deben estar cubiertos de agua, pero sin que se quede demasiado aguado.

Una vez la verdura esté blanda, añadimos la calabaza. El motivo de que la calabaza sea el último ingrediente en echar en la olla es sencillo: está se pone blanda muy rápidamente y si la hacemos al principio del proceso, junto con el resto de las verduras, se va a cocinar en exceso y se va a deshacer. En este punto, rayamos el jengibre y probamos la salsa para saber si necesita que añadamos más sal o alguna especia, como el comino y la pongamos en el punto que nos guste.

A continuación y para terminar, echamos el tabasco, según el punto de picante que nos guste y las ciruelas pasas con las aceitunas, la dejamos hervir todo junto unos 10 minutos. Ya tenemos listo nuestra salsa y carne con verduras de esta receta con quinoa. Dejamos reposar.

Una vez finalizada la ejecución de la receta lo podemos emplatar de varias manerasUna vez finalizada la ejecución de la receta lo podemos emplatar de varias maneras

Preparación de la quinoa

La quinoa se ha convertido en un producto estrella, especialmente en la alimentación saludable y equilibrada. Tiene un alto contenido en proteínas, minerales, vitaminas y fósforo. Se puede preparar de diferentes maneras, pero la más habitual y sencilla es hervirla como si de arroz se tratara.

Antes de nada, echamos la quinoa en un colador y lo ponemos debajo el grifo para limpiarla en agua, de esta manera eliminamos una parte de la semilla que es algo amarga. A continuación, ponemos un cazo con agua a hervir. Las cantidades serán 1 vaso de quinoa por dos de agua.

Una vez el agua esté en ebullición, echamos la quinoa y lo dejamos a fuego medio hasta que se consuma toda el agua. A mitad del proceso, echamos un poco de sal pero sin pasarnos, ya que la salsa y la carne anteriormente preparada ya llevan un gran contenido de sal y puede quedar excesivamente salada. Una vez finalizada, echamos un chorreón de aceite y lo removemos todo bien, de esta forma nos aseguramos que el grano quede suelto y no se quede apelmazado.

Consejos de preparación

Una vez finalizada la ejecución de la receta lo podemos emplatar de varias maneras. Lo más habitual es que la quinoa haga de cama y acompañamiento de la carne y verdura y el grano se empape bien de la salsa preparada. Otra forma de presentarlo es la quinoa en un apartado del plato, a modo de acompañamiento y la carne y verdura en otro. Además, se puede decorar utilizando una ciruela pasa y varias aceitunas: pondremos en el centro de la carne una ciruela pasas y varias aceitunas alrededor, además así aporta color al plato.
Para la elaboración de la receta, tanto la carne como la verdura pueden variar a gusto del comensal. Por ejemplo, puede hacerlo con un solo tipo de carne, como el pollo, la ternera o el cordero o variarlas entre si según su gusto. Igual ocurre con la verdura, puede utilizar cualquier verdura que ligue bien con esta receta, como por ejemplo,el boniato, judías verdes o las alcachofas.
La presencia de las especias en este plato es fundamental, son las protagonistas en gran medida de aportar sabor a la salsa. Las expuestas en esta receta son las clásicas de este plato, pero admite muchas otras. Si tiene especial preferencia por alguna puede añadirla, como por ejemplo la nuez moscada, preparado de especias morunas, especias especializadas para pinchos morunos o cualquier otra similar.
Al igual que puede existir otras variaciones o incorporaciones diferentes en lo que a los ingredientes se refiere. Nosotros, en este caso le hemos puesto ciruelas pasas porque acompañan a la perfección al toque agridulce que tiene este plato, pero pueden cambiarla por pasas de las pequeñas y/o almendras crudas o fritas o algún otro fruto seco del estilo, como los cacahuetes o los pistachos pelados.

Te puede interesar

Comentarios