Menú
Manitas de cerdo
80 minutos | Baja

Manitas de cerdo

Si eres un amante de los cerdos, no puedes perderte esta receta de cómo preparar manitas en casa, ¡para chuparse los dedos!

Receta archivada en: Carnes, Guisos, Española, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Limpiar las manitas de cerdo. Ponerlas en la olla a presión y cubrir con agua fría. Poner al fuego medio-alto para llevar el agua al punto de ebullición. Cuando eso ocurra, cocer durante 5 minutos. Terminado el tiempo, retirar la olla, quitar del agua las manitas y escurrir.
  2. Poner las manitas de cerdo otra vez en la olla para cocerlas de nuevo (si se usa la misma olla hay que lavarla antes de realizar este paso) junto con el resto de ingredientes, echar ½ cebolla, el puerro, la zanahoria, los dos clavos de olor, la hoja laurel, las ramitas tomillo, una cucharadita de pimienta negra en grano y un poco de sal. Añadir agua hasta cubrir las manitas y todos los demás componentes del guiso.
  3. Cocer en la olla a presión. Una vez cerrada, controlar cuando empiece a cocer y cuando llegue a ello dejar que se cocine unos 40 minutos, aunque dependerá de la marca de la olla. Reducir el fuego cuando la presión de la olla se mantenga.
  4. Apartar del fuego cuando el tiempo haya pasado y accionar el dispositivo para que pueda salir el vapor con cuidado de no quemarse.
  5. Empezar a preparar la salsa de las manitas. Para ello, pelar una cebolla y los dos dientes de ajo, picarlo todo muy fino.
  6. Colocar una sartén antiadherente a fuego medio-bajo con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Calentar y añadir la cebolla y los ajos ya picados con un poco de sal. Sofreír hasta que la cebolla esté transparente sin llegar a dorarse, estará tierna en diez minutos.
  7. Cortar los 200 gramos setas y los 100 gramos de panceta en tiras. Cuando la cebolla esté cocinada añadir junto a esta a la sartén las setas y la panceta. Seguir sofriendo durante cinco minutos o hasta que empiecen a dorarse totalmente la cebolla y la panceta.
  8. Añadir una cucharadita de pimentón dulce. Remover durante un minuto más o menos e incorporar los 150 mililitros de vino blanco.
  9. Este guiso puedes acompañarlo con una guarniciónEste guiso puedes acompañarlo con una guarnición

  10. Esperar hasta que se evapore el alcohol del vino, unos dos o tres minutos. Agregar en este punto la cucharada de carne de pimiento choricero, los 150 mililitros de la salsa de tomate y una pizca de pimienta negra molida. Mezclar todo muy bien. En este punto las manitas tienen que estar cocidas, pero si todavía no llegan a ese toque hay que esperar hasta que estén cocidas del todo para terminar la elaboración de la receta.
  11. Sacar las manitas de cerdo de la olla exprés cuando ya estén cocidas y deshuesar completamente cuando no quemen. Cortar la carne y la gelatina que se ha formado de las manitas en tiras o cuadrados.
  12. Añadir a la sartén donde se está preparando la salsa 300 mililitros de agua de la cocción de las manitas. Después se puede ir añadiendo agua de cocción de las manitas en función de cómo se vaya viendo que queda la salsa.
  13. Incorporar a la sartén las tiras o cuadrados que hemos hecho de las manitas. Mezclar con la salsa removiendo bien. Poner fuego bajo y cocinar durante unos 30 minutos.
  14. Probar y rectificar de sal si fuera necesario.
  15. Servir muy caliente.

Receta completa

Como se suele decir, "del cerdo se aprovecha todo, hasta los andares" y con esta receta se demuestra que es cierto. Las manitas de cerdo es un manjar que puede parecer una comida extraña si no se ha probado nunca, pero la verdad es que es una parte deliciosa de este animal y tiene una textura untuosa y muy rica de sabor, además de ser económica y fácil de preparar. Es aconsejable cuando vayamos a comprar las manitas al carnicero pedir que nos dé las patas delanteras ya que tienen mucha más carne que las traseras.

Este alimento nos aporta una gran variedad de vitaminas, sobre todo del grupo B. Destaca el alto aporte de la vitamina B1 o tiamina por esto son muy recomendables en periodos de embarazo o lactancia y también después de operaciones o durante periodos de convalecencia, debido a que en estos periodos hay un mayor desgaste de esta vitamina. También es recomendable en épocas de más estrés o depresivos por el aporte de esta vitamina que nos ayudará a superarlos. También es interesante su alto contenido en colágeno tan importante para mantener nuestras articulaciones sanas y en forma.

Elaboración

Empezaremos limpiando las manitas de cerdo quitando los posible pelitos que puedan quedar. Podemos eliminarlos quemándolos con un soplete de cocina o pasando una cuchilla de afeitar con mucho cuidado de no cortarnos. Podemos dejar las manitas de cerdo en un recipiente con agua toda la noche así lograremos que se eliminen los restos de sangre que puedan tener, pero esto es opcional, normalmente ya las venden muy limpias. Cuando ya las tengamos preparadas, las ponemos en la olla exprés y cubrimos con agua fría. Es mejor cocerlas en la olla exprés ya que en una cazuela normal nos llevaría mucho más tiempo. Ponemos el fuego a potencia medio-alta y cuando el agua esté a punto de ebullición cocemos las manitas 5 minutos. Terminados los cinco minutos de cocción, retiramos la olla del fuego, sacamos las manitas y las escurrimos bien. Así quedaran mucho más pulidas y mejor. Si usamos la misma olla para el paso siguiente tenemos que fregarla antes de su uso.

Ponemos de nuevo las manitas en la olla y echamos la media cebolla, el puerro, la zanahoria, los dos clavos de olor, la hoja de laurel, las ramitas de tomillo, una cucharadita de pimienta negra en grano y un poco de sal. Llenamos la olla hasta cubrir todos los ingredientes. Ponemos al fuego, cerramos la olla exprés y cuando empiece a cocer contar 40 minutos (esto depende de la marca de la olla pero no suele haber mucha diferencia entre marcas). Cuando veamos que la presión de la olla se mantiene, bajamos el fuego. Una vez el tiempo ya haya terminado, accionamos el dispositivo para que salga el vapor. En este punto comprobamos si las manitas están totalmente cocidas. Si vemos que aun las queda tiempo por cocerse esperamos a que estén cocidas del todo. Reservamos.

Si eres amante del cerdo, esta receta de manitas te encantaráSi eres amante del cerdo, esta receta de manitas te encantará

El siguiente paso es la preparación de la salsa que acompañará las manitas. Primeramente, pelamos una cebolla y los dos dientes de ajo y lo picamos todo muy fino. Calentamos un chorrito de aceite virgen extra en una sartén antiadherente y ponemos la cebolla y los dientes de ajo picado previamente con un poco de sal. Sofreímos unos minutos hasta que la cebolla quedé transparente y tierna, sin que llegue a dorarse. A continuación cortamos en tiras los 200 gramos de setas variadas, podemos utilizar las que más nos gusten, y los 100 gramos de panceta. Cuando veamos que la cebolla que tenemos en la sartén está ya cocinada añadimos las setas y la panceta, sofreír todo junto durante cinco minutos o hasta que empiece a dorarse la cebolla y la panceta. Añadiremos en este punto una cucharadita de pimentón dulce removemos un minuto más o menos y aquí echamos los 150 mililitros de vino blanco. Esperamos a que se evapore el alcohol del vino que será en unos dos o tres minutos. Terminado el proceso de consumirse el alcohol agregamos la cucharada de carne del pimiento choricero, si no tenemos pimiento choricero podemos poner un poco más de pimentón, y los 150 mililitros de la salsa de tomate y una pizca de pimienta negra molida. Mezclamos todo muy bien con una chuchara.

Cuando las manitas estén ya guisadas, las sacamos de la olla y las deshuesamos con cuidado. Cortamos la carne y la gelatina que se ha formado en las manitas en tiras o cuadrados o como más nos guste. Seguidamente añadimos a la sartén donde estamos preparando la salsa unos 300 ml. del agua de la cocción de las manitas. Después podemos ir añadiendo agua de la cocción de la olla según vayamos viendo cómo va quedando la salsa. Vamos incorporando a la sartén de la salsa las tiras que hemos hecho de las manitas. Removemos y mezclamos bien, ponemos a fuego bajo y cocinamos durante 30 minutos. Cuando haya pasado este tiempo probaremos y rectificaremos de sal si fuera necesario. Este plato lo serviremos muy caliente.

Esta receta de manitas de cerdo guisadas en salsa va muy bien acompañarla con una guarnición de patatas salteadas o como más nos gusten o con unos ricos garbanzos cocidos o sofritos en la sartén. Preparad un buen pan ya que la salsa está muy rica y siempre llama rebañar. Si sobra, al día siguiente está incluso mejor así se asentarán y concentrarán todos los sabores. También se puede congelar y quedará muy bien cuando lo saquemos del congelador. Esta sabrosa receta de manitas de cerdo guisadas en salsa os sorprenderá si nunca la habéis probado. La casquería es una manera muy sana y divertida de comer, sino se han probado nunca estos alimentos estará muy bien darlos una oportunidad.

Te puede interesar

Comentarios