Menú
Clavo

Clavo

El clavo es un condimento difícil de utilizar debido a que se debe tener mucho cuidado con las cantidades que se utilicen a la hora de elaborar un plato. La cualidad que aporta el clavo a las preparaciones culinarias se asemeja a la que aporta la pimienta o la nuez moscada por lo que un exceso de este podrá hacer que el resto de sabores se pierdan por completo. Su árbol es nativo de la India, y su nombre deriva de la forma que tiene el fruto, que recuerda a un clavo. Los clavos son cosechados principalmente en Indonesia y Madagascar. También crece en Zanzíbar, India y Sri Lanka. Los clavos se usan en la cocina enteros o molidos, pero hay que tener en cuenta que su sabor es extremadamente fuerte, por lo que el eso excesivo podría estropear un buen plato. La especia se emplea en toda Europa y Asia, es fumada en un tipo de cigarrillo local de Indonesia llamado kretek, y en algunos cafés del oeste es mezclado con marihuana para elaborar cigarros. En la cultura china, los clavos de olor son usados para elaborar incienso, y también es uno de los ingredientes el incienso judío, conocido como 'qetóret', que se utiliza en el Templo de Salomón. Como pasa con muchas otras especias, el clavo tuvo en el pasado muchos usos medicinales. Los clavos se usan en la India en la medicina Ayurveda, en la medicina tradicional china, la herbolaria occidental y la odontología. El aceite esencial se emplea en aromaterapia cuando se necesitan estimulación.

Recetas con Clavo