Menú
Redondo de cerdo asado
1h y 30min | Baja

Redondo de cerdo asado

El redondo de cerdo es una carne perfecta para asar y que, además, permite muchos acompañamientos. En esta ocasión te traemos un redondo de cerdo con puré de champiñones.

Receta archivada en: Carnes, Verduras y hortalizas, Lácteos, Horno, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

Paso a poso de la receta

  1. Compra el redondo preparado
  2. Aliña el redondo con las especias, la sal y pimienta
  3. Deja macerando toda la noche o, en su defecto, durante unas horas
  4. Pela y corta las patatas en rodajas
  5. Añádelas a la misma bandeja del redondo
  6. Hornea todo durante una hora a 180 grados
  7. Mientras tanto, prepara el puré de champiñones
  8. Sacamos el redondo del horno
  9. Quitamos la redecilla con cuidado
  10. Cortamos en rodajas
  11. Servimos las raciones con la carne, las patatas asadas y el puré de champiñones
  12. Disfruta comiendo esta receta

Receta completa

El redondo no es otra cosa que una preparación de carne, puede ser de ternera o de cerdo. Su nombre hace referencia a que se cocina envuelto en una redecilla para que mantenga esta forma redonda. Se trata de una carne muy sabrosa, por lo que también es perfecta para asar, ya que se va a quedar jugosa, y que además permite muchos acompañantes. Desde Bekia te vamos a proponer una receta de redondo de cerdo asado, con patatas y una mousse de champiñones para acompañar que van a hacer que este plato sea de diez.

Elaboración de la receta de redondo de cerdo asado

Lo primero que te vamos a recomendar es que cuando vayas a comprar el redondo lo compres ya preparado, es decir, envuelto en la redecilla, pues así te ahorrarás ese paso que es un poco complicado y puede llevarte tiempo si no consigues hacerlo bien. Por tanto, compra un redondo de cerdo listo y así podrás cuidar otros detalles de la receta.

Una buena opción para añadir sabor a la carne es echar laurel, tomillo y romeroUna buena opción para añadir sabor a la carne es echar laurel, tomillo y romero

Una vez que tengamos el redondo, lo primero que tenemos que hacer es colocarlo en un bol o bandeja bien grande, que quepa sin problema, para poder aliñarlo al gusto. Es decir, puedes echar sal y pimienta, pero también otros ingredientes o especias. Por ejemplo, una buena opción para añadir sabor a la carne es echar unas hojas de laurel, de tomillo y de romero, así cogerá un sabor muy intenso la carne. Ahora tienes que bañar bien todo el trozo de carne, tanto con aceite de oliva como con vino. Para esto último puedes elegir blanco o tinto, dependiendo de tus gustos, pues la receta acepta sin problemas cualquiera de las dos opciones. Lo ideal sería que dejaras esta preparación macerándose desde la noche anterior a la elaboración de la receta, pero si no te es posible, intenta dejarlo todo el tiempo que puedas, porque cuanto más pase macerándose, más sabor cogerá la carne y, por tanto, mejor resultado tendrá.

Una vez que te dispongas ya a cocinar el redondo, debes poner a precalentar el horno a 180 grados. Mientras va cogiendo calor, lo que debes hacer es lavar y pelar las patatas, para cortarlas en láminas. Ahora las puedes ir colocando en la misma bandeja en la que vas a asar el redondo, así se harán también a la vez las patatas. Colócalas alrededor de la carne. Cuando lo tengas todo dispuesto, puedes añadir el resto del aceite y de especias con las que habías estado macerando (en caso de que lo hubieras hecho en otro recipiente) para que termine de coger sabor en el horno. Después introdúcelo todo al horno durante aproximadamente una hora.

Elaboración del puré de champiñones

Mientras dejamos que la carne se cocina en el horno, vas a aprovechar el tiempo para hacer otra elaboración que va a acompañar a tu plato y que le va a dar ese toque final de lo que es una buena receta. Siempre es necesario un buen acompañamiento, sobre todo en los platos de carne. El redondo es uno de ellos, por lo que vamos a preparar un puré de champiñones que va a quedar completamente integrado con el plato y va a acompañar la receta.

Cuando no haya grumos significará que tenemos la mousse lista para añadirla a nuestro platoCuando no haya grumos significará que tenemos la mousse lista para añadirla a nuestro plato

Quizás lo más clásico, con lo que nunca se falla, es con el puré de patata. Está claro que a todos nos gusta y uno que esté bien hecho va a ser un éxito seguro. Además, recuerda que también hemos horneado unas patatas, para que nadie se quede con las ganas de acompañar la carne con las patatas. En esta ocasión vamos a arriesgar un poco más y vamos a conseguir el mismo resultado con otro tipo de puré. Se trata de una mousse de champiñones y queso, dos ingredientes que acompañar a la perfección a la carne.

Para elaborar la mousse tendremos que empezar por freír los champiñones. Para ello, échalos en una sartén cortados en láminas no muy gruesas, con un poco de aceite de oliva y de ajo picado. Déjalos freírse hasta que estén completamente hechos. Ahora debes añadir el queso de cabra para que comience a derretirse, así como la nata para cocinar. Déjalo a fuego lento para que se derrita del todo y ve dando vueltas a la mezcla. Prueba de sal y si quieres puedes añadir un poco de pimienta. Una vez que esté bien derretido y no muy caliente, lo vamos a verter en una batidora para que los champiñones no se queden sólidos. Cuando no haya grumos significará que tenemos la mousse lista para añadirla a nuestro plato y servirla. Si quieres puedes ayudarte de una manga pastelera.

Servir el redondo de cerdo asado

Una vez que haya pasado el tiempo de asado y nuestro redondo esté listo, tendrás que sacarlo del horno. El siguiente paso que debes hacer es quitar la redecilla que envuelve la carne, para que nadie se la encuentre en el plato. Hazlo con cuidado ya que la carne va a estar muy caliente y te puedes quemar. Cuando lo tengas listo, debes empezar a cortar todo el redondo en rodajas, que no sean muy gruesas pero tampoco muy finas.

Las rodajas del redondo no deben ser ni muy gruesas ni muy finasLas rodajas del redondo no deben ser ni muy gruesas ni muy finas

Ya tenemos todas las elaboraciones preparadas, por lo que llega el momento de servir. Añade dos rodajas de patata a cada plato, aproximadamente, una porción de redondo o dos si las has partido finas, y al lado acompáñalo con un poco de mousse de champiñones. Ahora ya solo queda que comiences a probar esta deliciosa receta de redondo de cerdo al horno.

Te puede interesar

Comentarios