Menú
Croquetas al horno
2 horas 30 minutos | Baja

Croquetas al horno

De jamón, de queso, de bacalao... las croquetas admiten una gran cantidad de ingredientes. En este caso te enseñamos una variante con relleno de pollo que cambia el frito por el horno.

Receta archivada en: Croquetas, Masas y rebozados, Carnes, Horno, Española, Aperitivos

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Pon una sartén a calentar con unas gotitas de aceite de oliva. Salpimienta la pechuga de pollo y, cuando la plancha esté caliente, pon a freír la carne.
  2. Cuando el pollo esté dorado por fuera y perfectamente hecho en el interior, retírala y deja que se enfríe. Luego desmígala y reserva.
  3. Añade 1 vaso de caldo de verduras en una cazuela y ponla a calentar a fuego medio.
  4. Pela y pica la cebolla en pequeños dados y agrégala al caldo cuando este llegue a ebullición.
  5. Cuando la cebolla esté lista y haya adquirido un tono transparente, retírala del caldo con una espumadera y reserva.
  6. Vierte los 500 mililitros de leche entera en la cazuela con el caldo y cuando esté caliente, antes de que rompa a hervir, añade 2 cucharadas de harina de maíz.
  7. Remueve la mezcla con unas varillas hasta que los ingredientes se integren por completo y no queden grumos. Luego añade un poco de nuez moscada, la cebolla pochada y el pollo ya desmigajado que habías reservado al principio, remueve y deja que se cocine el relleno durante 2 minutos.
  8. Una vez pasado ese tiempo, vierte la mezcla en un recipiente limpio y mételo en la nevera durante 2 o 3 horas previamente tapado con un poco de papel film.
  9. Para hacer las croquetas coge un poco de masa con una cuchara y dale forma con las manos. En un plato bate los 2 huevos con un poco de sal y en otro pon un poco de pan rallado.
  10. Pasa las croquetas por el pan rallado, luego por el huevo batido y una segunda vez por el pan. Ve colocándolas en una bandeja de horno forrada con papel vegetal.
  11. Para cocinarlas calienta el horno a 220ºC y, cuando llegue a la temperatura, mete la bandeja con las croquetas.
  12. Cuando hayan adquirido un tono dorado abre el horno y dale la vuelta a las croquetas hasta que se hagan por el otro lado. Luego sácalas del horno y sírvelas.

Receta completa

¿Quién no disfruta comiendo una deliciosa croqueta? Este plato que es tan conocido en la gastronomía española deriva de la 'croquette' francesa y se prepara en todo el mundo con diferentes rellenos. Y es que su contenido admite una gran variedad de ingredientes entre los que se encuentra el jamón serrano, el pollo, el bacalao o el queso. Eso sí, una verdadera croqueta debe tener un relleno cremoso y una capa externa dorada que cruja al morderla. Esto se consigue rebozando la croqueta primero en pan rallado, luego en huevo batido y por segunda vez en pan rallado. El paso final es freírlas en abundante aceite hasta que el adquieran el tono tostado que las caracteriza. Sin embargo, esto puede resultar un problema para aquellos que quieren bajar de peso o comer de forma saludable. Si eres una de esas personas te recomendamos que apuntes bien esta receta: croquetas preparadas al horno.

Elaboración

Para preparar estas riquísimas croquetas de pollo al horno lo primero que hay que hacer es preparar la carne del relleno. Pon a calentar una plancha con unas gotitas de aceite de oliva virgen extra y mientras se calienta adereza la pechuga con sal y pimienta negra molida al gusto. Luego fríela en la sartén hasta que adquiera un tono dorado en el exterior, pero asegúrate de que por dentro está perfectamente cocinada. Cuando esté en su punto, saca el pollo de la sartén y déjala reposar unos 5-10 minutos hasta que se temple y puedas desmigajarla. Luego resérvala.

Para cocinar las croquetas al horno debes calentarlo a 220ºPara cocinar las croquetas al horno debes calentarlo a 220º

A continuación, pon un vaso del caldo de verduras a calentar a fuego medio en una cazuela. Mientras tanto, pela la cebolla y pícala en dados pequeños. En el momento en el que caldo rompa a hervir, añade la cebolla y deja que se cueza hasta que adquiera un tono transparente. En ese momento retira la cebolla del caldo con una espumadera y resérvala para más adelante. Luego vierte los 500 mililitros de leche entera en la cazuela con el resto del caldo y ponla a calentar a fuego medio. Cuando empiece a humear, antes de que llegue a ebullición, incorpora 2 cucharadas de la harina de maíz y remueve con unas varillas hasta que ambos ingredientes se hayan integrado perfectamente y no queden grumos.

El siguiente paso es añadir la nuez moscada, la cebolla pochada y el pollo desmigado en la cazuela con la leche y mezcla bien. Luego deja que el relleno se cocine durante aproximadamente 2 minutos. Una vez pasado el tiempo indicado, pasa la mezcla a un recipiente limpio y cúbrelo con un poco de papel film. Déjalo enfriar dentro de la nevera durante 2 o 3 horas, aunque otra opción es hacer el relleno por la noche para dejarlo reposar hasta el día siguiente. Una vez la mezcla haya reposado ya es el momento de empezar a dar forma a las croquetas. Bate los 2 huevos y agrégales un poco de sal. En otro recipiente espolvorea un poco de pan rallado.

Con una cuchara comienza a coger pequeñas porciones de masa, dependiendo la cantidad del tamaño que quieras que tengan las croquetas. Dales forma con la mano y luego pásalas por el pan rallado. Acto seguido pásalas por el huevo y luego vuelve a rebozarlas en el pan rallado. A medida que las vayas haciendo ve dejándolas en una bandeja de horno previamente cubierta con un poco de papel vegetal o papel de hornear. En el momento en el que hayas acabado con toda la masa, pon a calentar el horno a 220 ºC. Cuando haya alcanzado la temperatura, mete la bandeja con las croquetas y déjalas dentro hasta que compruebes que han adquirido un bonito tono dorado. Luego dales la vuelta y repite el proceso. Entonces ya tendrás tus croquetas de pollo al horno listas para comer... ¡y con bastante menos calorías que las tradicionales! No dudes a la hora de jugar con el relleno, pudiendo elegir aquellos ingredientes que más te gusten, ya que las croquetas al horno también admiten una gran variedad de productos en su masa.

Te puede interesar

Comentarios