Menú
Croquetas de jamón
3 horas | Media

Croquetas de jamón

Las croquetas de jamón serrano probablemente sean una de las tapas más conocidas y más consumidas de la gastronomía española. Ahora no tienes excusa para preparar unas caseras gracias a esta sencilla receta.

Receta archivada en: Croquetas, Carnes, Comida para niños, Sartén, Celebraciones, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

Las croquetas son una de las tapas por excelencia en la gastronomía española y su consumo se ha extendido por todo el mundo. Es por eso que, tras haber compartido la receta para hacer las croquetas de bacalao y haber dado las claves para hacer unas buenas croquetas, os traemos aquí las pautas para hacer unas deliciosas croquetas de jamón serrano. 

Lo primero que debemos hacer es saltear ligeramente el jamón serrano con el fin de potenciar más su sabor. Lo echaremos a la sartén sin ningún tipo de aceite ya que el propio jamón soltará su jugo debido a la grasa que suele tener este productos. Tras apenas unos minutos escurrimos los trozos en unas servilletas de papel para eliminar el exceso de grasa.

Croquetas de JamónEl Jamón está considerado como uno de los alimentos más reconocidos de la cultura gastronómica española

En una sartén u olla ancha, añadimos la mantequilla calentándola a fuego medio-bajo hasta que se derrita completamente. Una vez disuelta añadiremos la harina tamizada y cocinaremos, removiendo de manera constante para que se cocine por completo y no quede ningún grumo. A esa misma potencia iremos añadiendo poco a poco la leche, sin parar de remover la mezcla para preparar la bechamel con la que estarán rellenas nuestras croquetas. Esperamos hasta que la mezcla sea homogénea, añadiendo la leche según la consistencia que se desee y si aún queda harina sin mezclar.

Cuando comience a condensarse la mezcla de harina y leche añadimos sal, pimienta y, si queremos, nuez moscada al gusto. Hay que tener cuidado de no echar mucha sal ya que el jamón serrano es de por sí un producto salado y no queremos que quede excesivamente salada nuestra bechamel. Continuamos removiendo la bechamel procurando que esta no se pegue en el recipiente que estemos utilizando para cocinarla, añadiendo finalmente los trozos de jamón serrano con el fin de que se mezcle bien con la bechamel y esta adquiera su sabor. 

Dejamos enfriar en una superficie lista, extendiendo la bechamel lo suficiente para que pierda el calor más rápidamente. El relleno de la croqueta debe estar bien solidificado por lo que, después de que se enfríe a temperatura ambiente, lo meteremos al frigorífico tapado con papel transparente durante unas horas para que enfríe. La mezcla se puede dejar también de un día para otro.

Para dar forma a las croquetas debemos decidir de qué tamaño queremos que sean. Eso se realiza tomando más o menos cantidad de relleno para, tras pasarlo por harina, comenzar a darle forma a las croquetas. Estas pueden ser redondas, achatadas o la clásica forma del cilindro. Utiliza las manos para crear la forma que se decida y asegúrate que, si quieres que tengan una buena presentación, todas sean homogéneas y de tamaños parecidos. 

Croquetas de JamónLas croquetas son perfectas como entrante tanto como plato principal

Una vez elegida la forma, las bañamos en huevo batido hasta que no quede superficie del relleno sin cubrir. La cantidad de huevo que necesitaremos será proporcional a la cantidad de croquetas que se hagan y también la cantidad que se adhiera a la masa. De normal se utilizará 1 o 2 huevos. Finalmente lo pasamos por pan rallado hasta que quede completamente cubierto y, si quieres que la croqueta quede extra crujiente, puedes repetir estos dos últimos pasos una vez más. 

Para finalizar la preparación, se tendrá que freír las croquetas en abundante aceite caliente hasta que adquieran el tono deseado y una vez hechas, eliminar el excedente de aceite con papel absorbente. ¡Ya tienes listas estas sabrosas croquetas! 

Consejos de preparación

- Hay que tener mucha paciencia haciendo la bechamel, siendo esta la clave para que las croquetas sean perfectas.

- Si quieres puedes cortar los taquitos más grandes de jamón para que haya muchos más repartidos por la bechamel.

- Puedes saltarte el paso de sofreír levemente el jamón antes de añadirlo. 

Te puede interesar

Comentarios