Menú
Ensalada de bogavante
30 minutos | Baja

Ensalada de bogavante

Una ensalada es un plato saludable y buen acompañante para cualquier comida, si se añade un ingrediente tan sabroso como el bogavante sorprenderás a todos los comensales.

Receta archivada en: Ensaladas, Mariscos, Directo al plato, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

  • 3 bogavantes cocidos
  • 1 lechuga bolsa variada
  • 1 pepino grande pelado
  • 1 vaso de aceite de oliva suave
  • 3 tomates maduros y pelados
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de vinagre
  • 1 pizca de sal
  • 2 hojas de eneldo picadas finamente
  • 1 diente de ajo pequeño
  • 1 rebanada de pan del día anterior

Receta paso a paso

  1. Cocer los tres bogavantes, pelar y cortar en forma de medallones.
  2. Remojar la miga de pan en el ½ vaso de aceite de oliva suave.
  3. Pelar y cortar el pepino en láminas muy finas. A continuación, picar finamente las hojas de eneldo. Reservar.
  4. Pelar los tres tomates maduros y el ½ diente de ajo pequeño. Reservar.
  5. Aliñar la lechuga con las 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada de vinagre, un poco de sal.
  6. Añadir a la lechuga aliñada las hojas de eneldo picadas.
  7. Triturar los tomates con la miga de pan remojada anteriormente en el aceite, añadir un poco de sal y el medio diente de ajo, triturar hasta que quede una crema muy ligera, suave y con un color naranja intenso.
  8. Montar la ensalada poniendo en el centro de un plato un puñado de lechuga aliñada, colocar dos láminas de pepino encima, poner unas rodajas y unos trozos de la pinza del bogavante al lado de la lechuga.
  9. Echar un poco de la salsa de tomate sobre el plato al lado del bogavante y decorar con eneldo picado espolvoreándolo sobre la ensalada
  10. .

Receta completa

RECETA COMPLETA

El bogavante es uno de los crustáceos más valorados a nivel gastronómico. Se comercializa vivo, cocido y congelado y la hembra es más carnosa y de mejor sabor que el macho. Desde el punto de vista nutricional, el bogavante es un alimento con un contenido rico en fósforo, selenio, yodo, sodio, y vitamina E y otros nutrientes.

Recuerda que si el bogavante es hembra aportará mejor sabor a tus platosRecuerda que si el bogavante es hembra aportará mejor sabor a tus platos

El fósforo es un mineral que colabora en la mejora de la formación y desarrollo de huesos y dientes, la secreción de leche materna, etc. El selenio es un mineral muy importante en nuestro organismo ya que refuerza la protección contra enfermedades cardiovasculares a la vez que estimula el sistema inmunológico. También actúa como antioxidante, retardando el proceso de envejecimiento celular, a la vez que añade propiedades preventivas contra el cáncer, también ayuda en la actividad de la vitamina E.

El yodo es un mineral que favorece el funcionamiento de los tejidos nerviosos y musculares, así como el sistema circulatorio y colabora en el metabolismo de otros nutrientes, ejerciendo un papel esencial en el adecuado desarrollo de la glándula tiroidea. La vitamina E nos proporciona una acción antioxidante, ayudando a proteger al organismo frente a ciertas enfermedades degenerativas, cardiovasculares y cáncer. Por esto es muy acertado el consumo de este crustáceo.

Elaboración

Lo primero que tenemos que hacer es elegir bien el bogavante. Es mejor que sea hembra ya que su sabor es más delicado y son más carnosas. A continuación, cocemos los 3 crustáceos. Llenamos una olla grande con agua, echamos sal gorda (60 gramos de sal por cada litro de agua) si puede ser marina mejor y un par de hojas de laurel. Ponemos el agua en el fuego y cuando rompa a hervir, introducimos los bogavantes en la olla que les cubra bien el agua. Una vez que vuelva a romper a hervir con el bogavante dentro, esperar 20 minutos y sacarlos de la olla. Cuando estén templados los pelamos bien y los troceamos en forma de medallones, reservamos mientras preparamos los demás ingredientes.

Es fundamental añadir las proporciones adecuadas de cada ingredienteEs fundamental añadir las proporciones adecuadas de cada ingrediente

A continuación, remojamos bien la miga de la rebanada del pan con el ½ vaso de aceite de oliva suave. Lo mejor es utilizar pan del día anterior pero si no tenemos podemos utilizar pan de molde igualando el peso de este al que sería el pan normal. Reservamos. En este punto, pelamos y cortamos el pepino en láminas finas. Picamos también las hojas de eneldo muy fino. Reservamos para usar después.

Pelamos el ½ diente de ajo, hay que tener cuidado de no poner mucho ajo ya que cuando el plato esté frio el sabor del ajo se acentúa más. Pelamos los tomates que han de estar maduros para preparar una crema fina y suave. Reservamos y cuando la miga de pan esté bien remojada la trituramos junto a los tomates, el medio ajo y una pizca de sal. Quedará una crema muy ligera, suave y con un color anaranjado intenso. Probamos y rectificamos si falta algo.

Desde el momento en el que la hagas, la ensalada de bogavante será tu plato estrellaDesde el momento en el que la hagas, la ensalada de bogavante será tu plato estrella

Aliñamos la lechuga para preparar la ensalada, para ello utilizaremos las 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, la cucharada de vinagre y un poco de sal y añadimos las hojas de eneldo picadas.

Para montar esta sabrosa ensalada de bogavante, colocaremos en el centro de un plato bajo un montoncito de lechuga aliñada y encima situaremos dos láminas de pepino. Al lado de la lechuga colocaremos unas rodajas y unos trozos de la pinza del bogavante. Podemos pintar una línea con el salmorejo o podemos echar una cucharada al lado del bogavante, decoraremos espolvoreando eneldo picado sobre la ensalada y el plato.

Aunque es una ensalada sencilla de preparar siempre es una elegante opción para celebraciones con familiares, amigos, etc. o simplemente para hacer de un día normal un día más especial. Bon appetit!

Te puede interesar

Comentarios