Menú
Pipirrana
15minutos | Baja

Pipirrana

Este delicioso plato tradicional de la zona de Andalucía es una especie de ensalada echa de tomate, pimiento, cebolla y huevo. Llena de sabor, la pipirrana es perfecta para refrescarse durante el verano.

Receta archivada en: Ensaladas, Cocina rápida, Andaluza, Platos principales

Ingredientes para Menos 1 Más personas

Receta paso a paso

  1. Pon a cocer los huevos llenando una cazuela con agua y con un poco de sal y poniéndola a calentar a fuego medio. Cuando rompa a hervir, echa los huevos.
  2. Deja que los huevos se cuezan durante 10 minutos y luego retira la cazuela del fuego y ponla debajo del agua fría del grifo para romper la cocción. Reserva para que se atemperen.
  3. Lava los 6 tomates y pícalos en pequeños dados. Échalos en un recipiente grande o en una ensaladera.
  4. Haz lo mismo con los 2 pimientos verdes italianos, asegurándote de quitar bien las pepitas y en pedúnculo, y con las 2 cebolletas. Incorpora al tomate.
  5. Pela los huevos y pícalos, añadiéndolos al resto de los ingredientes.
  6. Pela y pica los ajos en láminas muy finas y agrega al recipiente junto a la lata de ventresca de atún bien escurrida, ingrediente que es opcional.
  7. Remueve para que todos los ingredientes se integren y aliña con un chorrito de vinagre de Jerez y un poco de aceite de oliva virgen extra. Sazona con un poco de sal al gusto y vuelve a mezclar.
  8. Mete la pipirrana en la nevera durante un par de horas antes de servir.

Los ingredientes de la pipirrana son todos frescos e ideales para el veranoLos ingredientes de la pipirrana son todos frescos e ideales para el verano

Receta completa

La pipirrana, también conocida como pipirrana, es un plato que se suele preparar tradicionalmente en la zona de Andalucía, así como en Murcia, Extremadura o Ciudad Real. Se trata de una especie de ensalada cuyos ingredientes básicos son muy similares a los del gazpacho: cebolla, tomate, pimiento y pepino. En Málaga es tradicional acompañarlo también con pulpo o con huevas de pescado cocidas, mientras en que Jaén se come mojando trozos de pan. La pipirrana se puede servir también como acompañamiento de diversos pescados, carnes o mariscos. Es decir, se trata de una receta de la cocina tradicional española que, como ocurre con muchas otras, se ha extendido por parte de la península y cada zona lo ha adaptado a sus costumbres y productos locales. A continuación, te explicamos cómo hacer una pipirrana al estilo de Jaén para chuparse los dedos.

Elaboración de la pipirrana

Lo primero que deberás hacer para preparar esta receta de pipirrana es cocer los 2 huevos. Para ello, llena una cazuela pequeña con agua y un poco de sal y ponla a hervir a fuego medio. Cuando rompa a hervir, mete los huevos con la ayuda de una cuchara para que no se rompan al chocar con el fondo. Deja que se cueza durante 10 minutos y luego corta la cocción retirando la cazuela del fuego y poniéndola bajo el agua fría del grifo. Reserva los huevos mientras se templan.El siguiente paso es lavar los 6 tomates y cortarlos en pequeños dados, echándolos a continuación en un bol grande o ensaladera.

Ventresca de atún o pulpo, ambos son una buena opciónVentresca de atún o pulpo, ambos son una buena opción

A continuación, haz lo mismo con los 2 pimientos verdes italianos, picándolos y asegurándote de quitar bien las pepitas y el pedúnculo. Pela y pica también las 2 cebolletas y añádelas a al bol con el pimiento y el tomate. Ahora que los huevos ya se habrán enfriado, quítales la cáscara y pícalos al igual que el resto de las verduras. Por último, pela y lamina muy finamente los 2 dientes de ajo que deberás incorporar al resto de los ingredientes de la pipirrana junto a la lata de ventresca de atún escurrida (ingrediente que es opcional). Ahora ya tendrás lista la pipirrana y tan solo quedará removerla para que todos los ingredientes se mezclen y aliñarla. Para ello echa un chorrito de vinagre de Jerez por encima y de aceite de oliva virgen extra. Por último, sazona con sal al gusto y vuelve a mezclar. Antes de servirlo deberás dejar que se enfríe en la nevera durante un par de horas. ¡Luego ya podrás disfrutar de este delicioso plato lleno de sabor mediterráneo!

Te puede interesar

Comentarios