Menú
Canelones vegetales
25 minutos | Baja

Canelones vegetales

Si te gustan los canelones pero no quieres que tengan carne y prefieres que sean de vegetales, ¡disfruta!

Receta archivada en: Verduras y hortalizas, Horno, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

 
INGREDIENTES:  
-12 láminas para canelones  
-1 puerro  
-1 calabacín  
-2 zanahorias  
-2 cebolletas  
-2 hojas de espinacas  
-1 corazón de alcachofa  
-2 tomates maduros  
-1 berenjena  
-queso parmesano rallado  
-15 gramos de harina blanca  
-½ litro de leche  
-nuez moscada  
-pimienta negra  
-15 gramos de azúcar blanco  
-50 gramos de mantequilla  
-aceite virgen  
-sal  
 
La comida italiana siempre es un acierto. Sobre todo si tenemos invitados en casa o como plato principal para servir a los más pequeños. Una alternativa a esas recetas tradicionales repletas de tomate frito y carne picado o atún es preparar unos canelones vegetales, donde poder combinar unas cuantas variedades de hortalizas sin perder la esencia de los anteriores. 
 
 
Con unas 12 láminas tendremos suficiente para cuatro personasCon unas 12 láminas tendremos suficiente para cuatro personas
Las láminas de pasta para los canelones son las mismas que se utilizan para preparar lasaña, por lo que no será difícil encontrar el que más nos guste en el supermercado. Con unas 12 láminas tendremos suficiente para cuatro personas, aunque si vamos a servirlos sin ningún otro acompañamiento o plato más ligero, podemos aumentar el número de canelones por cabeza.  
 
Para poder manipularlos después con soltura y que no se nos rompan, herviremos agua en un cazo y añadiremos un poco de aceite y una pizca de sal. Como si se tratara de macarrones o espaguetis, estas láminas son pasta que debe cocerse previamente para que tengan un mayor sabor y la textura adecuada. Con unos cinco minutos habrá suficiente, aunque todo depende del fabricante que sea.  
 
Una vez tengamos la pasta lista para los canelones, los escurriremos y les daremos una pasada de agua fresca. De esta manera terminaremos de eliminar los residuos de las láminas y conseguiremos que no quemen tanto. Colocaremos estas bases sobre un paño limpio y con un poco de papel por encima de cada una, para que la humedad sobrante se absorba. Dejaremos que reposen y se enfríen un poco.  
 
Mientras tanto, iremos preparando las verduras. Lavamos y picamos todas las piezas: los dos tomates, el puerro, las hojas de espinaca, las zanahorias, las cebolletas, la berenjena, el calabacín y el corazón de alcachofa. Todos ellos deben ser frescos. Cuando estén escurridos, los rehogamos en una sartén con aceite durante un par de minutos.  
 
A la mezcla de hortalizas añadiremos una pizca de sal y removeremos bien. También cabe echar una cucharada de azúcar blanco, en el caso de introducir algunas piezas como la berenjena para restarle la acidez, y pimienta negra molida al gusto. Removeremos todo de nuevo y dejaremos que se doren y suelten un poco de jugo, pero sin que se quemen o se torren más de lo necesario, ya que luego se seguirán cocinando en el horno.  
 
Reservaremos las verduras y haremos la bechamel, para tenerla lista una vez coloquemos todo lo demás. Para ello hay dos pasos en los cuales se requieren los mismos ingredientes. Uno de ellos consiste en rehogar la harina en dos cucharadas de aceite. Después se irá vertiendo la leche poco a poco y sin dejar de remover, seguida de la nuez moscada.  
 
Los canelones los cerramos haciendo rollosLos canelones los cerramos haciendo rollos
Para tenerla caliente y recién hecha nosotros optamos por otra manera más sencilla y tradicional de prepararla. Este método consiste en calentar un par de cucharadas de mantequilla en un cazo y añadir el medio litro de leche. Dejamos que se caliente, pero sin que llegue a hervir, y añadimos poco a poco el harina sin dejar de batir el contenido. Mezclamos también la nuez moscada antes de sacarlo del fuego y listo.  
 
Una vez tengamos las tres partes listas, sobre una bandeja de horno con papel especial y la mantequilla restante para engrasar la base. Colocamos la pasta en esta base y rellenamos cada lámina con las verduras cocinadas. Podemos añadir un poco de bechamel dentro de cada canelón, cuando le ponemos el relleno.  
 
Los canelones los cerramos haciendo rollos y vertemos la bechamel por encima de cada uno de ellos. Espolvoreamos el queso parmesano rallado por encima y dejamos que se calienten unos 5 minutos, ya que la pasta ya está cocida de antes y las verduras rehogadas.  
 

Consejos de preparación

Como consejo a la hora de cocinar es que pueden añadir un vaso de vino blanco a la cocción de las verduras, para que le de un toque de sabor distinto al habitual. También puedes combinar cuantas verduras quieras, eso sí, ten en cuenta que no puede quedar muy pesado, ya que la bechamel y la pasta forman un tándem que llena bastante. Además, lo que sobre de las verduras se puede utilizar para otro tipo de recetas caseras deliciosas.

Te puede interesar

Comentarios