Menú
Sopa moruna
80 minutos | Media

Sopa moruna

Este plato de cuchara de origen marroquí es muy característico por su sabor intenso gracias a la mezcla de ingredientes como el jengibre, la cúrcuma, apio y pimienta negra.

Receta archivada en: Sopas y cremas, Carnes, Guisos, Marroquí, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

La sopa moruna o harira marroquí es un plato muy conocido del norte de África. Se trata de una sopa a base de tomate. Alcanza el estatus de emblemática al final del Ramadán ya que no puede faltar en ninguna mesa al finalizar el ayuno. Tiene un sabor muy intenso y característico. Puede que sea una receta bastante laboriosa pero es un plato que merece la pena. Si no la habéis probado ya, aprovechad esta receta y animaos a prepararla. ¡Está tan buena que es imposible que os arrepintáis!

Elaboración de la sopa moruna

En una olla exprés añadimos: la carne, los garbanzos, las lentejas, la cúrcuma, pimienta negra y jengibre, la 1/2 de la cantidad del perejil, del apio, 1/3 del cilantro y la cebolla rallada. Cubrimos los ingredientes con agua (para esta cantidad suelen ser necesarios 3 litros) y ponemos la olla a fuego medio hasta que empiece a hervir. Troceamos los tomates en otra olla, los cubrimos con agua y dejamos que se cuezan a fuego medio unos 10 minutos con la tapa puesta. Cuando el contenido de la olla exprés ya ha entrado en ebullición la cerramos y dejamos que se cocine durante otros 20 minutos.

La sopa moruna se caracteriza por su sabor intensoLa sopa moruna se caracteriza por su sabor intenso

Si vemos que le falta agua la añadimos. Trituramos los tomates y los pasamos por un colador o chino para eliminar las pepitas y restos de piel (no los hemos pelado antes para conversar el color rojo intenso). Pasados los 20 minutos, añadimos la mezcla colada de tomate a la olla exprés. Disolvemos la harina poco a poco en agua fría hasta que queda bien integrada.

No debe quedarnos una mezcla espesa. De todas formas, para librarnos de todos los grumos es importante que la pasemos por un colador como hicimos con el tomate. Mientras el contenido de la olla está hirviendo, añadimos la harina disuelta poco a poco removiendo bien. El objeto de este paso es que la sopa nos quede más espesa. Dejamos que continúe la cocción durante unos 30 minutos mientras vamos removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue. Mientras hierve preparamos el tomate concentrado añadiéndole un poco de agua para que no esté tan líquido. Lo añadimos a la olla que se está cociendo. Cuando queden un par de minutos de cocción (al total de 30 que habíamos dicho) añadimos los fideos, el cilantro sobrante, el apio y perejil. Se hace así para que el olor y sabor de estas hierbas sea más intenso.

Te puede interesar

Comentarios