Menú
Harcha marroquí
1h | Baja

Harcha marroquí

La gastronomía marroquí cada vez tiene más adeptos y no es para menos. Descubre esta receta y también te convertirás en un fan de la comida marroquí.

Receta archivada en: Cereales, Horno, Marroquí, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

  • 350 gramos de sémolas fina (de trigo)
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 tarrina de levadura química
  • 100 gramos de mantequilla fundida
  • 150 mililitros de leche (a temperatura ambiente)

Receta completa

Cada vez son más las personas que aparte de la cocina tradicional, buscan probar otro tipo de comidas diferentes. La gastronomía marroquí es una de las que más adeptos tiene y es que cuenta con platos y recetas realmente interesantes. En esta ocasión te voy a enseñar a elaborar uno de los dulces más típicos de dicha zona y que puedes hacer cuando tú quieras.

La harcha marroquí es un tipo de dulce que suele comerse de manera habitual en la época del Ramadán La harcha marroquí es un tipo de dulce que suele comerse de manera habitual en la época del Ramadán 
La harcha marroquí es un tipo de dulce que suele comerse de manera habitual en la época del Ramadán aunque es perfecta para tomarla durante el desayuno o a media tarde. Se trata de pequeños panecillos que son muy sencillos de hacer a base de sémola de trigo y que pueden recordar a las famosas tortitas de toda la vida. La harcha marroquí es un producto que se puede encontrar en cualquier panadería marroquí y aunque las más típicas son las de azúcar, las puedes degustar también con chocolate. Si quieres elaborar esta sencilla receta, no pierdas detalle de los ingredientes que vas a necesitar para elaborar la harcha y ponte manos a la obra con ella. 

Elaboración de la harcha marroquí

Si te animas a hacer la receta de harcha marroquí, lo primero que debes hacer es coger un bol y mezclar en el mismo la sémola de trigo junto con el azúcar y la levadura. Acto seguido debes añadir la mantequilla fundida y remover bien con la ayuda de una cuchara de madera. La masa debe de ser parecida a la de las galletas por lo que debes remover hasta conseguir que la masa sea homogénea. Seguidamente añade la leche y vuelve a mezclar todo bastante bien. Deja reposar la mezcla durante unos 10 minutos para que la sémola consiga absorber toda la mantequilla y la leche. 
Acto seguido coge un poco de sémola de trigo y espolvorea sobre la superficie de trabajo para que puedas trabajar con la masa en perfectas condiciones. Coge la masa y empieza a estirarla hasta darle el grosor que quieras. Lo más aconsejable es que los panecillos tengan de 1,5 a 2 cm de grosor para que no se rompan a la hora de trabajar con las mismos. Una vez tenga la masa perfectamente estirada, coge un cortador de galletas o el culo de un vaso y ve haciendo las harchas. 
Cuando tengas cortada toda la masa, pon a calentar un poco de aceite en una sartén que sea antiadherente. Una vez esté el aceite bien caliente, debes echar las harchas para que se hagan y tengan consistencia. Con 5 minutos por cada lado es más que suficiente para ello. Ya sólo queda servir los panecillos y desgustar unas deliciosas harchas marroquíes que harán las delicias de todos. A la hora de comerlas puedes optar por espolvorear un poco de azúcar por encima y acompañar las mismas con un poco de mermelada, miel o queso fresco. 
[img=Se trata de una receta perfecta para tomar el fin de semana ya sea desayunando o en la merienda]https://img.bekia.es/cocina/0000/142/2.jpg[/img]
Se trata de una receta perfecta para tomar el fin de semana ya sea desayunando o en la merienda. Si tienes invitados y quieres sorprenderlos con un dulce diferente y original, no dudes en elaborar este plato de harcha marroquí.  

Consejos de preparación

Como has podido ver, se trata de una receta bastante fácil de hacer y que podrás elaborar sin ningún tipo de problema. Si estás buscando algo original y que sorprenda a todos, no busques más ya que la harcha marroquí es ideal para poner la guinda a cualquier comida o cena entre amigos.

Te puede interesar

Comentarios