Menú
Olla podrida
60 minutos | Baja

Olla podrida

Disfruta de un plato de carne lleno de ingredientes, un guiso muy rico para esos días en los que el frío azota la calle.

Receta archivada en: Carnes, Sopas y cremas, Española, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Recuerda que el primer paso es poner en remojo las alubias y se tiene que hacer con un día de antelación a realizar la receta
  2. Si quieres también puedes poner en remojo los ingredientes del cerdo, a excepción de la morcilla y el chorizo
  3. Ponemos a cocer las alubias, junto al puerro, zanahoria y cebolla
  4. Ponemos a cocer también los ingredientes que tenemos del cerdo, es decir, la pata, oreja, rabo y costillas
  5. Cuando haya pasado media hora echamos estos últimos ingredientes a las alubias y vamos añadiendo su caldo poco a poco
  6. Dejamos que vaya cociendo todo a fuego lento
  7. Cuando casi estén listas las alubias, sacamos de la olla las verduras junto con unas pocas alubias
  8. Trituramos estos elementos y los volvemos a incorporar a la cazuela
  9. Por último, añadimos la morcilla y el chorizo y dejamos 10 minutos más, aproximadamente
  10. Ahora es el momento de preparar el relleno
  11. Mezclamos la miga de pan picada, con los huevos batidos, el ajo, el perejil y un poco de sal
  12. Le damos forma (puedes elegir cómo) y los freímos en aceite bien caliente
  13. Los incorporamos a la cazuela con el resto de ingredientes y dejamos un par de minutos más
  14. Servimos en un plato o cazuela de barro preferiblemente

Receta completa

Aunque su nombre no suene todo lo apetecible posible, la olla podrida es una de esas recetas tradicionales, llenas de sabor y que tanto gusta. Su nombre solo hace referencia al recipiente en el que se cocina. Es un plato parecido al cocido tradicional, aunque su sabor es más potente. Es originario de la cocina española y ya se cocinaba desde muchos años atrás, desde la Edad Media. La receta que te vamos a describir a continuación no es muy compleja, aunque es cierto que requiere ir haciendo varios pasos durante el cocinado. Con esto queremos decir que no puedes poner a cocer las alubias y olvidarte de ello hasta pasado un tiempo. Entre medias tendrás que ir preparando otras cosas que tendrás que ir añadiendo. A pesar de ello, es algo sencillo, pero si es verdad que el tiempo de elaboración es bastante elevado.

Elaboración

Lo primero que debes hacer es recordar que la elaboración del plato comienza un día antes de lo normal. No te asustes, simplemente significa que las alubias rojas tienen que ponerse en remojo la noche de antes del cocinado, como ocurre con casi todas las legumbres (garbanzos o lentejas, por ejemplo). Por tanto, mételas en una cazuela, lávalas bien un par de veces y después déjalas en remojo hasta que el agua las cubra bien a todas. Puedes hacer el mismo procedimiento con los ingredientes del cerdo y dejarlos en otra cazuela con agua, aunque no sería tan imprescindible como con las alubias.

Acompaña este plato con pan rústicoAcompaña este plato con pan rústico

Pasamos ya al mismo día en que vamos a preparar la receta de olla podrida. En la misma cazuela y con el mismo agua de la noche anterior ponemos a cocer las alubias, aunque añadimos también la cebolla, el puerro y la zanahoria. Recuerda que el agua tiene que cubrirlo ligeramente todo. Un truco que te vamos a proponer es que asustes un par de veces a las alubias, algo que se hace normalmente con este ingrediente debido a su almidón. Esto es algo muy sencillo y consiste en echar un vaso de agua fría a la cocción.

Por otro parte, cogemos otra cazuela y ponemos a cocer las partes del cerdo, esto son la pata, la oreja, el rabo y las costillas. Acuérdate de dejar sin echar la morcilla y el chorizo, que lo incorporaremos más adelante. Haz esto con un agua diferente del que han estado toda la noche en remojo. Cuando haya pasado alrededor de 30 o 40 minutos puedes pasar estos ingredientes a la cazuela de las alubias. Añádelo todo pero el caldo deberás ir incorporándolo poco a poco, según te lo vaya pidiendo la propia cocción de la olla podrida.

Apunta lo siguiente ya que se trata de un truco para dar más sabor a esta receta. Te recomendamos que separes unas cuantas alubias con un poco de verdura a un plato. Hazlo cuando casi estén cocidas y, separadas, tritúralo bien. Una vez hecho, vuelve a añadir esta mezcla a la cazuela, así dará espesor y sabor. Por último, añadimos los ingredientes que no habíamos incorporado antes. Se trata de la morcilla y el chorizo y lo dejamos cociendo otros 10 minutos, aproximadamente. Mientras tanto, vamos a preparar el relleno, que te lo contamos a continuación.

Este plato lleva muchos ingredientesEste plato lleva muchos ingredientes

Elaboración de la olla podrida

El relleno es imprescindible en esta receta, ya que sino la olla podrida estaría incompleta. Es muy fácil de hacer. El primer paso es batir los huevos, al que vamos a añadir la miga de pan triturada, el ajo y un poco de sal y perejil. Mezclamos y aplastamos todo bien, para que se junten los sabores. A continuación, con unas cucharas vamos a ir dando forma al relleno. Puedes elegir en forma de buñuelos o tortilla, pues no va a influir en el sabor. Ponemos una sartén con aceite abundando a calentar y cuando esté a alta temperatura vamos añadiendo nuestros rellenos. Cuando estén fritos los añadimos a la olla en la que tenemos el resto de ingredientes que componen nuestro plato.

Ya tenemos todo listo, ha pasado el tiempo suficiente de cocción, por lo que podemos comenzar a emplatar. En este sentido hay dos opciones. Por un lado, puedes servir las alubias con caldo en un plato y añadir el resto de ingredientes en otro recipiente. La otra opción es servir todo junto, es decir, un cazo de alubias y caldo, un poco de verdura y un trozo de cada parte del cerdo o, al menos, del chorizo y la morcilla. Que no se te olvide añadir también el relleno para acompañar a esta receta de olla podrida.

Te puede interesar

Comentarios