Menú
Arroz con liebre
2 horas y 40 minutos | Media

Arroz con liebre

Este plato es uno de los más típicos dentro de la gastronomía castellana. Y es que la carne de liebre no sólo es muy saludable y sin apenas grasa, sino que da un toque único a este arroz meloso.

Receta archivada en: Arroces, Carnes, Verduras y hortalizas, Guisos, Española, Platos principales

Ingredientes para Menos 8 Más personas

Receta paso a paso

Receta paso a paso

  1. Cubre el fondo de la olla exprés con 5 cucharadas de aceite de oliva e incorpora la cebolla y el ajo muy picados.
  2. Echa los pimientos troceados y sazona con las especias. Deja que se cocine todo durante unos minutos.
  3. Añade la liebre y rehoga todo removiendo con una cuchara de madera.
  4. Incorpora el tomate frito y, pasados unos minutos, un vaso de agua.
  5. Pon la tapa y deja cocer en la olla exprés durante 20-25 minutos.
  6. Pasado el tiempo, prueba el punto de la carne y si está muy dura deja en el fuego durante unos minutos más.
  7. Para preparar el caldo del arroz pon el agua en una cazuela grande y echa en ella los huesos de la liebre.
  8. Incorpora la media cebolla partida por la mitad, los dientes de ajos pelados y enteros, las hojas de laurel y una cucharada de sal.
  9. Cuando rompa a hervir deja el caldo a fuego medio durante 45 minutos.
  10. Cuando esté listo, cuela el caldo y ponlo en otra cazuela grande. Añádele la liebre ya guisada y deja que se cocine todo a fuego medio-alto.
  11. En el momento en el que empiece a hervir, baja el fuego e incorpora el arroz. Déjalo a fuego medio-bajo durante aproximadamente 15 minutos.
  12. Rectifica el punto de sal, añade más agua si fuera necesario y tras 5 minutos más al fuego, retíralo y sírvelo.

Receta completa

La receta de hoy es un plato muy típico de la gastronomía española, ya que la liebre puede encontrarse en varias de las recetas estrellas de nuestro país como es el caso de la liebre en salsa de vino o la libere a la cazadora. Este animal, que se diferencia del conejo en que es un poco más grande y con las patas más largas, es un poco más difícil de encontrar en la carnicería o el supermercado. Sin embargo, muchas tiendas te ofrecen la oportunidad de encargarla, y si no siempre puedes acudir a tiendas especializadas o adquirirla a través de Internet. Eso sí, cuando la compres asegúrate de que la pieza viene pelada y deshuesada, pues son tareas que no suelen ser del agrado de mucha gente.

La carne de liebre es muy saludable pero también bastante fibrosaLa carne de liebre es muy saludable pero también bastante fibrosa

Una de las claves de la carne de liebre es que apenas tiene grasa y su aporte calórico es de aproximadamente 114 calorías por cada 100 gramos. Por lo tanto, se trata de un producto perfecto para aquellas personas que quieran mantener su figura o perder peso. El problema es que su carne, además de ser muy saludable, también es bastante fibrosa. Por lo tanto, lo mejor es cocinar el guiso un día antes de hacer el arroz para que la carne se ablande. A continuación, te mostramos cómo hacer un rico arroz con liebre.

Elaboración

Para preparar el guiso de liebre, lo mejor es que en la carnicería pidas que te la partan en trozos no demasiado grandes. Tampoco te olvides de llevarte los huesos cuando te la limpien, ya que los necesitarás para elaborar el caldo del arroz. Primero pica muy bien la media cebolla y los ajos y échalos en la olla junto a 4 o 5 cucharadas de aceite de oliva. Deja que se rehogue todo y remueve de vez en cuando. A continuación, trocea el pimiento rojo y el verde y sazona con la hoja de laurel, el perejil, el tomillo, la pimienta y la sal. Deja que se cocine todo junto durante un par de minutos.

Después incorpora la liebre troceada y deja que se sofría durante unos minutos. Haz lo mismo con la salsa de tomate. Por último, añade un vaso de agua y tapa la olla exprés. Cuando el guiso ya lleve cociéndose aproximadamente 25 minutos, abre la olla y comprueba el punto de la carne. Como ya hemos dicho, la carne de liebre es bastante dura, por lo que si ves que le falta un poco más de tiempo no dudes en dejarla cocinándose un poco más. Cuando ya consideres que la carne está en su punto exacto, retírala del fuego y resérvala.

Para hacer este plato pide en la carnicería que te partan la liebre en trozos no demasiado grandesPara hacer este plato pide en la carnicería que te partan la liebre en trozos no demasiado grandes

Ahora es el momento de empezar a preparar el arroz y para ello necesitarás elaborar primero un caldo para que el plato tenga mucho sabor. En una cazuela grande vierte los 3 litros de agua y añade los huesos de liebre. A continuación, parte la media cebolla en dos e incorpórala al caldo. Por último, echa los 8 dientes de ajo pelados y enteros, las hojas de laurel y 1 cucharada de sal. Deja el caldo en el fuego hasta que empiece a hervir, dejándolo durante 45 minutos más a fuego medio. Finalmente tendrás un sabroso caldo de liebre que será el fondo para tu plato.

Para empezar a preparar el arroz con liebre, lo primero que tendrás que hacer es colar el caldo. Necesitarás aproximadamente 2 litros y medio, que tendrás que echar ya colado en una cazuela grande. A continuación, añade también la liebre guisada que ya tenías preparada y pon todo a calentar a fuego medio-alto. Cuando llegue a ebullición, baja el fuego y añade los 800 gramos de arroz. Deja que se cocine a fuego medio-bajo durante 15 minutos. Cuando haya pasado el tiempo indicado, prueba para rectificar de sal y deja el arroz cocinarse otros 5 minutos hasta que esté en su punto. Aunque no se trata de un arroz caldoso, éste tampoco debe estar seco. Por eso, si ves que se te ha evaporado demasiado caldo no dudes en añadir un poco más de agua para que quede jugoso. Ahora ya solo te queda servírselo a tus invitados recién hecho y recibir sus felicitaciones.

Te puede interesar

Comentarios