Menú
Alubias con almejas
180 minutos | Media

Alubias con almejas

Esta receta es uno de los platos estrellas de la gastronomía asturiana, un guiso saciante y lleno de sabor que es perfecto para entrar en calor durante estos meses de invierno.

Receta archivada en: Legumbres, Mariscos, Pescados, Guisos, Platos principales

Ingredientes para Menos 6 Más personas

Receta paso a paso

  1. Deja las alubias a remojo en agua fría durante toda la noche.
  2. Mete las almejas en agua fría con sal aproximadamente 3 horas antes de empezar a cocinar, cambiando el agua varias veces.
  3. En una cazuela baja añade las alubias ya hidratas y cúbrelas con el caldo de pescado.
  4. Cuando rompa a hervir, añade la cebolla cortada en 2, 3 dientes de ajo pelados y el pimiento verde.
  5. Diluye el azafrán en un poco de caldo e incorpóralo al guiso junto a una cucharada pequeña de pimentón cuando éste lleve 30 minutos a fuego alto.
  6. Baja la temperatura y sazona con un poco de sal. Mejor si quedan un pelín sosas.
  7. Deja que las alubias se cuezan a fuego lento durante 2 horas, removiendo con una cuchara de madera.
  8. Cuando haya pasado la mitad del tiempo de cocción, saca la cebolla, el ajo y el pimiento y tritúralo con una batidora junto a un poco de caldo. Vuelve a incorporar a la olla.
  9. Durante las 2 horas, añade un poco agua fría en 2 ocasiones para 'asustar' a las alubias.
  10. Una vez haya pasado el tiempo de cocción prueba las alubias y, si están tiernas, retíralas del fuego y deja que reposen.
  11. Comienza a preparar las almejas lavándolas con agua fría.
  12. Dora con un poco de aceite 1 diente de ajo junto a una guindilla picada. Luego, a fuego alto, incorpora las almejas y remueve.
  13. Pasados unos segundos incorpora el vino blanco y deja que hierva.
  14. Cuando rompa a hervir, tapa durante 2 minutos para que las almejas se abran.
  15. Incorpora las almejas y el caldo de hervirlas ya colado a la olla con las alubias.
  16. Rectifica el punto de sal y sírvelas en platos hondos.

Receta completa

Receta completa

Ahora que el invierno ya está aquí definitivamente y con él las bajas temperaturas, no hay nada que apetezca más que un buen plato caliente a la hora de comer. Y a la hora de hablar de guisos y potajes, los asturianos son unos auténticos maestros cuando se trata de cocinar sus famosas fabes. Tanto es así que la receta de hoy viene directamente de la provincia asturiana y que mezcla el sabor de la tierra con el del mar. Pero las alubias (fabes) con almejas no sólo es uno de los platos estrellas de la cocina tradicional de Asturias, sino que actualmente ya es conocido en todo el mundo. Así que, si quieres sorprender a tu familia con un delicioso y saciante guiso, no te pierdas todas las claves que te damos a continuación.

Este plato es ideal para las estaciones fríasEste plato es ideal para las estaciones frías

Elaboración

Lo primero y más importante que hay que hacer a la hora de preparar este plato es poner en agua fría las alubias durante toda la noche. Este paso es muy importante porque las alubias, como muchas otra legumbre, son semillas secas. Hidratarlas antes de cocinarlas es esencial no sólo para ablandarlas, sino también para reducir el tiempo de cocción y que éstas sean más digestivas a la hora de comerlas. Después de que hayan pasado al menos 12 horas a remojo, escurre bien las alubias con la ayuda de un colador. En cuanto a las almejas, éstas también hay que lavarlas y prepararlas alrededor de 3 horas antes de comenzar a cocinar para así eliminar toda la arena que puedan llevar dentro. Para ello, ponlas a remojo con una buena cucharada de sal gorda. Conviene cambiarles el agua 2 o 3 veces, cuando veamos que el fondo ya tiene bastante arena acumulada.

Para empezar a preparar esta receta de alubias con almejas, coge una cazuela baja y ancha y pon en ella los 500 gramos de alubias ya hidratadas. A continuación, incorpora el caldo de pescado o marisco hasta que éste cubra 2 o 3 dedos por encima de las habas. Luego añade un buen chorro de aceite de oliva virgen extra y remueve para que todos los ingredientes se mezclen. Pon todo a calentar a fuego alto. Mientras el caldo se calienta, pela la cebolla y córtala a la mitad. Pela también 3 dientes de ajo. Cuando el fumet que está en la olla rompa a hervir, incorpora los 2 trozos de cebolla, los dientes de ajo sin piel y el medio pimiento verde. Deja que todo cueza durante aproximadamente 30 minutos y, si ves que empieza a salir espuma, retírala con la ayuda de una espumadera. Mientras tanto, coge un poco del caldo en un recipiente pequeño y diluye en él las 5 hebras de azafrán.

Cuando hayan pasado los 30 minutos, incorpora el líquido con el azafrán ya diluido a la olla. Agrega también una cucharada pequeña de pimentón dulce y, si quieres, también puedes echar un poco de pimentón picante. A continuación, baja el fuego y sazona con sal al gusto. Eso sí, lo mejor es que dejes el caldo más bien soso ya que las almejas de por sí ya son saladas y el punto de sal se puede rectificar más tarde. Ahora tendrás que dejar que las alubias se cocinen lentamente durante 2 horas a fuego bajo y removiendo de vez en cuando con una cuchara de palo para evitar que éstas se rompan y desmenucen. Durante estas 2 horas de cocción tendrás que echar agua fría en la olla 2 veces. Esto es lo que se conoce como 'asustar' a las alubias y lo que hace es interrumpir el hervor para que se cocinen perfectamente en su punto. A mitad de cocción, cuando haya pasado 1 hora, retira la cebolla, el ajo y el pimiento del interior de la olla. Pon todo junto en un recipiente pequeño, incorpora un poco de caldo y tritura con una batidora. Luego vuelve a introducir la mezcla triturada de vuelta a la olla en el fuego.

Prueba esta riquísima receta que te apasionará desde el primer bocadoPrueba esta riquísima receta que te apasionará desde el primer bocado

Cuando hayan pasado las 2 horas, prueba las alubias para comprobar que están tiernas. Si lo están, retíralas del fuego y deja que reposen mientras preparas las almejas al vapor. Lávalas en agua fría y resérvalas. Luego pela y pica 1 diente de ajo y échalo en una cazuela a fuego bajo-medio con un chorrito de aceite. También puedes añadir la cayena o guindilla muy picada si quieres darle ese toque picantillo al guiso. Cuando el ajo esté dorado, sube el fuego e incorpora las almejas sin dejar de remover. Tras unos segundos, agrega los 125 mililitros (medio vaso) de vino blanco y deja que repose todo hasta que llegue a ebullición para que se evapore el alcohol. Cuando rompa a hervir, tapa la cazuela y deja que las almejas se cuezan durante 2 minutos. Cuando la abras comprobarás que éstas se han abierto, por lo que ya podrás incorporarlas al guiso de alubias junto al agua en las que han hervido previamente colada. Vuelve a probar el punto de sal y rectifica si fuera necesario. Por último, sirve el guiso en platos hondos y deja alucinados a tus invitados con estas deliciosas habas con almejas.

Te puede interesar

Comentarios