Menú
Crema de garbanzos
50 minutos | Baja

Crema de garbanzos

Esta deliciosa crema de garbanzos, calabaza y zanahoria es la receta perfecta con la que entrar en calor durante los meses de invierno e ideal para quien busca una receta sana, ligera y saludable.

Receta archivada en: Sopas y cremas, Legumbres, Comida vegetariana, Guisos, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Pela la cebolla y pícala en trozos finos. Luego echa un chorrito de aceite de oliva virgen extra en la cazuela en la que vayas a hacer la crema y ponlo a calentar antes de pochar la cebolla durante 10 minutos.
  2. Pela y corta en trozos las 2 zanahorias y los 200 gramos de calabaza. Cuando la cebolla esté tierna, incorpora a la cazuela la zanahoria, la calabaza y las 2 ramas de apio picadas.
  3. Si usas garbanzos en bote, lava éstos bajo el agua antes de incorporarlos a la cazuela junto a la rama de canela y 500 mililitros de agua. Pon a fuego medio con la tapa puesta durante 35 minutos.
  4. Pasado el tiempo indicado, retira la cazuela del fuego, quita la rama de canela y tritura con una batidora hasta tener una crema homogénea y sin grumos.
  5. Añade los 200 mililitros de leche evaporada, un poco de sal, comino en polvo y un poco de pimienta negra molida. Remueve para integrar y vuelve a poner al fuego durante 5 minutos.
  6. Sirve cuando aún esté caliente, echando un chorrito de aceite de oliva y pimienta negra molida por encima.

Receta completa

Ahora que ha llegado el frío del invierno, muchas veces apetece comer un plato caliente para entrar en calor. Las sopas y las cremas se convierten en las recetas idóneas para ello. Si quieres probar una receta diferente, saludable y de lo más sabrosa, la crema de garbanzos es un plato que tienes que hacer en casa. Además, seguro que te salva de más de un apuro cuando no sabes qué hacer de cenar o cuando estés buscando una receta ligera para prepararte para el exceso de las fiestas navideñas que se aproximan. Toma mucha nota y prepara esta deliciosa crema que encantará a pequeños y mayores por igual.

La crema de garbanzos es una receta ligera ideal para el inviernoLa crema de garbanzos es una receta ligera ideal para el invierno

Elaboración

Para empezar a preparar esta deliciosa crema de garbanzos, lo primero que tendrás que hacer es pelar la cebolla y cortarla en pequeños trozos. Luego echa un chorrito de aceite de oliva virgen extra en la cazuela en la que vayas a hacer la crema, poniéndola a calentar y pochando luego en ella la cebolla durante 10 minutos. Mientras tanto aprovecha para preparar el resto de las verduras. Por un lado, quita la piel de las 5 zanahorias y córtala en rodajas. Pela y pica también los 200 gramos de calabaza, quitando antes las pepitas y los restos de pellejos.

Cuando la cebolla esté tierna -en el momento en el que haya adquirido una textura transparente-, agrega a la cazuela la zanahoria y la calabaza. Añade también las 2 ramas de apio troceadas y los 250 gramos de garbanzos cocidos. Estos últimos puedes cocerlos en casa o comprarlos ya hechos. En caso de que optes por la segunda opción, antes de echarlos a la cazuela, lava los garbanzos bajo el agua del grifo echándolos del bote a un colador de malla fina. Por último, agrega la rama de canela -que le dará un toque de sabor único- y 500 mililitros de agua. Pon todo a calentar a fuego medio durante 35 o 40 minutos con la tapa puesta.

Esta receta es la indicada para sorprender a tus invitados por su rico saborEsta receta es la indicada para sorprender a tus invitados por su rico sabor

Cuando haya pasado el tiempo indicado, retira la cazuela del fuego y quita la rama de canela. Finalmente, tritura todo con una batidora eléctrica hasta tener una crema suave, homogénea y sin grumos. Por último, agrega los 200 gramos de leche evaporada, una pizca de sal, un poco de comino en polvo y pimienta negra molida al gusto. Remueve para que todos los ingredientes se integren y vuelve a poner al fuego durante 5 minutos más. A la hora de servirlo, reparte la crema de garbanzos en recipientes individuales mientras ésta esté caliente y echa por encima un chorrito de aceite de oliva virgen extra y un poco más de pimienta negra molida. Ya verás como tus invitados te felicitan y tardan muy poco tiempo en pedirte la receta.

Te puede interesar

Comentarios