Menú
Caldo verde
50 minutos | Baja

Caldo verde

Esta deliciosa crema hecha a base de patata y cebolla y acompañada de col gallega y chorizo es la receta perfecta con la que entrar en calor durante los fríos meses de invierno. ¡Pruébala!

Receta archivada en: Sopas y cremas, Verduras y hortalizas, Guisos, Gallega, Platos principales

Ingredientes para Menos 6 Más personas

Receta paso a paso

  1. Separa las hojas de la col y lávalas con abundante agua del frigo. Córtalas en tiras finas y resérvalas para utilizarlas más adelante.
  2. Pela y pica la cebolla y los 2 dientes de ajo lo más fino que puedas.
  3. Cubre el fondo de la cazuela en la que vayas a hacer el caldo con aceite de oliva virgen extra y ponlo a calentar. Luego sofríe la cebolla y los ajos durante unos minutos.
  4. Pela y corta los 500 gramos de patata en cubos grandes e incorpora a la cazuela cuando la cebolla haya adquirido un tono transparente.
  5. Vierte agua en la cazuela hasta cubrir por completo las patatas. Luego sazona con sal al gusto, pon la tapa y deja que el caldo se cocine durante 30 minutos.
  6. Corta los 200 gramos de chorizo en rodajas y sofríelo durante unos minutos en una sartén. Luego reserva.
  7. Pasado el tiempo de cocción del caldo, comprueba que las patatas están tiernas. Luego tritura todo con una batidora de mano y rectifica el punto de sal si fuera necesario.
  8. Incorpora el chorizo y las hojas de col al caldo, tapa la cazuela y vuelve a dejar en el fuego durante 5 minutos.
  9. Sirve en cuencos individuales mientras aún está caliente.

Receta completa

Este plato es ideal para as épocas de fríoEste plato es ideal para as épocas de frío

La gastronomía portuguesa es bastante similar a la cocina tradicional española, ya que ambas se englobarían dentro de la dieta mediterránea. Entre sus ingredientes principales se encuentran el aceite de oliva, el pan o los embutidos. Sin embargo, el pescado también es un producto muy utilizado, destacando las sardinas y el bacalao. El arroz caldoso, las francesinhas, las feijoadas o los pasteles de Belém son algunos de los platos más típicos del país luso. Pero tampoco hay que olvidarse de la que es una de las sopas más famosas: el caldo verde. Este plato puede encontrarse en prácticamente cualquier restaurante de Portugal formando parte de cualquier menú diario. Delicioso y de lo más sano, este caldo verde es perfecto para preparar durante los próximos meses para entrar en calor tras la bajada de las temperaturas.

Elaboración

Para comenzar a preparar este delicioso caldo verde, lo primero que tendrás que hacer es quitarle las hojas a la col y lavarlas con abundante agua bajo el grifo. A continuación, córtalas en tiras finas y luego resérvalas para más adelante. El siguiente paso será pochar la cebolla. Cubre el fondo de la cazuela en la que vayas a hacer el caldo verde con aceite de oliva virgen extra y ponlo a calentar a fuego medio-bajo. Luego pela la cebolla y pícala lo más finamente posible, haciendo lo mismo con los 2 dientes de ajo. Cuando el aceite ya esté caliente, incorpora la cebolla y el ajo para que se pochen durante unos minutos.

Mientras tanto, pela los 500 gramos de patata y córtalas en dados grandes o en rodajas gruesas. En el momento en el que la cebolla ya esté tierna, es decir, cuando haya adquirido un tono transparente, añade las patatas a la cazuela. Luego incorpora el agua hasta cubrir por completo las patatas, siendo mejor si esta está ligeramente templada. Agrega sal al gusto, pon la tapa a la cazuela y deja que se cocine todo durante, más o menos, 30 minutos. Pasado ese tiempo tendrás que comprobar que las patatas ya están tiernas, sino deberás dejar el caldo unos minutos más al fuego.

Incorpora chorizo para dar un toqueIncorpora chorizo para dar un toque

Durante los últimos minutos de cocción del caldo puedes aprovechar para preparar el chorizo que normalmente suele acompañarlo. Corta los 200 gramos en rodajas y pon a calentar una sartén. Sofríe el chorizo durante unos minutos, luego sácalo de la sartén y resérvalo. No es necesario que eches aceite, ya que es suficiente con la propia grasa del chorizo. Cuando el caldo ya esté hecho será el momento de triturarlo todo con una batidora eléctrica hasta tener una sopa fina y sin grumos. Prueba de sal por si tienes que rectificarla y luego incorpora al caldo las hojas de col rizada que habías reservado al principio y el chorizo. Remueve para que todos los ingredientes se integren y vuelve a tapar para que el caldo se cocine durante 5 minutos más. A la hora de servirlo, ponlo en un cuenco mientras aún esté caliente.

Te puede interesar

Comentarios