Menú
Sardinas a la veneciana
60 minutos | Baja

Sardinas a la veneciana

Esta forma de cocinar las sardinas consiste en freírlas y luego conservarlas en un escabeche que las mantiene en perfecto estado durante más tiempo. ¡Y además están deliciosas!

Receta archivada en: Pescados, Alcohol, Sartén, Italiana, Platos principales

Ingredientes para Menos 8 Más personas

Receta paso a paso

  1. Limpia el pescado: quítale la cabeza, las vísceras, las espinas y las escamas. Enjuaga bajo el agua del grifo.
  2. Salpimienta las sardinas y rebózalas en un poco de harina. Pon a calentar abundante aceite en una sartén y fríe las sardinas por tandas, dejándolas luego reposar sobre un trozo de papel de cocina que absorba el exceso de aceite.
  3. Pela y pica la cebolla.
  4. Retira un poco del aceite de freír y pocha en él la cebolla.
  5. Cuando la cebolla esté tierna, agrega los 400 mililitros de vino blanco y deja que hierva durante unos minutos.
  6. Agrega los 200 mililitros de vinagre, dejando que el escabeche reduzca durante unos minutos.

    Incorpora los 75 gramos de piñones tostados, los 50 gramos de pasas, un poco de pimienta negra molida y nuez moscada al gusto.

  7. Remueve todo y agrega a la sartén las sardinas. Deja que el escabeche se espese un poco y luego retira del fuego.
  8. Deja que se enfríe y luego mete las sardinas a la veneciana en un recipiente con tapa, guardándolas en la nevera durante todo un día antes de consumirlas
  9. .

Receta completa

La sardina forma parte del grupo que tradicionalmente se conoce como pescados azules, entre los que también se encuentra el salmón, el atún o la trucha. Consumirla tiene grandes beneficios para la salud gracias a su gran aporte de Omega-3, así como de Vitamina A, D o B12. Además, también son una gran fuente de calcio, siendo su contenido hasta 3 veces mayor que la leche. A la hora de preparar unas sardinas se puede hacer de muchas formas, ya que es un ingrediente de lo más versátil. Ya sea a la brasa o a la plancha, estos peces están deliciosos. Pero, sin duda, es a la veneciana como más ricas están. Aunque pueda sonar complicado no son más que sardinas en escabeche, una receta perfecta para hacer durante los meses de calor y que puedes conversar durante bastante tiempo para que te saque de algún pequeño apuro cuando no sepas qué cocinar.

Elaboración de las sardinas a la veneciana

Lo primero que tendrás que hacer a la hora de preparar estas deliciosas sardinas a la veneciana es asegurarte de que el pescado está perfectamente limpio; es decir, sin cabeza, vísceras, espinas y escamas. Asegúrate de enjuagarlas bien bajo el agua para eliminar cualquier resto. A continuación, será el momento de freírlas. Echa un poco de harina de trigo en un plato y reboza en ella las sardinas después de haberlas salpimentado. Luego vierte abundante aceite -puedes ser de girasol o de oliva, el que utilices normalmente para freír- en una sartén honda y ponla a calentar. Cuando el aceite esté caliente fríe las sardinas por tandas y luego ponlas a escurrir en un poco de papel de cocina para que absorba todo el aceite sobrante.

Las sardinas a la veneciana son un plato estupendo ya sea para comer o cenarLas sardinas a la veneciana son un plato estupendo ya sea para comer o cenar

Retira un poco del aceite de la sartén, dejando tan solo la medida de un vaso. Por otra parte, pela y pica la cebolla y ponla a pochar en la sartén. Cuando esté tierna y haya adquirido un tono transparente vierte los 400 mililitros de vino blanco. Sube un poco el fuego y deja que hierva durante unos minutos para que el alcohol se evapore. Entones agrega los 200 mililitros de vinagre y deja que reduzca. Por último, añade los 75 gramos de piñones tostados, los 50 gramos de pasas y nuez moscada y pimienta negra al gusto. Remueve para que todos los ingredientes se integren y luego incorpora las sardinas. Deja en el fuego hasta que poco a poco se vaya evaporando el líquido y el escabeche se espese. Entonces retira del fuego y deja que se enfríe. Para guardarlo pasa las sardinas a la veneciana a un recipiente con tapa y guárdalo en la nevera durante uno día entero antes de consumirlas.

Te puede interesar

Comentarios