Menú
Sardinas en escabeche
30 minutos | Baja

Sardinas en escabeche

Las sardinas son una gran fuente de proteínas y de omega-3, por lo que son una genial opción para cuidarte además de estar deliciosas, sobre todo, en escabeche.

Receta archivada en: Pescados, Sartén, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

Para que nuestra alimentación sea sana y equilibrada debemos comer al menos cinco piezas entre fruta y verdura al día. Además, las cantidades deben estar acorde con nuestras necesidades, no solamente para mantenernos en el peso que precisamos, sino también para poder cuidar de nuestro cuerpo y de nuestra salud, asegurándonos de que adquirimos todos los beneficios en cuanto, por ejemplo, vitaminas, minerales, proteínas, etcétera, de la comida.

En el caso de que comas carne y pescado son muchas las opciones que tienes en la cocina a la hora de elaborar platos diferentes, con un grado más o menos alto de dificultad, de manera que puedas disfrutar de esta comida como más te guste. Por eso, a muchas de las personas que no les apasiona el pescado es probable que platos como las sardinas en escabeche les parezcan deliciosos. La salsa hace que el pescado tome un sabor distinto al original y, además, permite que si te ha sobrado comida la puedas disfrutar igual al día siguiente o bien añadir estas sardinas en escabeche a tu bocadillo del desayuno, eliminando todas las espinas, y gozando un día más de este manjar.

SardinasEn el caso de que comas carne y pescado son muchas las opciones que tienes en la cocina a la hora de elaborar platos diferentes

Aunque vendan las sardinas en escabeche en lata, deberás tener presente que el sabor no es exactamente el mismo que si las cocinas en casa. Lo más probable es que disfrutes con mayor gusto de aquellas caseras, ya que los ingredientes serán todos frescos y naturales y no precisarás de conservantes ni otros ingredientes para la conservación de las mismas, como aquellas enlatadas, que pueden afectar a su sabor o textura. Si bien pueden parecerte prácticas, también puedes realizar una ración un poco más grande de sardinas en escabeche cuando las cocines y congelar parte de ellas para poder disfrutarlas de nuevo más adelante, cuando lo precises.

Receta de las sardinas en escabeche paso a paso:

Si en la pescadería no te han limpiado bien las sardinas, lo primero que deberás hacer será quitarles todas las escamas, asegurarte de que están vacías y limpias por dentro y aclararlas con agua. Puedes dejar las cabezas o quitárselas, como más te guste servirlas, pero siempre asegúrate de que todas están bien limpias antes de cocinarlas.

Limpiando sardinasAsegurate de quitar toda las escamas y limpiar las sardinas

Déjalas en una superficie seca o encima de un plato con papel de cocina, para que absorba toda la humedad. Cuando se hayan secado parcialmente, échales un poco de sal por ambos lados. Mientras se sazonan, calienta una sartén grande o un cazo de cerámica, de unos tres dedos de profundidad, y pon un chorrito generoso de aceite de oliva virgen extra. Mientras se calienta, coloca la harina en un plato y reboza las sardinas una a una por ambos lados. Colócalas en la sartén de manera que el aceite pueda freír bien la totalidad de la parte de la sardina que queda en contacto con la misma y gírala cuando creas que empieza a ponerse doradita. Baja el fuego cuando consideres que el aceite está lo suficientemente caliente y repite la acción con todas las sardinas.

Una vez hayas frito todas las sardinas deberás conservarlas en un plato con un poco de papel de cocina para eliminar el exceso de aceite y evitar que se humedezca el rebozado mientras realizas la salsa del escabeche. En el mismo aceite que tendrás calentado a fuego lento añade los ajos, con o sin piel como lo prefieras. Cuando los ajos empiecen a ponerse doraditos, añade la hoja de laurel y la de tomillo y asegúrate de que su sabor se esparce bien por todo el recipiente.

Sardinas fritas en la sarténUna vez hayas frito todas las sardinas deberás conservarlas en un plato con un poco de papel de cocina para eliminar el exceso de aceite

A continuación deberás añadir el vaso de vino blanco y el de vinagre de uva, especíandolo con una pizca de pimienta negra, sal y el pimentón, que es lo que terminará de darle el color rojo tan característico del plato, por lo que no dudes en añadirle la cantidad que desees, aunque deberás tener presente que tiene un sabor muy fuerte, por lo que si le echas demasiado puede que todo sepa a pimentón solamente. Cuando veas que empieza a hervir, baja el fuego y añade las sardinas para que puedan calentarse con la salsa. Dales la vuelta en un par o tres de ocasiones para que el jugo las reboce bien y ya estarán listas para servir.

Te puede interesar

Comentarios