Menú
Muhammara
10 minutos | Baja

Muhammara

De origen árabe, esta crema con un ligero toque picante está hecha con pimientos asados y nueces. Se trata de una receta perfecta para servir como entrante acompañada de pan o verduras.

Receta archivada en: Salsas, Cocina rápida, Árabe, Aperitivos

Ingredientes para Menos 6 Más personas

Receta paso a paso

Receta paso a paso

1. Pon los 300 gramos de pimientos asados ya escurridos y sin piel en el vaso de una batidora.

2. Exprime el ½ limón, cuela el zumo para que no quede ninguna pepita e incorpóralo a los pimientos asados.

3. Pela y pica muy finamente el diente de ajo e incorpóralo al resto de los ingredientes. Puedes utilizar más ajo en caso de que te guste que tenga un sabor más intenso.

4. Añade 2 cucharadas de pan rallado. En su defecto también puedes utilizar pan (incluso pan duro). Tuéstalo durante unos minutos en una sartén a fuego bajo con un chorrito de aceite antes de incorporarlo a la batidora.

5. Pon los 100 gramos de nueces peladas en la sartén y tuéstalas también durante 5 minutos sin dejar de remover. Cuando hayan adquirido un ligero tono dorado, retíralas del fuego e incorpora al resto de los ingredientes.

6. Agrega a la batidora 100 mililitros de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada pequeña de comino en polvo, ½ cucharada de pimentón picante de la Vera y una pizca de sal y de pimienta negra recién molida. También puedes añadir 2 cucharadas de granadina (opcional).

7. Bate todos los ingredientes a máxima velocidad hasta lograr una crema espesa. En caso de que quieras que tenga más consistencia puedes añadir algunas nueces más.

8. Deja reposar en la nevera hasta el momento de servir. Para ello, viértelo en una fuente pequeña y riega con un poquito de aceite de oliva virgen extra por encima.

La Muhammara tiene ese ligero toque picante que conquistará tu paladarLa Muhammara tiene ese ligero toque picante que conquistará tu paladar

Receta completa

La gastronomía árabe se caracteriza por mezclar rasgos de culturas muy diversas que provienen tanto de la zona del mediterráneo como de la India, como se puede comprobar en el uso de las especias. En su cocina siempre se utilizan ingredientes de alta calidad como el cordero, el yogur o el arroz que se sazonan con especias como el azafrán, la cúrcuma, la canela o el curry para lograr una mezcla de sabor espectacular. Algunos de sus platos más conocidos son el hummus de garbanzos, el cuscús o el falafel, aunque tampoco hay que olvidar la Muhammara. Se trata de una salsa con un toque picante cuyos ingredientes principales son los pimientos asados y las nueces. La Muhammara, también conocida como Muhammara es originaria de la ciudad de Aleppo, en Siria. Normalmente se sirve como una crema de untar, por lo que es perfecta para acompañar con pan o con verduras, aunque también sirve para darle un toque diferente a la carne o al pescado. Si quieres aprender a preparar una verdadera Muhammara con la que chuparte los dedos, toma mucha nota de la receta que te mostramos a continuación.

Junto al hummus, la crema Muhammara es muy usada en el mundo árabeJunto al hummus, la crema Muhammara es muy usada en el mundo árabe

Elaboración

A la hora de preparar la Muhammara puedes optar por utilizar pimientos ya asados o asarlos tú mismo en casa. En este último caso, lava los pimientos bajo el agua del grifo y escúrrelos antes de cortarles la parte superior donde está el pedúnculo. Retira también las semillas y el resto de pellejos y colócalos sobre una bandeja de horno previamente cubierta con un poco de papel vegetal. A continuación, calienta el horno a 200ºC y echa un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima de los pimientos antes de meterlos a media altura durante unos 30 minutos. Cuando haya pasado la mitad del tiempo dales la vuelta con unas pinzas de cocina para que se asen homogéneamente por ambos lados. Verás que la piel se arruga y comienza a ponerse negra por algunas zonas, lo cual es completamente normal e indica que los pimientos ya están listos para sacarlos del horno.

Da igual la variedad que utilices, incluso puedes usar pimientos del piquillio, pero asegúrate de quitarles la piel antes de comenzar con la receta de la Muhammara. Escurre bien los pimientos en caso de que prefieras utilizar unos que ya vienen asados y luego pon los 300 gramos en una batidora de vaso. A continuación, exprime el ½ limón e incorpora el zumo a los pimientos con cuidado de que no caigan pepitas. Pela el diente de ajo y pícalo muy finamente e incorpóralo al resto de los ingredientes. En el caso del ajo la cantidad es orientativa, ya que depende del gusto de cada persona y se puede modificar la receta para añadir más o menos.

La Muhammara, además de mojarse con pan, puede acompañar a canapésLa Muhammara, además de mojarse con pan, puede acompañar a canapés

El siguiente paso será agregar 2 cucharadas de pan rallado a la batidora junto al resto de los ingredientes. Si no tienes pan rallado también puedes optar por otra solución: usar pan normal, incluso aunque esté un poco duro. En ese caso será suficiente con 2 rebanadas. Tuéstalo un poco en una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y añade la batidora. Pasa también por la sartén los 100 gramos de nueces, a fuego lento y removiendo para se cocinen de forma homogénea. Con 5 minutos será suficiente, momento en el que ya deberían tener un tono dorado. Sácalas y júntalas con el resto de los ingredientes. Por último, agrega 100 mililitros de aceite de oliva virgen extra y sazona con 1 cucharada pequeña de comino molido, ½ cucharada de pimentón picante de la Vera, un poco de sal y un poco de pimienta negra recién molida. Si tienes un poco de granadina en casa también puedes incorporar 2 cucharadas, ya que le dará un toque delicioso.

Cuando tengas todos los ingredientes en el vaso de la batidora pon ésta a máxima potencia hasta obtener una especie de crema densa. Mételo en la nevera hasta el momento de servirlo, ya que es frío como más rico está. Verás que tiene una textura densa, aunque si quieres que tenga un poco más de cuerpo sólo tendrás que añadir algunas nueces más. A la hora de servirla, vierte la Muhammara en una fuente pequeña y echa por encima un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Disfrútalo con todos tus amigos y familia, ya que es una receta que gusta tanto a mayores como a pequeño.

Te puede interesar

Comentarios