Menú
Corzo estofado
60 min. | Baja

Corzo estofado

El corzo es una de las carnes de caza más apreciadas que existen, siendo ideal para preparar una receta baja en nivel de grasas saturadas y calorías pero con un gran aporte de proteínas.

Receta archivada en: Carnes, Verduras y hortalizas, Guisos, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta completa

La carne de caza es una de las más exclusivas que existen y España es uno de los países donde más demanda hay. Por lo tanto, resulta muy accesible obtener una pieza de corzo para elaborar la exquisita receta de estofado que a continuación os vamos a revelar.

Dentro de las carnes de caza también existen categorías y sin duda la de corzo es una de las más apreciadas. Sus propiedades la convierten en una opción sana y nutritiva, destacamos su reducido nivel de grasas saturadas y calorías. También supone un gran aporte de proteínas para el consumidor. Este tipo de carne es recomendada por lo endocrinos para personas que padecen enfermedades como la anemia.

Una de las maneras más frecuentas de cocinar el corzo es añadir un aliño de especias, aceite y huevo para hacer un rico tartarna de las maneras más frecuentas de cocinar el corzo es añadir un aliño de especias, aceite y huevo para hacer un rico tartar

También destacar que como todas las carnes rojas, la de corzo debe consumirse poco cocinada, por el contrario perderá su sabor y aroma. Es frecuente encontrar corzo en forma de tartar de lomo o solomillo, siempre combinado con un aliño de especias, aceite y el ingrediente imprescindible para el tartar: huevo. Si eres amante de la gastronomía y te encanta cocinar, no puedes perderte la receta que empieza aquí mismo.

Elaboración

Es importante saber, antes de preparar cualquier estofado, que lo primero es marinar la carne. En esta ocasión con el corzo procederemos de la misma manera. Por ello, tras deshuesar la pieza, limpiamos el resultado y lo cortamos en trocitos medianos, ni demasiado grandes ni demasiado pequeños. Recordemos dejar la carne sin ternilla para que quede magra y sea más fácil de masticar y digerir.

En segundo lugar añadimos sal y pimienta a la carne en un recipiente grande, para poder removerlo una vez salpimentado. También echamos los dientes de ajo siempre cortados a la mitad, un poquito de vino tinto y por último brandy. Es importante tapar el recipiente con plástico transparente una vez finalizada la mezcla y , por supuesto, dejarlo reposar durante un día entero.

Transcurridas 24 horas seguimos con el proceso. Sacamos el recipiente elegido de la nevera y pasamos la carne por un colador de pasta, esta opción es poco común pero resulta muy eficiente para escurrir la carne. Aquí debemos guardar el caldito restante para añadirlo después. El siguiente paso será rehogar las verduras del estofado (Zanahoria, cebolla y puerro), recordad que el ajo lo añadimos el día anterior cuando salpimentamos.

Tras aliñar el corzo con sal, pimienta, ajo, vino tinto y brandy, hay que dejar reposar 24hTras aliñar el corzo con sal, pimienta, ajo, vino tinto y brandy, hay que dejar reposar 24h

A continuación cocinamos en la sartén, ponemos un par de cucharadas de aceite y calentamos, preferiblemente a fuego medio. También preparamos un cuenco con harina y pasamos por encima la carne antes de empezar a freír. Cuando empiece a coger color doradito, añadimos las verduras para que se cocinen a la vez.

Una vez cocinada la carne con las verduras, retiramos el exceso de aceite de la sartén y en su lugar añadimos el caldo que guardamos al colar la carne de corzo. Volvemos a añadir la carne y también las hojas de romero y el tomillo, una vez hecho esto dejamos que cueza todo hasta que veamos que la carne ha quedado tierna.

Si vemos que con la cocción se queda casi sin caldo, podemos añadir un poquito de agua o incluso caldo de verduras si lo creemos conveniente, así la receta estará lista. ¡Ahora solo queda servir y disfrutar!

Te puede interesar

Comentarios