Menú
Capón asado
5 horas | Media

Capón asado

El capón asado es una receta muy típica en Galicia en la época navideña, relleno de carne picada y distintos frutos. Descubre este plato y no dudes en ponerlo en práctica.

Receta archivada en: Aves, Carnes, Horno, Gallega, Navidad, Platos principales

Ingredientes para Menos 6 Más personas

Receta paso a paso

  1. En un recipiente amplio pon los higos secos, los orejones y las ciruelas pasas previamente cortados en pequeños cubos. Agrega también las uvas pasas, las almendras, las nueces y los 300 gramos de carne de cerdo picada. Remueve para que los ingredientes se integren.
  2. Pela y corta en trozos pequeños las manzanas y añádelas al resto del relleno junto a la mitad de Pedro Ximenez. Vuelve a remover hasta que el relleno se haya ligado y reserva.
  3. Limpia el capón de restos de plumas y pellejos y lávalo bajo el grifo. Seca el ave con papel de cocina y sazona el interior con sal y pimienta negra molida.
  4. Introduce el relleno con una cuchara y luego cierra el orificio para que no se salga. Puedes hacerlo con un limón o cosiéndolo con aguja e hilo de cocina.
  5. Ata las patas del ave entre sí y las alas al cuerpo, úntalo con un poco de aceite de oliva y luego ponlo en la bandeja en el que lo vayas a hornear. Vierte 50 mililitros del alcohol sobrante en la bandeja y pon el resto en una salsera junto a los 250 mililitros de caldo de pollo. Con esta mezcla regarás el capón para que no se quede seco durante el horneado.
  6. Mete el capón en el horno cubierto con papel de plata durante las primeras 2 horas de las 4 horas de horneado. Cada 45 minutos riega el ave con la salsa.
  7. Pela y lamina las patatas y, cuando quede 1 hora y media de horneado, repártelas en la bandeja del capón. En la última media hora pon la opción de grill para que se dore la piel.
  8. A la hora de servirlo, pon las patatas en una fuente y el líquido que ha soltado el capón en una salsera.

Receta completa

Puedes meterlo de pie o tumbado en tu hornoPuedes meterlo de pie o tumbado en tu horno

Durante la Navidad son muchos los platos típicos que se suelen cocinar en España. Este es el caso del cordero asado en Castilla-La Mancha, el cochinillo en Segovia o la sopa de galets en Cataluña. En el caso de Galicia es muy común preparar durante estas fechas el capón asado, sobre todo en la zona de Villalba. Se trata de un tipo de ave que se cría de forma que su carne es más suave y fina que la de otro tipo de gallo. Sin embargo, no se trata de un tipo de carne asada, sino que el capón se suele rellenar de carne picada y distintos frutos y acompañar de una guarnición como patata al horno. Si esta Navidad quieres sorprender a tus invitados con algo diferente, no lo dudes y prepara este delicioso capón asado.

Elaboración

Comienza poniendo en un recipiente grande todos los ingredientes que formarán parte del relleno como son las uvas pasas. Antes de agregar los orejones, las ciruelas pasas y los higos secos, córtalos en pequeños cubos. Añade también las almendras y las nueces previamente picadas y los 300 gramos de carne picada de cerdo. Mezcla todo con la ayuda de las manos para que los ingredientes se vayan integrando. Por otra parte, pela las manzanas y quítales el corazón antes de córtalas en pequeños dados e incorporarlas al relleno. Agrega sal y pimienta negra molida al gusto y la mitad de Pedro Ximenez o del alcohol que vayas a utilizar (puede ser bradny, coñac u otro que te guste). Remueve el relleno para que todos los ingredientes se liguen y reserva mientras preparas el capón.

Haz que el capón se haga sobre la rejillaHaz que el capón se haga sobre la rejilla

El capón que vayas a utilizar debe ser mediano, que pese aproximadamente 6 o 7 kilos. En la carnicería seguro que te lo limpian al quitarle las vísceras, pero antes de empezar con la receta tendrás que quitarle los restos de plumas o pellejos que puedan quedar. Luego lava el capón bajo el agua del grifo y sécalo con papel de cocina para tenerlo ya completamente listo. El siguiente paso será sazonar el interior del ave con sal y pimienta negra y luego empezar a rellenarlo. Una vez hayas terminado con el relleno deberás cerrar el capón para que éste no se salga. Puedes optar por tapar el agujero con un limón lavado previamente bajo el grifo o coserlo con aguja e hilo de cocina. Esta última es la opción más segura, pero con la que deberás tener cuidado de no romper la piel.

A continuación, ata las patas entre sí y luego las alas para que estén pagadas al cuerpo y el capón mantenga su forma durante todo el proceso de horneado. Unta el ave con un poco de aceite de oliva y ponlo en la bandeja o fuente en el que lo vayas a hornear. Vierte en el interior de la bandeja la mitad del alcohol (Pedro Ximenez, brandy, coñac...) que queda. La otra mitad ponla en una salsera con los 250 mililitros de caldo de pollo, líquido con el que deberás regar el capón de vez en cuando mientras esté en el horno. Pon a calentar el horno a 180ºC y luego mete el capón al fondo cubierto con papel de aluminio que le podrás quitar pasadas las 2 primeras horas de cocinado. El ave tardará en estar listo unas 4 horas, aunque cada 45 minutos saca el capón del horno y riégalo con la salsa para asegurarte de que no se queda seco.

Puedes acompañarlo de patatasPuedes acompañarlo de patatas

Prepara la guarnición pelando y cortando en láminas las patatas y, cuando quede 1 hora y media para completar las 4 horas de cocinado, saca el capón del horno y repártelas por la bandeja antes de volver a meterlo. Finalmente, cuando quede media hora pon la opción de grill para que la piel se dore. Una vez hayan pasado las 4 horas de horneado, saca el capón y pon la guarnición de patatas en una fuente aparte. El líquido que quede en la bandeja ponlo en una salsera para que cada persona pueda echarse la cantidad de salsa que desee. ¡Y ahora ya podrás servir tu delicioso capón asado a tus invitados!

Te puede interesar

Comentarios