Menú
Habas con jamón
50 minutos | Baja

Habas con jamón

Las habas con jamón es uno de los platos más sencillos y fáciles de hacer, pefecto para comer entre semana y muy sano.

Receta archivada en: Verduras y hortalizas, Carnes, Guisos, Española, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

  • 400 gramos de habas
  • 200 gramos de jamón serrano
  • 1 cebolleta
  • 2 dientes de ajos
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Receta paso a paso

1 Desgranar las habas de su vaina y lavarlas. Dejar escurrir.

2 Poner agua en una cazuela a calentar y, cuando esté hirviendo, echar las habas.

3 Cocer las habas durante 50 minutos.

4 Mientras tanto, trocear la cebolleta y los dos dientes de ajo.

5 Cuando estén cocidas las habas, escurrir.

6 Poner una sartén al fuego con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté caliente, pochar el ajo y la cebolleta y, antes de que se haya dorado del todo, añadir los tacos de jamón junto con las habas cocidas. Sofreír todo durante unos minutos.

7 Probar el toque de sal antes de sacar las habas de la sartén para, si fuera necesario, añadir un poco por si el jamón no fuera lo suficientemente salado. Retirar del fuego y servir.

Receta completa

Las habas son uno de los alimentos menos conocidos de nuestra pirámide alimenticia. Se trata de un tipo de legumbre que puede ser consumida tanto cocida, como en la receta que hoy os vamos a presentar en Bekia Cocina, como seca o deshidratada, siendo su aportación nutricional un poco diferente dependiendo de cómo las tomemos. A pesar de este ligero contraste, son en todo caso una buena fuente de vitaminas del grupo B, importantes para el correcto funcionamiento de nuestro sistema nervioso. En concreto, ayuda a mejorar nuestros niveles de tiamina o vitamina B1, cuya función es asimilar las grasas, proteínas y ácidos nucleicos, y los de folatos o vitamina B9, necesarios para la formación de glóbulos rojos.

Las habas no contienen grasas y son muy ricas en fibra, siendo ideales para cuando se quiere mantener un peso y forma adecuados. Para los deportistas, son un básico e imprescindible de su dieta, sobre todo las deshidratadas, que, con un contenido energético mayor que las frescas, ayudan al desarrollo de la masa muscular por las proteínas vegetales e hidratos de carbono que contienen.

Las habas deben de ser frescasLas habas deben de ser frescas

En cuanto a la receta de habas con jamón que hoy os presentamos, es muy típica en zonas de España como Granada. Además, y como hemos visto, es una comida perfecta para llevar una dieta sana y equilibrada por los aportes nutricionales del producto principal, a los que se suma los del jamón curado que también se utiliza, que es bueno para aumentar los niveles de colesterol bueno y reducir los de colesterol malo, aunque sin tomar demasiado tocino. Por tanto, no hay excusa para incorporarla a nuestros menús semanales a partir de ahora.

Elaboración

En primer lugar, si las habas son frescas se deben desgranar de su vaina para después darles un lavado bajo el grifo. También existe la posibilidad de comprarlas congeladas, para lo cual el tiempo posterior de cocción disminuiría hasta los 30 minutos, aproximadamente, de los 50 que tienen que estar hirviendo en el caso de ser frescas. Aunque también se pueden encontrar habas en latas de conserva que no necesitan cocerse, su sabor no es igual de bueno para esta receta. Es importante no poner sal al agua, puesto que al ser un plato que lleva jamón serrano, el resultado podría ser que nos quedase salado.

Mientras las habas se están cociendo, troceamos la cebolleta y los dos dientes de ajo. Por su parte, los tacos de jamón serrano se pueden comprar directamente así, que es más cómodo y económico, o bien partirlos en casa. Una vez las legumbres estén en su punto, se sacan de la cazuela para escurrir, al tiempo que ponemos una sartén con un chorrito de aceite de oliva para que se caliente.

En ningún caso deberán estar deshidratadas las habasEn ningún caso deberán estar deshidratadas las habas

Cuando el aceite está listo, se pone la cebolleta y ajos picados a freír hasta que queden pochados, pero sin estar dorados del todo. Justo en ese momento se pueden añadir los tacos de jamón, moviendo todo con una cuchara de madera, y después las habas cocidas. Se sofríe todo durante unos minutos hasta que coja un color uniforme. Antes de retirar la sartén del fuego, catar el toque de sal de las habas por si fuera necesario añadir un poco, aunque esto es a gusto del comensal, ya que el jamón habrá añadido un punto salado a todo el conjunto.

Consejos de preparación

- Para la elaboración de esta receta, es fundamental que las habas sean frescas, en ningún caso deshidratadas. Aunque son mucho mejores las que vienen directamente en la vaina, de las cuales hay que desgranarlas, estas son las que verdaderamente mantienen sus propiedades íntegras, pero es difícil encontrarlas, siendo la temporada de recolección durante los meses de primavera, entre abril y junio mayoritariamente. A pesar de ello, también se puede utilizar para la elaboración de la receta habas que vienen envasadas en latas de conserva o congeladas, aunque el sabor que aportan no es tan intenso. Si se opta por congelarlas tras haberlas desgranado y así tenerlas para hacerlas en otro momento, el período en el refrigerador no debería superar los tres meses.

La recolección de las habas se lleva a cabo durante los meses de primaveraLa recolección de las habas se lleva a cabo durante los meses de primavera

- Aunque la receta que hoy hemos presentado es la más famosa, también se pueden utilizar las habas en otros muchos más platos, como por ejemplo el guiso de cordero. Para los trabajadores que necesitan llevar tupper a la oficina, es una comida que se puede dejar hecho el día anterior sin ningún problema y calentarla en el microondas, no así las habas con jamón, que se tienen que comer al momento de hacerlas. De este modo, puedes disfrutar también de estas legumbres en tu día a día sin que los trasiegos de la rutina sean un impedimento.

- Por otra parte, es posible variar la receta de habas con jamón sustituyéndolas por guisantes, que también se trata de una legumbre muy rica en nutrientes e ideal para las personas que tienen problemas de anemia, siendo uno de los mejores aliados que tenemos en nuestra dieta para combatir la falta de hierro. Al igual que ocurría con las habas, mejor si se consumen frescos y directamente de la vaina, toda una delicia para el paladar tanto si se toman directamente desgranados o hervidos. Sin embargo, una gran diferencia entre ambas legumbres radica en su cocción, ya que la de los guisantes es mucho más rápida, no debiendo sobrepasar los 10 minutos sobre el fuego.

Te puede interesar

Comentarios