Menú
Tortilla de camarones
45 minutos | Baja

Tortilla de camarones

Esta receta es muy típica de la comida gaditana y se llevan haciendo en la comunidad de Andalucía desde hace más de 800 años.

Receta archivada en: Huevos, Mariscos, Sartén, Andaluza, Aperitivos

Ingredientes para Menos 4 Más personas

  • 150 gramos de camarones frescos, cocidos o congelados
  • 250 mililitros de agua fría
  • 100 gramos de harina de trigo
  • 100 gramos de harina de garbanzo (se puede sustituir por harina de trigo con colorante alimentario)
  • 1 cebolla tierna pequeña
  • Perejil en rama
  • Aceite de oliva para freír
  • Sal

Receta completa

Nuestra gastronomía está repleta de recetas de aperitivos elaborados con la mejor materia prima del mundo, como pueden ser los pescados de nuestras costas, en especial los del mediterráneo que se convierten en una exquisitez ya sean frescos, cocidos o fritos. Estos aperitivos convierten cualquier quedada con amigos o familias en un momento único y agradable, siempre acompañado en un buen vino o una cerveza.

Las tortillas de camarones son un aperitivo ideal paar comidas y cenasLas tortillas de camarones son un aperitivo ideal paar comidas y cenas

Por esta razón hoy queremos daros una receta que seguro os va a sonar a muchos de vosotros, como lo es una buena tortilla o, como es conocida en Andalucía, tortillita de camarones. Para los que no hayan oído nunca hablar de ella, este aperitivo es especialmente típico en Cádiz, aunque podemos encontrar una tortilla de camarones exquisita en cualquier zona de la costa andaluza, desde las cuales pueden conseguirse camarones de primerísima calidad con los que elaborar este aperitivo.

Elaboración de la tortilla de camarones

Si algo caracteriza a la receta de la tortilla de camarones es su facilidad a la hora de prepararla. Comenzaremos limpiando bien la cebolleta y picándola en trozos muy muy finos, junto al perejil que también picaremos en trozos pequeños.

Recuerda que si los camarones son frescos mejorRecuerda que si los camarones son frescos mejor

Por otra parte, pondremos en un bol la harina de trigo, la harina de garbanzo, una pizca de sal y añadiremos la cebolleta y el perejil que hemos picado anteriormente. Lo mezclaremos todo con una cuchara y posteriormente le añadiremos el agua fría, para seguir mezclándolo de nuevo y obtener una masa del todo homogénea

Una vez que tengamos todos los ingredientes en el bol, sólo nos quedará añadir el ingrediente estrella: los camarones. Cuando los añadamos, removeremos bien toda la masa para que se integren y la dejaremos reposar entre 30 minutos y 1 hora en la nevera.

Sin duda alguna, el secreto de una buena tortilla de camarones se encuentra en cómo friamos la masa. Es un paso muy importante porque deben quedar con el punto de crujiente idóneo y, por supuesto, que no nos salgan quemadas, ya que perderemos gran parte del sabor de los camarones. Por ello os recomendamos que utilicéis una sartén grande, la más grande que tengáis, incluso podéis recurrir a una paellera, ya que por un lado conseguirás freír mayor número de tortillas a la vez y te será más fácil controlar su punto de fritura.

cimg][img=Dejar en la sartén hasta que se doren lo suficiente y queden algo crujientes]https://img.bekia.es/cocina/0000/802/1.jpg[/img]Dejar en la sartén hasta que se doren lo suficiente y queden algo crujientes[/cimg]

Cuando hayamos decidido dónde vamos a freír las tortillas de camarones, cubriremos el fondo con 2 centímetros aproximadamente de aceite de oliva y lo calentaremos a fuego medio-alto hasta que comprobemos que está bien caliente. Con mucho cuidado de que no nos salpique, iremos echando cucharadas de la masa que hemos formado y que hemos tenido en la nevera. Si hemos elaborado la masa correctamente, esta se expandirá hasta quedarse bien plana. Si por el contrario, no consigues ese resultado, siempre podrás ponerle alguna que otra cucharada de agua a la masa para conseguir que se nos quede más moldeable.

Seguiremos añadiendo base hasta que acabemos con ella, teniendo precaución de que no se peguen unas con otras y controlando el nivel de dorado. Cuando hayan alcanzado el punto perfecto, sácalas con mucho cuidado de la sartén y pósalas sobre un plato con un papel de cocina para deshacernos del aceite que no necesitamos y le añadiremos una pizca de sal por encima mientras se enfrían un poco.

Dejar escurrir sobre papel de cocina para quitar el aceite sobranteDejar escurrir sobre papel de cocina para quitar el aceite sobrante

Cuando se hayan enfriado ya tendrás un plato riquísimo y facilísimo con el que disfrutar las noches de verano junto a amigos y familia.

Te puede interesar

Comentarios