Menú
Frijoles a la chilena
2 horas | Baja

Frijoles a la chilena

Los frijoles son un ingrediente muy usado en América Latina y, en el caso de Chile, es tradicional prepararlo con un sofrito de cebolla y acompañarlos de un huevo duro y de chorizo.

Receta archivada en: Legumbres, Vapor, Chilena, Platos principales

Ingredientes para Menos 6 Más personas

Receta paso a paso

  1. La noche anterior deja los frijoles a remojo en agua templada con un poco de sal. A la mañana siguiente lávalos con abundante agua del grifo usando un colador y luego ponlos en una cazuela grande.
  2. A la cazuela agrega 750 mililitros de agua, el ½ vaso de caldo de carne, los 350 gramos de zapallo troceado y una pizca de sal. Deja cocinar a fuego medio durante 90 minutos.
  3. Echa 2 cucharadas de aceite en una sartén y ponla a calentar. Luego pica finamente la ½ cebolla y los 2 dientes de ajo. Pela y ralla la zanahoria y luego pon todos los ingredientes en la sartén para que se pochen.
  4. A la sartén añade también un poco de pimentón, 2 cucharadas pequeñas de ají en polvo y orégano y comino al gusto. Remueve y deja que todo se sofría durante unos minutos hasta que las verduras estén tiernas.
  5. Añade el sofrito a la cazuela con los frijoles, haciendo lo mismo con los 250 gramos de fideos. Éstos puedes sustituirlos por tallarines partidos por la mitad.
  6. Prueba los frijoles y rectifica el punto de sal si fuera necesario. Luego baja el fuego y deja que se cocinen durante 10 minutos hasta que vaya adquiriendo una textura cada vez más espesa.
  7. Llena una pequeña cazuela con agua y una pizca de sal y ponla a calentar. Cuando rompa a hervir, mete el huevo durante 10 minutos para cocerlo.
  8. En la sartén donde has hecho el sofrito cocina la longaniza durante unos minutos.
  9. A la hora de servir los frijoles a la chilena hazlo cuando estén todavía bien calientes, con un poco de cilantro picado por encima y acompañados del huevo duro y de la longaniza.

Receta completa

Los frijoles, también conocidos como porotos, son una especie de legumbre que se usa comúnmente en la cocina de América Latina. Se trata de una semilla de la que se pueden encontrar diferentes especies que, en el caso de los frijoles, tiene color oscuro y tamaño pequeño. En Venezuela, por ejemplo, es uno de los ingredientes principales en el plato nacional del país, el pabellón criollo, mientras que en México o Guatemala se utilizan para hacer sopa, cocidos o con una tortita de maíz. En Chile, por otra parte, es común prepararlos con un sofrito y acompañados de huevo duro y chorizo. No te quedes con las ganas y aprende a preparar tus propios frijoles a la chilena en tu propia cocina siguiendo esta receta.

Elaboración

La noche anterior a empezar a preparar estos frijoles a la chilena, también conocidos como porotos, tendrás que ponerlos a remojo en agua templada. Al día siguiente, lava los frijoles bajo el agua del grifo con un colador de red de malla fina y luego ponlos en una cazuela amplia junto a 750 mililitros de agua, el ½ vaso de caldo de carne, los 350 gramos de calabaza picada y una pizca de sal. Pon a cocinar a fuego medio durante 90 minutos. Por otro lado, echa 2 cucharadas de aceite en una sartén y pon a calentar. Pela y pica la ½ cebolla finamente y, cuando la sartén haya adquirido la temperatura adecuada, pocha en ella la cebolla junto a los 2 dientes de ajo picados, la zanahoria previamente pelada y rallada, un poco de pimentón, 2 cucharadas pequeñas de ají en polvo y orégano y comino al gusto.

Los frijoles a la chilena o porotos con riendas son una receta muy típica en país suramericanoLos frijoles a la chilena o porotos con riendas son una receta muy típica en país suramericano

Remueve para que todo se integre y deja que se sofría hasta que los ingredientes se hayan puesto tiernos. Luego añade el sofrito a la cazuela con los frijoles junto a los 250 gramos de fideos. Lo tradicional es utilizar tallarines, por lo que si optas por esta opción tendrás que partirlos por la mitad antes de agregarlos. Remueve para mezclar todo y prueba para rectificar de sal en caso de que fuera necesario. Por último, baja a fuego lento y deja que se cocine durante 10 minutos hasta que vaya adquiriendo una textura cada vez más consistente. Mientras tanto, pon una cazuela pequeña con agua y sal a hervir y cocina en ella el huevo durante 10 minutos. También puedes aprovechar la sartén del sofrito y cocinar en ella la longaniza durante unos minutos. A la hora de servir estos frijoles a la chilena hazlo cuando todavía estén bien calientes, con un poco de cilantro picado por encima y acompañado de la longaniza y el huevo duro.

Te puede interesar

Comentarios