Menú
Crudité
10 minutos | Baja

Crudité

Fáciles de preparar y muy sanas, las crudités son el aperitivo que está de moda. Calabacín, apio, zanahoria... puedes escoger tus verduras favoritas y acompañarlas de la salsa que más te guste.

Receta archivada en: Verduras y hortalizas, Salsas, Cocina rápida, Francesa, Aperitivos

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Escoge las verduras que más te gusten, quítales la piel y córtalas en tiras. Colócalas de forma ordenada en una bandeja o fuente.
  2. Para preparar la salsa tzatziki pela y ralla el pepino. Escúrrelo y resérvalo con un poco de sal.
  3. Mezcla los 250 gramos de yogur griego con 2 cucharadas de zumo de limón y 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.
  4. Pica las 10 hojas de menta y mezcla junto a los 2 dientes de ajo machacados y un poco de pimienta negra molida.
  5. Junta todos los ingredientes y remueve para que se integren. Mete en la nevera durante 1 hora y media antes de consumirla.
  6. Sirve las crudités en una bandeja junto a un pequeño cuenco de salsa.

Receta completa

Las crudités son una serie de platos compuestos por hortalizas crudas que suelen servirse como aperitivo o como primer plato. Las crudités son originarias de Francia, donde suelen servirse en forma de ensalada de varios vegetales o frutas acompañadas de huevo duro, atún, queso troceado y alguna mayonesa o vinagreta. Sin embargo, la versión más extendida es que la surgió en Estados Unidos, donde las hortalizas se cortan en juliana y se presentan en una bandeja o fuente acompañadas de una o varias salsas para mojar en ellas. Las verduras y frutas más utilizadas son la zanahoria, el pepino o el apio, pero también se puede utilizar rábanos, lechuga, champiñones, espárragos, tomate o remolacha. Si quieres servir unas deliciosas crudités a tus invitados tan solo tienes que escoger aquellas verduras que más te gusten y cortarlas en tiras finas antes de ponerlas bien presentadas en una fuente.

Elaboración de Crudité

A la hora de escoger las verduras con las que quieres elaborar las crudités tendrás que tener en cuenta que no deben oxidarse tras ser cortadas, ya que darían una mala impresión de cara a tus comensales. Las más indicadas son el calabacín, los espárragos verdes, el apio, la zanahoria, el pimiento o el pepino. En cambio, se recomienda no utilizar berenjenas, alcachofas, espárragos blancos, judias verdes, calabazas o nabos, ya que algunas son demasiado duras y otras no se pueden comer en crudo. Cuando hayas escogido tus ingredientes, lávalos y córtalos en tiras ni muy gruesas ni muy finas. Si vas a servir tomates cherry o espárragos verdes, por ejemplo, no tienes por que cortarlos.

El crudité se puede presentar en el centro con las salsas en un pequeño cuencoEl crudité se puede presentar en el centro con las salsas en un pequeño cuenco

Para presentar las crudités pon todas las verduras en una bandeja ordenadas y en el centro o en un lado pon las salsas en un pequeño cuenco. Para preparar el tzatziki, una salsa típica de Grecia que es perfecta para acompañar a estas verduras, comienza pelando el pepino y rallándolo finamente. Escúrrelo con un colador de malla para que pierda todo el líquido y resérvalo con un poco de sal por encima. En otro recipiente pon los 250 gramos de yogur griego junto a 2 cucharadas de zumo de limón y otras 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. El siguiente paso será picas las 10 hojas de menta muy finamente y añadirle los 2 dientes de ajo machacados y un poco de pimienta negra molida al gusto. Incorpora al yogur y añade también el pepino rallado. Remueve para que todo se integre y mete en la nevera durante 1 hora y media antes de servirlo.

Si no te convence la salsa de yogur, también puedes optar por una salsa de queso feta en la que sólo tendrás que mezclar 100 gramos de queso feta con 40 gramos de roquefort y añadir 1 cucharada de nueces picadas y pimienta negra molida. Otras opciones son las salsas de cebollino, de queso cottage o un tapenade de aceitunas. Éste último se puede preparar fácilmente poniendo 1 lata de aceitunas verdes o negras en un vaso de batidora junto a 2 cucharadas de alcaparras, 1 diente de ajo, ½ cucharadas de mostaza, 1 cucharada de zumo de limón, 3 anchoas, un poco de perejil picado, una cucharadita de aceite de oliva virgen extra y una pizca de pimienta negra molida. Bate hasta tener una mezcla homogénea y sírvela junto a tus crudités.

Te puede interesar

Comentarios