Menú
Trucha escabechada
40 minutos | Baja

Trucha escabechada

Esta deliciosa receta es perfecta para conservar durante meses en tarros de cristal, de esta forma siempre la tendrás a mano para acompañar a un plato o bien para aderezar una ensalada.

Receta archivada en: Pescados, Sartén, Platos principales

Ingredientes para Menos 8 Más personas

Receta paso a paso

  1. Limpia las truchas ya abiertas y sin espinas bajo el agua del grifo. Luego sécalas con papel de cocina antes de echar un poco de sal en su interior.
  2. Enharina las truchas por ambos lados y ponlas a freír en abundante aceite caliente. Dales la vuelta para que se doren de forma homogénea por ambos lados. Luego sácalas de la sartén y deja que reposen sobre un trozo de papel de cocina para absorber el exceso de aceite.
  3. Pela y corta en láminas finas los 2 dientes de ajo, la cebolleta, las 2 zanahorias y los 3 puerros.
  4. Cuela el aceite en el que has freído las truchas con un colador de red de malla fina y vuelve a ponerlo en la sartén a fuego medio. Cuando esté caliente, incorpora el ajo y la cebolla para que se doren durante unos minutos.
  5. Agrega al sofrito la zanahoria y el puerro, sazona con sal al gusto y remueve con una cuchara de palo. Baja al fuego suave y pon una tapa para que se pochen las verduras durante unos minutos.
  6. Cuando las verduras estén tiernas agrega unos granos de pimienta negra, las 3 hojas de laurel, un puñadito de tomillo y unos trozos de piel de naranja. Agrega también el vino blanco, el vinagre y el agua. Remueve y deja que se cocine durante 5 minutos.
  7. Incorpora las 4 truchas fritas al sofrito y deja que todo repose de nuevo durante otros 5 minutos.
  8. Pon las truchas en escabeche en botes previamente esterilizados para guardarlas al vacío o colócalas en una fuente si las vas a consumir al momento. En este último caso deberás dejar que reposen durante 1 o 2 días, ya que es cuando más buenas están.

Receta completa

La trucha escabechada o trucha en escabeche es una receta que ya forma parte de la cocina tradicional española desde hace siglos. Aunque se pueden utilizar otros pescados como la caballa o la lubina, la trucha es la que tradicionalmente se ha empleado a la hora de cocinar este plato. A pesar de ser una preparación que suele servirse durante los meses de verano, lo cierto es que puede consumirse en cualquier época del año, ya que está deliciosa. La receta es de lo más sencilla, teniendo primero que freír el pescado y luego cocinarlo junto a un sofrito de cebolla, ajo, zanahoria y puerro aderezado con especias, así como con vino y vinagre. Lo normal es hacer una gran cantidad de trucha en escabeche y conservarla en botes de cristal al vacío, ya que en las condiciones óptimas se pueden mantener en perfecto estado durante meses. Sin embargo, este plato también se puede consumir al momento, aunque se recomienda dejar que repose durante 1 o 2 días para que los sabores se liguen entre sí y el pescado se empape bien del escabeche. Servido como guarnición o bien en ensaladas, la trucha en escabeche es una receta muy versátil que puede sacar de más de un apuro. Si te animas a cocinarla sólo tienes que seguir la receta que te indicamos a continuación y ya verás como te sorprende por lo deliciosa que está.

Elaboración

Lo primero que habrá que hacer antes de comenzar con la receta es limpiar las truchas, que deben estar abiertas y sin espinas. Lávalas con abundante agua del grifo, sécalas perfectamente con un poco de papel de cocina y luego echa un poco de sal en el interior de los 4 pescados. Echa un poco de harina de trigo en un plato y reboza las truchas por los 2 lados, luego vierte abundante aceite de oliva virgen extra en una sartén honda y ponlo a calentar. Fríe las truchas durante unos minutos dándoles la vuelta para que se doren de forma homogénea por ambos lados. Luego sácalas y deja que se enfríen sobre un poco de papel de cocina para que absorba todo el exceso de aceite. El siguiente paso será pelar y cortar finamente los 2 dientes de ajo y la cebolleta. Luego, con la ayuda de un colador de red de malla fina, cuela el aceite en el que has freído las truchas y vuelve a ponerlo en la sartén. Ponlo a calentar de nuevo y fríe en él el ajo y la cebolla, removiendo cada poco tiempo con una cuchara de palo para que no se queme. Mientras tanto, pela las 2 zanahorias y córtalas en rodajas, haciendo lo mismo con los 3 puerros.

La receta de la trucha escabechada es de lo más sencillaLa receta de la trucha escabechada es de lo más sencilla

Pasados unos minutos, añade al ajo y a la cebolla el puerro y la zanahoria. Agrega también un poco de sal, remueve y pon una tapa a la sartén, dejando que todo se poche a fuego lento. Cuando todas las verduras estén tiernas será el momento de incorporar a la sartén algunos granos de pimienta negra -la cantidad depende del gusto personal-, las 3 hojas de laurel, un poco de tomillo y unos trozos de piel de naranja previamente lavada bajo el agua del grifo. Remueve para que todo se integre y agrega los 200 mililitros de vino blanco, los 200 mililitros de vinagre blanco y los 200 mililitros de agua. Vuelve a remover y deja que todo se cocine durante 5 minutos sin tapar para que el alcohol se evapore. Pasado el tiempo indicado, agrega las 4 truchas fritas a la sartén junto al resto de los ingredientes y vuelve a dejar reposar otros 5 minutos. Finalmente, pon todo en una fuente o en una bandeja donde deberás dejar que reposen 1 o 2 días antes de saborear estas deliciosas truchas en escabeche. Si no quieres consumirlas al momento, también puedes optar por guardarlas en botes previamente esterilizados en agua hirviendo y que deberás cerrar al vacío, conservándolos en un sitio con poca humedad y alejados de cualquier fuente de calor.

Te puede interesar

Comentarios