Menú
Sopa de almejas
60 minutos | Baja

Sopa de almejas

La sopa de almejas es un plato muy rico, fácil y saludable para disfrutar en un día frío. Atrévete a prepararla en casa con esta receta.

Receta archivada en: Sopas y cremas, Mariscos, Cocina rápida, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Para preparar la sopa de almejas, primero lavarlas muy bien. Colocarlas en un recipiente cubiertas de agua y con dos cucharadas de sal durante dos horas. A lo largo de este tiempo, cambiar el agua cada media hora. Esto hay que hacerlo unas tres veces. Las almejas suelen tener arena en su interior y no es fácil que la suelten, de ahí que el remojo es necesario. Cuando el agua esté bien clara, escurrir y reservar las almejas.
  2. Poner los 150 ml. del vino blanco a calentar en una cazuela grande. Agregar las almejas, taparlas y dar un hervor hasta que se abran. Las almejas que no se hayan abierto o estén rotas no se usaran. Colar el caldo de cocer las almejas para evitar que tenga arena. Reservar por separado el caldo y las almejas.
  3. Preparar el caldo para la sopa. Poner las espinas y las cabezas de pescado en una cazuela grande, añadir 1 puerro limpio y unas ramas de perejil. Sazonar, verter el agua y cocer durante 20 minutos. Colar y reservar para usar después.
  4. Picar en dados el puerro que queda, los ajos, la cebolla, la zanahoria y el pimiento verde. Poner todo a pochar en una cazuela grande con un chorro de aceite de oliva virgen. Sazonar al gusto. Añadir a la cazuela las tres cucharadas de salsa de tomate, el caldo de cocer el pescado y el jugo resultante de la cocción de las almejas. Añadir perejil picado y cocer todo durante 15-20 minutos a fuego no muy fuerte. Cuando termine la cocción triturar todo muy bien.
  5. En este punto, añadir a la salsa resultante la guindilla de cayena y los 100 gr. de fideos, hervir durante el tiempo necesario para que los fideos se cuezan. Cuando haya pasado el tiempo de cocción retirar la cayena y en ese preciso momento echar las almejas en la sopa, la mitad con concha y la otra mitad sin concha.
  6. Servir en plato hondo y espolvorear con perejil picado por encima de la sopa.

Receta completa

Al vapor, a la marinera, con alubias, en un buen arroz o en conserva, las almejas son un buen aliado de la dieta mediterránea. Las almejas destacan por su gran contenido en proteínas de alto valor biológico y el poco aporte en hidratos de carbono y grasas. Asimismo, aunque se trata de un producto rico en nutrientes y de un sabor exquisito, su consumo se debe realizar dentro de una dieta sana y equilibrada. Estos moluscos contienen hierro, sustancia necesaria para evitar anemias y generar glóbulos rojos.

Por otra parte, presentan una cantidad de potasio nada desdeñable que permite el buen funcionamiento del sistema nervioso. Además, aportan yodo que convierte los alimentos en energía, por lo que facilita la correcta actividad del organismo, pero por contener este mineral las personas con hipertiroidismo deben vigilar el consumo de almejas pero no así las que tienen hipotiroidismo que será un buen aliado para ellas. Las almejas, por su poder saciante y su bajo aporte calórico, son una excelente alternativa para quienes buscan enriquecer su dieta al momento de perder peso.

Hay que limpiar bien las almejas ya que suelen tener arena en su interiorHay que limpiar bien las almejas ya que suelen tener arena en su interior

Elaboración

Para que la sopa de almejas quede lo más sabrosa posible, lo mejor es elegir un buen ingrediente, lo más carnosas posibles. Lo primero que tenemos que hacer antes de empezar a preparar la sopa es lavar muy bien estos moluscos para eliminar toda la arena o desechos que tengan. Lo mejor para limpiarlas es ponerlas en un recipiente cubiertas de agua, con dos cucharadas de sal y dejarlas dos horas. A lo largo de este tiempo cambiamos el agua cada media hora, al final los cambios del agua se harán unas tres veces. Las almejas suelen tener arena en su interior y no es fácil que la suelten, de ahí que el remojo es necesario y muy importante. Cuando veamos que el agua esté bien clara, escurrimos las almejas y las reservamos.

En este punto, ponemos los 150 ml. de vino blanco a calentar en una cazuela grande y agregamos las almejas, las tapamos y las damos un hervor hasta que se abran. Las almejas que no se hayan abierto o estén rotas las desechamos. A continuación, colamos el caldo de cocerlas para eliminar y evitar que tenga arena. Tenemos que reservar por separado el caldo y las almejas.

Esta receta es de lo más saludable, ya que contiene pescado y verdurasEsta receta es de lo más saludable, ya que contiene pescado y verduras

Para preparar el caldo para hacer la sopa ponemos las espinas y las cabezas de pescado blanco en una cazuela grande, añadimos unas ramas de perejil y un puerro que previamente habremos limpiado. Sazonamos al gusto y vertemos agua en la cazuela para hacer el caldo, lo cocemos durante 20 minutos. Cuando el tiempo haya pasado, lo colamos y reservamos para luego.

Mientras cuece el caldo de pescado preparamos las verduras. Picamos en dados el puerro que nos queda, los ajos, la cebolla, la zanahoria y el pimiento verde. Ponemos todo a pochar con un chorro de aceite de oliva virgen extra en una cazuela grande. Sazonamos al gusto. En este punto, añadimos las tres cucharadas de salsa de tomate, el caldo de pescado preparado anteriormente y el jugo resultante de la cocción de las almejas, agregar perejil picado y cocer todo durante otros 15-20 minutos a fuego medio. Cuando termine la cocción, trituramos todo muy bien.

La sopa de almejas es un plato muy rico y fácil de prepararLa sopa de almejas es un plato muy rico y fácil de preparar

Cuando ya lo hayamos triturado todo añadimos a la salsa resultante la guindilla de cayena y los 100 gr. de fideos. Dejamos hervir durante el tiempo que sea necesario para que los fideos estén bien hervidos. Cuando haya pasado el tiempo de cocción, retiramos la cayena y en este momento añadimos las almejas (la mitad con concha y la otra mitad sin concha). Lo incorporamos todo muy bien para que se unan los sabores adecuadamente.

Cuando ya tengamos hecha esta sopa tan exquisita, la servimos en un plato hondo y sí queremos podemos adornarla espolvoreando un poco de perejil picado sobre la sopa aún caliente, también podemos acompañarla con dados de beicon, y sustituir el perejil por albahaca picada y una hoja de albahaca fresca.

La sopa de almejas es deliciosa, aunque no hay que olvidar que este molusco es muy versátil, es posible prepararlas al ajillo, almejas en salsa picante, arroz con almejas, pulpo, etc. Es un plato muy típico de las fiestas pero se puede preparar cualquier día y triunfaras ante todos los que prueben esta sopa de almejas tan sabrosa.

Te puede interesar

Comentarios