Menú
Patatas al montón
40 | Baja

Patatas al montón

Esta es una receta de fácil preparación y que puede considerarse propia de la 'cocina de la abuela' ya que es tradicional desde hace muchos años por la mencionada sencillez y escasez de otros alimentos, algo muy típico en momento de menos posibilidad económica.

Receta archivada en: Patatas, Verduras y hortalizas, Guisos, Española, Platos principales

Ingredientes para Menos 2 Más personas

Receta paso a paso

  1. Trocear los pimientos y pocharlos
  2. Cortar las patatas en cuadrados pequeños o en rodaja finas
  3. Juntar todo en la misma sartén
  4. Freír los huevos

Receta completa

Las patatas se pueden acompañar con huevos fritos para darle consistenciaLas patatas se pueden acompañar con huevos fritos para darle consistencia

La patata es uno de los alimentos más consumidos en el mundo. Además, existen muchísimas variedades y se pueden consumir durante todo el año. Nos aporta mucha energía y tiene vitamina C, potasio y hierro entre muchos nutrientes. En la actualidad, ya existen variedades indicadas para cada tipo de preparación, es decir, para cocer, freír, etc. Esto hará que cada patata requiera un tiempo de preparación. Es algo a tener en cuenta a la hora de acercarnos a la verdulería a comprarlas.

En España se utilizan para un sinfín de platos típicos como la tortilla de patatas, plato por excelencia español o el plato que proponemos hoy, patatas en montón o a lo pobre.

Elaboración

En primer lugar, debes lavar los pimientos y trocearlos. En abundante aceite de oliva, póchalos. Mientras se van haciendo los pimientos, lava y pela las patatas, una vez estén peladas córtalas en cuadrados pequeños o en rodajas no muy gordas, como prefieras.

Una vez tengas todas las patatas preparadas añádelas a los pimientos, si ves que quizás se van a dorar mucho, puedes sacarlos de la sartén y reservarlos. En el mismo aceite donde has frito los pimientos, añade las patatas ya cortadas. Como consejo pon una tapadera a la sartén, eso hará que se queden blanditas y no demasiado crujientes. Si has sacado los pimientos, cuando las patatas estén casi listas, vuelve a añadirlos para que cojan otra vez el calor del fuego.

Hay que freírlas con la tapa para que queden más blandasHay que freírlas con la tapa para que queden más blandas

Es muy importante preparar este plato con aceite de oliva ya que, si utilizamos otro aceite como el de girasol, el sabor será totalmente diferente y no tendrá nada que ver con el sabor que queremos conseguir en este plato. Como acompañante de nuestras patatas en montón, vamos a freír unos huevos. Es una de las combinaciones más simples y ricas para este plato, que sin duda es muy típico aquí en España.

Quizás esta sea una de esas recetas típicas de casa de nuestros abuelos, y es que no hay nada como la comida tradicional, aquella cocinada a fuego lento y con pasión. Estos platos nos transportan a nuestra infancia, cuando nuestras abuelas cocinaban con esmero y mucho cariño para toda la familia.

Te puede interesar

Comentarios