Menú
Pappardelle con salsa de champiñones
80 minutos | Baja

Pappardelle con salsa de champiñones

Si por algo es famosa la gastronomía italiana es por sus pizzas y pasta. Y ahora, con esta receta, puedes traer todos los sabores de Italia y triunfar entre tus invitados con tus papperdelle frescos.

Receta archivada en: Pastas, Salsas, Guisos, Italiana, Platos principales

Ingredientes para Menos 2 Más personas

Receta paso a paso

  1. Mezcla en un bol grande la harina, los huevos, el aceite de oliva y la sal y amasa con las manos.
  2. Cuando hayas conseguido una masa homogénea, haz una bola con ella y déjala reposar en el recipiente cubierto por un paño durante 30 minutos.
  3. Cuando haya pasado el tiempo, estírala y dale forma rectangular con un rodillo de cocina.
  4. Cuando esté estirada, espolvorea un poco de harina por encima y corta tiras de 3 centímetros de ancho con un cuchillo. Deja reposar la pasta.
  5. Pela y pica la cebolla, el calabacín y la zanahoria.
  6. Lava los champiñones y lamínalos. Reserva algunos trozos para el emplatado.
  7. Pon una sartén al fuego con un chorrito de aceite de oliva y, cuando éste esté caliente, pocha la cebolla durante 10 minutos.
  8. A continuación incorpora el calabacín, la zanahoria y los champiñones troceados a la sartén y rehógalos antes de agregar el vino blanco, cuyo alcohol se evaporará en un par de minutos.
  9. Pon a hervir la pasta en abundante agua con sal. Te recomendamos que la dejes al dente para que luego no se pase de cocción al emplatarla con la salsa.
  10. Agrega la nata a la sartén y echa sal y pimienta al gusto.
  11. Cuando la pasta ya esté lista y escurrida, rehógala en una sartén con aceite de oliva e incorpora los champiñones laminados reservados al principio.
  12. A la hora de servir la pasta hazlo con la salsa de champiñones por encima y aderezada con un poco de queso rallado y perejil fresco picado.

Receta completa

La gastronomía italiana se caracteriza por la abundancia de olores y sabores típicos del mediterráneo gracias al uso de productos de calidad como el aceite de oliva, sus deliciosos quesos y especias frescas como la albahaca o el orégano. La pizza es uno de sus platos estrella, aunque también se pueden encontrar una gran variedad de recetas italianas a base de carne, hortalizas, pescado o marisco que están deliciosas. Pero, si hay algo que destaca dentro de la gastronomía italiana es la pasta. En esta ocasión queremos enseñarte a preparar unos deliciosos pappardelle, un tipo de cintas algo más anchas que los fettuccine, que puedes comprar ya hechos o bien prepararlos en casa. Acompañados con una suave salsa de champiñones, los pappardelle seguro que se convierten en uno de tus platos favoritos.

Pappardelle con champiñonesLos pappardelle son un tipo de cintas algo más anchas que los fettuccine

Elaboración

Hacer pasta fresca casera puede parecer un proceso largo y fatigoso, pero nada más lejos de la realidad. Lo primero que tendrás que hacer para preparar los papardelle será colocar los 350 gramos de harina floja (también conocida como harina 0000) en un recipiente grande junto a los 2 huevos, media cucharada de aceite de oliva y una pizca de sal. Con las manos comienza a juntar todos los ingredientes hasta conseguir una masa homogénea, lo que te llevará aproximadamente 15 minutos de amasado. Luego haz una bola con la masa y deja que repose durante 30 minutos en el bol cubierto con un paño de cocina limpio. Cuando haya pasado el tiempo indicado, estira la masa en forma de rectángulo con la ayuda de un rodillo. La masa deberá tener más o menos 3 centímetros de espesor. A continuación, espolvorea un poco de harina por encima de la masa y con un cuchillo corta cintas con un ancho aproximado de 3 centímetros.

Deja reposar los pappardelle unos minutos más mientras comienzas a preparar la salsa de champiñones. Primero pela y pica la cebolla en trozos pequeños y haz lo mismo con el medio calabacín y la zanahoria. Después lava los champiñones con abundante agua, trocéalos en rodajas y reserva algunos trozos para más adelante. Luego pon un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén y, cuando éste esté caliente, incorpora la cebolla. Deja que se poche durante unos 10 minutos y no te olvides de remover con una cuchara de palo. Cuando la cebolla esté cocinada, incorpora la zanahoria, el calabacín y los champiñones picados. Por último, añade un chorrito de vino blanco y deja que reduzca durante unos minutos para que se evapore el alcohol. Ahora es el momento de poner a hervir la pasta: llena una cazuela de agua y ponla al fuego con un poco de sal. Cuando llegue a ebullición echa la pasta, que tardará entre 6-10 minutos en estar lista dependiendo del punto en el que te guste. Te recomendamos que mejor la dejes al dente para que luego no se pasen a la hora de servirlos con la salsa.

Pela y pica la cebolla, el medio calabacín y la zanahoria en trozos pequeños con el champiñónPela y pica la cebolla, el medio calabacín y la zanahoria en trozos pequeños con el champiñón

Mientras los pappardelle se cuecen aprovecha para terminar la salsa. Agrega los 100 gramos de nata líquida para cocinar a los ingredientes en la sartén y adereza con pimienta y sal al gusto. Deja la salsa a fuego medio durante unos minutos hasta que veas que ésta comienza a espesar. Comprueba que la pasta ya está bien cocida y, después de colarla, ponla bajo el agua fría del grifo para que ésta no se pase de cocción. Escúrrela bien y échala en una sartén caliente con un poquito de aceite de oliva virgen extra para saltearla y añade también las rodajas de champiñones que habías reservado al principio. A la hora de servirlo, emplata la pasta con los champiñones salteados y agrega la salsa por encima. Termina el plato espolvoreando un poco de queso rallado y perejil fresco picado. Esta receta también puedes hacerla con otro tipo de pasta, ya sea con macarrones, espaguetis normales o en forma de unos cremosos canelones. Además, si te sobra salsa de champiñones no te preocupes, ya que ésta es perfecta para acompañar a la carne, a la verdura cocida o bien con arroces.

Te puede interesar

Comentarios