Menú
Mejillones rellenos
60 minutos | Baja

Mejillones rellenos

Perfecto para sorprender en una comida con amigos o familia, éste es un plato que no sólo está delicioso sino que os hará disfrutar de los mejillones más allá de la manera tradicional de hacerlos al vapor.

Receta archivada en: Mariscos, Pescados, Guisos, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Lava con abundante agua del grifo los mejillones asegurándote de quitar los restos de suciedad de la concha.
  2. Pon los 250 mililitros de vino blanco en una cazuela grande junto a la hoja de laurel y unas ramas de perejil fresco. Pon a fuego medio y añade también los
  3. mejillones.
  4. Cierra la tapa y deja que se vayan abriendo con el vapor.
  5. Cuando los mejillones se hayan abierto, separa la carne de las cáscaras y guarda estas últimas. Pica finamente la carne de mejillón y reserva.
  6. Pela y pica finamente la cebolleta, los 2 dientes de ajo y el pimiento verde. Echa un chorrito de aceite de oliva virgen extra en una sartén y ponla al fuego, sofriendo las verduras durante unos minutos.
  7. Añade el tomate previamente lavado y cortado en cubos y sazona con sal y pimienta negra molida al gusto. Remueve para que todos los ingredientes se integren y deja en el fuego hasta que el agua comience a evaporarse.
  8. Agrega los mejillones troceados y rectifica el punto de sal. Deja que repose a fuego bajo.
  9. Para preparar la bechamel, pon 70 mililitros de aceite de oliva virgen extra en una cazuela al fuego y rehoga en él 80 gramos de harina de trigo. Luego incorpora los 700 mililitros de leche entera poco a poco y sin dejar de remover en ningún momento.
  10. Sazona la salsa con sal y pimienta negra y deja que repose 10 minutos en el fuego removiendo cada poco tiempo.
  11. Junta la bechamel con el sofrito de mejillón, remueve para que todos los ingredientes se mezclen y deja al fuego durante 10 minutos. Luego deja enfriar el relleno.
  12. Rellena las cáscaras de mejillón con una cucharada generosa de relleno. Luego rebózalas en un poco de harina, huevo batido y pan rallado antes de freírlas con abundante aceite.
  13. A la hora de servir estos deliciosos mejillones rellenos hazlo cuando aún estén calientes y con un poco de perejil fresco picado espolvoreado por encima.
Puedes rellenarlos de lo que quierasPuedes rellenarlos de lo que quieras

Receta completa

El marisco es el gran protagonista en muchas mesas durante las fiestas navideñas, pero los moluscos como las ostras, las almejas o los mejillones tampoco se quedan atrás. A la hora de preparar estos últimos, la receta de mejillones al vapor es la que más éxito suele tener. Sin embargo, hay una forma distinta de prepararlos con la que seguro que consigues sorprender a toda tu familia y amigos: los mejillones rellenos. Se trata de una receta que es de lo más versátil, ya que aunque en el relleno es indispensable la carne de mejillón, el sofrito puede ir acompañado de distintos ingredientes y salsas. En este caso se trata de unos mejillones rellenos de un sofrito de cebolla y pimiento mezclado con salsa bechamel y que luego se fríen antes de presentarlos a los comensales. ¡Si este año quieres sorprender con un menú diferente, este plato no puedes dejar de pararlo!

Elaboración

La primera elaboración de esta receta es preparar los mejillones. Comienza lavándolos con abundante agua del grifo y quitándoles los restos de suciedad que puedan tener adheridos a la concha. A continuación, pon los 250 mililitros de vino blanco en una cazuela lo suficientemente grande para que te quepa el kilo de mejillones. Añade también un poco de perejil fresco y la hoja de laurel. Pon la cazuela en el fuego e introduce en ella los mejillones ya limpios, dejando que hiervan durante unos minutos con la tapa puesta para que se vayan abriendo con el vapor. Cuando compruebes que todos se han abierto, retira la cazuela del fuego y ve separando la carne de las cáscaras. Éstas últimas resérvalas y el interior del mejillón pícalo lo más fino que puedas. El siguiente paso será preparar el sofrito de estos mejillones rellenos. Pela y pica finamente la cebolleta y los dientes de ajo. Luego lava el pimiento verde, quítale el pedúnculo y los restos de pellejos y pepitas y córtalo también en trozos menudos. A continuación, pon a calentar un chorrito de aceite de oliva en una sartén y, cuando haya alcanzado temperatura, pon la cebolleta, el ajo y el pimiento a pochar. Agrega también el tomate previamente lavado y cortado en cubos y sazona con sal y pimienta negra al gusto. Remueve y deja que todo se fría durante unos minutos, hasta que el agua comience a evaporarse. En ese momento agrega a la sartén la carne de los mejillones ya picada, remueve y rectifica el punto de sal.

Mientras el sofrito sigue en el fuego durante unos minutos más aprovecha para preparar la bechamel. Pon 70 mililitros de aceite de oliva virgen extra en una cazuela y añade 80 gramos de harina de trigo para que se sofría durante unos minutos. Cuando la harina haya adquirido un tono dorado, comienza a agregar los 700 mililitros de leche entera poco a poco y sin dejar de remover en ningún momento. Por último, agrega sal y pimienta negra al gusto y deja que repose a fuego lento durante 10 minutos, removiendo cada poco tiempo. Pasado ese tiempo, incorpora la bechamel al sofrito con los mejillones y remueve para que todos los ingredientes se integren. Tras otros 5 o 10 minutos más en el fuego, retira la cazuela y deja que el relleno se enfríe.

Los mejillones van genial como aperitivoLos mejillones van genial como aperitivo

A continuación bate el huevo y reparte un poco de harina y de pan rallado en diferentes platos. Rellena la concha de los mejillones con una cucharada generosa de relleno y luego pásalos por la harina, el huevo y el pan rallado. Por último, tan solo te quedará freírlos en abundante aceite a buena temperatura. A la hora de servir estos mejillones rellenos a tus invitados, hazlo cuando todavía estén calientes y decorados con un poco de perejil fresco picado. Seguro que recibes numerosas críticas positivas, ya que es una manera diferente de comer este molusco tan apreciado.

Te puede interesar

Comentarios