Menú
Gelatina de frutas
10 minutos | Baja

Gelatina de frutas

Es una receta fácil y rápida para tomar fresca en verano y disfrutar del rico sabor de la fruta.

Receta archivada en: Frutas, Cocina rápida, Postres

Ingredientes para Menos 6 Más personas

Receta completa

Uno de los postres favoritos de niños y adultos es la gelatina de frutas. En estos días calurosos de verano ¿a quién no le apetece una gelatina bien fría después de comer? Sin embargo, poco tiene que ver la gelatina que venden en los comercios con la que se puede hacer en casa. Por ello, hoy aprenderás a cocinar una deliciosa gelatina casera de frutas a base de agar-agar.

¿Qué es el agar-agar? Se trata de una sustancia gelificante que, al igual que la gelatina, es capaz de convertir un líquido en un gel. Tradicionalmente, siempre se ha utilizado la gelatina para crear este rico postre pero la gente desconoce cuál es su origen e incluso la existencia de la alternativa del agar-agar.

La gelatina neutra, que se puede encontrar en polvo o en hojas, es una sustancia inodora, insípida e incolora que se obtiene de los cartílagos y huesos de los animales y que está compuesta por proteína. Por esta razón, las personas que llevan una dieta a base de productos que no son de origen animal no pueden consumir este famoso postre a no ser que utilicen el agar-agar.

El agar-agar es un alimento parecido a la gelatina y que pueden consumir los veganosEl agar-agar es un alimento parecido a la gelatina y

que pueden consumir los veganos

La gelatina en hojas debe ponerse en remojo en agua fría durante unos 10 minutos y, pasado este tiempo, las hojas se escurren bien con las manos y se disuelven en un líquido caliente para incorporarlas a la receta en cuestión. Cuando hablamos de gelatina en polvo o neutra, se puede emplear hidratándola también en agua fría y disolviéndola después en un líquido caliente o bien calentando la gelatina con agua fría en una olla a fuego lento y removiendo hasta disolver.

Para que se disuelva el agar-agar hay que echarlo a una olla en ebulliciónPara que se disuelva el agar-agar hay que echarlo a una olla en ebullición

Una ventaja de esta sustancia frente a la gelatina es que algunas frutas ácidas no son compatibles con esta última e impiden que cuaje correctamente. Esto ocurre con la piña, el kiwi, los higos, la papaya, la guayaba, el jengibre y el mango y la explicación de esto es que estas frutas proteolíticas presentan una enzima que rompe las moléculas de la gelatina.

Esta receta se puede hacer con zumos de frutas compradosEsta receta se puede hacer con zumos de frutas comprados

Para calcular correctamente la cantidad de agar-agar que necesitarás en tus postres debes tener en cuenta que para obtener una gelatina blanda las proporciones son 6 gramos de agar-agar por litro de agua y si prefieres una gelatina más rígida son 16 gramos por litro.

La gelatina casera a base de agar-agar de esta receta presenta zumo de piña y naranja, plátano, mandarina y manzana. Depende de los gustos de cada persona escoger las frutas que se prefieran y hacer con ellas este delicioso postre con el que disfrutará todo el mundo en la mesa.

Elaboración

Para empezar con esta sencilla receta, corta el plátano, la mandarina y la manzana en daditos pequeños. A continuación, en un molde grande (o bien en moldes individuales si deseas obtener varias gelatinas pequeñas) distribuye bien toda la fruta cortada hasta que quede cubierto completamente.

El primer paso es cortar en trozos la frutaEl primer paso es cortar en trozos la fruta

Añade a la olla el zumo de piña, el zumo de naranja y las dos cucharadas de azúcar. Muévelo muy bien integrándolo con el agua y el agar-agar y, cuando obtengas una mezcla homogénea, rellena los moldes hasta cubrir la fruta por completo. Por último, introduce los moldes en la nevera durante mínimo media hora y después tu gelatina estará lista para desmoldar y servir.

Te puede interesar

Comentarios