Menú
Pollo asado a la naranja
80 minutos | Baja

Pollo asado a la naranja

Este plato es muy típico de la cocina china, una receta muy sencilla de hacer y perfecta para una comida familiar. Además, preparar el pollo al horno hace que éste sea más sano y mantenga todo su sabor.

Receta archivada en: Carnes, Frutas, Horno, China, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

1. Comprueba que el pollo está perfectamente limpio de plumones poniendo especial atención a la zona de las alas y los muslos.

2. Exprime una de las naranjas y vierte el zumo en un recipiente junto a los 200 mililitros de vino blanco -que puedes cambiar por cerveza- y las hierbas aromáticas que hayas elegido. Mezcla todo.

3. Pon el pollo en una bandeja honda y riega con la marinada. Deja que el pollo se macere durante 1 hora, dándole la vuelta a los 30 minutos.

4. Prepara la guarnición: lava, pela y pica las patatas, las verduras o los ingredientes que hayas elegido.

5. Reparte la guarnición en el fondo de la bandeja en el que vayas a hornear el pollo.

6. Lava las naranjas y córtalas en rodajas. Introduce unos trozos en el interior del pollo y reparte el resto entre la guarnición de la bandeja.

7. Coloca el pollo sobre la guarnición con las pechugas hacia abajo, añade los 250 mililitros de caldo de pollo y 3/4 de la marinada.

8. Mete en el horno previamente calentado a 190ºC con calor arriba y abajo durante 1 hora y media.

9. Cada 20 minutos dale la vuelta al pollo y pinta su piel con la marinada que has reservado usando un pincel de cocina.

10. Una vez pasado el tiempo de horneado comprueba que el pollo está hecho y la guarnición en su punto.

11. Sirve a tus invitados acompañado de una ensalada o unos tomates aliñados.

Receta completa

El pollo al horno siempre es una receta estupenda para prepara en familia, ya que encanta tanto a niños como a mayores. El problema es que mucha gente sigue creyendo que preparar un pollo asado es demasiado complicado, pero la realidad es bien diferente. A diferencia del pollo frito, el asado es mucho más sano y tiene menos calorías; mientras que si se compara con el hervido las ventajas son que tiene mucho más sabor, mantiene sus propiedades y se reduce notablemente el contenido en grasa. El pollo al horno se puede preparar de muchas formas: con romero, al curry, acompañado de patatas o verduras... por no hablar del popular pollo al limón, que seguro que ya has cocinado o comido en más de una ocasión. Hoy en Bekia Cocina te traemos la receta hermana que cambia el limón por la naranja, un clásico de la cocina china con un toque cítrico que seguro que hará que tu familia o amigos se chupen los dedos cuando lo prueben.

Pollo asado a la naranjaEl pollo a la naranja es un clásico de la cocina china con un toque cítrico

Elaboración

Hacer un pollo asado, independientemente de los ingredientes con los que lo adereces o acompañes, es de lo más fácil. En este caso, lo primero que tendrás que hacer es comprobar que el pollo está perfectamente limpio y quitar cualquier plumón que pueda haber quedado -pon especial atención en la zona de las alas y los muslos-. Cuando ya esté limpio, sazónalo untándole un poco de sal en la piel y ponlo en una fuente honda. A continuación es el momento de hacer la marinada con la que se va a acompañar a este delicioso pollo asado al horno. Para ello, exprime una de las naranjas y vierte el juego en un recipiente junto a los 200 mililitros de vino blanco y las hierbas aromáticas que hayas elegido -orégano, romero, albahaca, estragón, laurel...-.

Mezcla todo y vierte el líquido sobre el pollo, que deberás dejar que repose durante 1 hora para que se impregne bien. Si lo prefieres, también otra variante de esta receta es el pollo a la naranja con cerveza, que para prepararlo tan sólo tienes que sustituir el vino blanco por la cerveza que a ti más te guste -aunque te recomendamos que sea una fuerte para que el sabor no se diluya con la naranja-. Después de que el pollo haya estado macerando durante 30 minutos, dale la vuelta y déjalo durante otra media hora. Mientras tanto, pon a calentar el horno a 190ºC con calor arriba y abajo y empieza a preparar el acompañamiento con el que vas a servir este pollo asado en el horno.

Si has optado por unas patatas, entonces pélalas y córtalas en rodajas o en cubos. Otra opción es acompañarlo de verduras como berenjena, calabacín o zanahorias, que también deberás cortar en trozos pequeños. Cuando tengas tu guarnición elegida preparada, repártela en el fondo de la bandeja del horno que vayas a usar para asar el pollo. A continuación, lava las 2 naranjas que te sobran y córtalas en rodajas. Nosotros te recomendamos que luego cortes cada rodaja en 2 trozos, aunque si lo prefieres puedes utilizar las rodajas enteras o bien cortarlas en cuartos. En todo caso, mete 5 o 6 trozos de naranja en el interior del pollo y reparte el resto entre las patatas, la verdura, o la guarnición que hayas elegido. De esta forma te asegurarás de que tanto el pollo como el acompañamiento tengan un fuerte sabor a naranja, siendo este toque cítrico el toque estrella de la receta.

Pollo asado a la naranjaEl fuerte sabor a naranja le da ese toque cítrico estrella de la receta

El siguiente paso ya será poner el pollo en la bandeja del horno encima de la guarnición y colocando las pechugas hacia abajo. Por último, riégalo con los 250 mililitros de caldo de pollo y 3/4 de la marinada en la que estaba reposando el pollo. Mételo en el horno, donde tendrá que estar aproximadamente 1 hora y 30 minutos para quedar perfectamente asado. Tendrás que darle la vuelta cada 20 minutos para que se hornee de forma homogénea por ambos lados. Aprovecha también para barnizarlo con el resto de la marinada que has reservado con la ayuda de un pincel de cocina. Cuando haya pasado el tiempo, comprueba que está perfectamente hecho y pincha las patatas para comprobar que no se han quedado crudas. Entonces ya podrás servírselo a tus invitados para que alucinen con lo delicioso que está tu pollo a la naranja. Además, también puedes preparar un entrante para servirlo antes del pollo asado o durante; por ejemplo, una ensalada o una fuente con tomate cortado, cebolla en rodajas, sal y aceite.

Te puede interesar

Comentarios