Menú
Apple Crumble
90 minutos | Baja

Apple Crumble

Este postre es una de las recetas más tradicionales de la gastronomía inglesa, un dulce que se caracteriza por el contraste entre la tierna manzana caramelizada con la costra crujiente del crumble.

Receta archivada en: Tartas, Frutas, Horno, Británica, Postres

Ingredientes para Menos 8 Más personas

Receta paso a paso

  1. Comienza pelando las 5 manzanas, quitándoles el corazón y cortándolas en pequeños cubos.
  2. Pon la manzana en un recipiente hondo e incorpora el zumo del ½ limón. Mezcla con las manos para que la manzana se empape completamente con el jugo.
  3. Incorpora a la fruta la mitad del azúcar moreno y 1 cucharada pequeña de canela. Vuelve a remover y vierte en un cazo.
  4. Calienta la mezcla a fuego medio con la tapa puesta durante 15 minutos. Luego retira y comprueba que la manzana se ha caramelizado y ha adquirido una textura más blanda.
  5. En otro recipiente pon los 200 gramos de harina de trigo y los 50 gramos de azúcar moreno restantes.
  6. Mezcla con la ayuda de las manos e incorpora, a continuación, los 100 gramos de margarina recién salida de la nevera. Vuelve a amasar hasta que adquiera una textura arenosa parecida a la de las galletas trituradas.

  7. Pon a calentar el horno a 180ºC y cubre una bandeja de horno con un poco de papel vegetal o papel de hornear. Reparte la masa del crumble sobre ella y mete en el horno durante unos minutos.
  8. Vierte la mezcla de manzana en una fuente de horno y espolvorea por encima el crumble pre-horneado. Mete en el horno durante 20-30 minutos.
  9. Cuando haya adquirido un tono dorado de forma homogénea, saca el postre del horno y deja templar un poco. Sírvelo todavía caliente acompañado de un poco de nata, de compota de fruta, de crema pastelera o de helado.

Receta completa

Inglaterra no solo es conocida por su clima lluvioso, por su arquitectura o por su historia llena de hitos, sino que su gastronomía tradicional es conocida alrededor de todo el mundo. Sus recetas se caracterizan por ser sencillas y elaboradas con productos de calidad, destacando entre otros platos el Sunday roast, el Yorkshire pudding, las distintas variedades del pastel de carne o el famoso fish and chips. Pero tampoco hay que olvidarse del punto dulce con postres como el apple crumble. Originario de Inglaterra durante la época del racionamiento de alimentos a consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, el crumble es una técnica culinaria que consiste en mezclar diferentes frutas con una masa de harina y mantequilla que se mete en el horno y que adquiere una deliciosa textura crujiente. La receta tradicional se elabora con manzana, aunque se pueden encontrar muchas variedades que introducen uva, pera, cereza o mora. El apple crumble es un postre perfecto para poner el toque estrella a una comida familiar o bien para servir junto a un café a media tarde. Si quieres aprender a hacerlo en casa solo tienes que seguir la receta que te contamos a continuación.

Elaboración

Para preparar este delicioso apple crumble lo primero que habrá que hacer es trocear las manzanas. La variedad que elijas depende de ti, pudiendo utilizar una manzana más o menos dulce. Comienza pelando las 5 manzanas, quitándoles el corazón y, a continuación, cortándolas en pequeños trozos. Luego ponlas en un recipiente hondo, rocía con el zumo del ½ limón y mezcla todo. El siguiente paso será elaborar la masa del crumble: añade la mitad del azúcar moreno al recipiente con la fruta junto a 1 cucharada de canela. La medida de canela es orientativa, ya que si te gusta puedes echar un poco más o prescindir de ella en caso de que su sabor no sea de tu agrado.

El apple crumble es un postre sencillo y perfecto para acompañar cualquier comidaEl apple crumble es un postre sencillo y perfecto para acompañar cualquier comida

Vierte la mezcla en un pequeño cazo y ponlo a calentar a fuego medio con la tapa. Tras 15 minutos comprobarás que la manzana ya se ha caramelizado y ha adquirido una textura más blanda. Apaga el fuego y reserva para más adelante. En un bol limpio mezcla los 200 gramos de harina de trigo con los 50 gramos de azúcar moreno restantes. Mezcla bien con las manos y, a continuación, agrega los 100 gramos de margarina recién salida de la nevera y vuelve a amasar. Es importante que la margarina sea el último ingrediente que se incorpore al crumble y que se trabaje con agilidad la mezcla hasta que todo se integre por completo y hayas conseguido una masa con una textura arenosa similar a la de las galletas trituradas. En caso de que no sea así, no te preocupes porque se puede arreglar. Envuelve la mezcla en un poco de papel film y métela en la nevera durante 1 hora para que se enfríe y adquiera una textura más dura. Luego sácala y rállala con la ayuda de un rallador.

Un truco para lograr que el crumble tenga una textura más crujiente es optar por añadir una pequeña cantidad de copos de avena, galletas desmenuzadas o frutos secos picados. A continuación, pon a calentar el horno a 180ºC y, mientras tanto, vierte la mezcla de manzana en una fuente de horno. Por otra parte, pon la masa del crumble en una bandeja de horno previamente cubierta con papel de hornear o de papel vegetal y métela en el horno durante unos minutos. Y es que pre-cocinando un poco el crumble antes de juntarlo con la manzana te asegurarás de que no adquiera una textura blanda a la hora de servirla. Unos minutos después, espolvorea la mezcla de harina, margarina y azúcar sobre las manzanas caramelizadas y mete en el horno durante unos 20 o 30 minutos.

Este postre inglés suele decorarse con helado o crema pasteleraEste postre inglés suele decorarse con helado o crema pastelera

Cuando el apple crumble haya adquirido un tono dorado homogéneo ya podrás sacarlo del horno, ya que la costra crujiente que caracteriza a este postre ya se habrá formado. Una vez lo saques del horno deja que se temple un poco antes de servir, aunque no es necesario que se enfríe del todo ya que es caliente cuando más rico está. En Inglaterra es normal acompañar este delicioso postre con un poco de helado, de crema pastelera, de compota de fruta o de nata. Invita a tus amigos o familiares durante un día lluvioso y haz que entren en calor con este postre... ¡y ten a mano la receta porque seguro que no tardan en pedírtela!

Te puede interesar

Comentarios