Menú
Pizza de espinacas
40 minutos | Baja

Pizza de espinacas

Si eres amante de la pizza y también de las verduras, no puedes dejar de probar esta rica combinación que puedes hacer en un santiamén.

Receta archivada en: Verduras y hortalizas, Masas y rebozados, Horno, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Saca la masa de la pizza para que se vaya descongelando.
  2. Pon a precalentar el horno a 200 gradostexto enlace.
  3. Por agua a hervir con un poco de sal.
  4. Una vez el agua haya hervido añade las espinacas y deja que se cocinen durante 4 minutos.
  5. Saca las espinacas y escúrrelas.
  6. Corta en laminas finas el queso de cabratexto enlace y ponlo sobre la masa de pizza.
  7. Corta la cebolla en trozos finos y pequeños.
  8. Sobre el queso de cabra pon las espinacas, la cebolla, y añade sal, orégano y pimienta.
  9. Calienta la pizza a 180 grados hasta que esté dorada.
  10. Cuando esté dorada añade un poco de aceite y los piñones y deja que se cocine por completo.
Añade las espinacas sobre el quesoAñade las espinacas sobre el queso

Receta completa

Si eres amante del queso, pero además tratas de cuidar un poco tu línea, no hay nada mejor que para esos días en los que te entre antojo de algo rico, preparar una pizza casera. Más allá de la pizza de verduras, la cuatro estaciones o la cuatro quesos, hay un mundo de posibilidades para preparar una pizza sana y deliciosa. Es por esto que una de las mejores opciones es mezclar el sabor de las espinacas con el del queso de cabra.

Elaboración

Lo primero que debemos hacer es descongelar las espinacas, para esto ponemos agua a hervir en una olla (más o menos un litro), con un poco de sal. Cuando el agua comience a hervir, añadimos las espinacas y dejamos que cuezan durante 4 minutos. Transcurrido ese tiempo, apagamos el fuego y las dejamos reposar en el agua durante un minuto. A continuación, escurrimos y las reservamos para más tarde.

Añade el queso que más te guste a tu pizzaAñade el queso que más te guste a tu pizza

Ponemos a precalentar el horno a 200 grados mientras que vamos cortando en rodajas el queso de cabra y lo colocamos sobre la masa, también puedes hacer la masa de forma casera, pero si tienes poco tiempo la pizza seguirá siendo igual de sana con una masa comprada de un supermercado.

Sobre el queso de cabra, no sobre la masa ya que las espinacas pueden reblandecerla, colocamos las espinacas, añadimos, la cebolla troceada, la sal, le pimienta y el orégano. Por supuesto puedes añadir más ingredientes como tomate natural si te gusta mucho su sabor en la pizza. La horneamos a 180 grados durante unos 8 o 10 minutos hasta que esté ligeramente dorada, le echamos el aceite de oliva y los piñones (esto es opcional) y dejamos que se haga por completo en el horno. Cuando esté lista solo quedará sacarla y disfrutar de esta deliciosa pizza casera y muy sana.

Te puede interesar

Comentarios