Menú
Hummus de remolacha
15 minutos | Baja

Hummus de remolacha

El hummus está delicioso, pero esta versión de remolacha no solo tiene un toque de sabor único sino que enamorará a todos tus invitados por su espectacular color rosa intenso.

Receta archivada en: Verduras y hortalizas, Salsas, Cocina rápida, Marroquí, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Comienza cociendo los 200 gramos de remolacha durante 1 hora en una cazuela llena de agua hirviendo. Cuando esté tierna, sácala del agua y deja que repose para que se enfríe.
  2. Cuece los 400 gramos de garbanzos en agua hirviendo o bien usa unos de bote. En este último caso asegúrate de lavarlos con abundante agua del grifo poniendo los garbanzos en un colador de red de malla.
  3. Pon los garbanzos ya cocidos en una trituradora o en un robot de cocina junto al diente de ajo ya pelado y al zumo de limón. Tritura hasta tener una pasta homogénea.
  4. Agrega 1 cucharada pequeña de comino en polvo, 2 cucharadas de tahini o pasta de sésamo, una pizca de canela molida, un poco de sal y algunas hojas de hierbabuena o de albahaca. Vuelve a triturar.
  5. Corta la remolacha en trozos pequeños y agrégalos al resto de los ingredientes junto a 50 mililitros de aceite de oliva virgen extra. Bate hasta tener una mezcla totalmente homogénea y sin grumos.
  6. Mete el hummus en la nevera durante un par de horas y, a la hora de servirlo, espolvorea por encima algunas semillas de sésamo y añade un chorro de aceite de oliva virgen extra.

El sabor de este hummus varía un pocoEl sabor de este hummus varía un poco

Receta completa

El hummus es una crema de garbanzos tradicional de la gastronomía de Oriente Medio cuyo consumo ya se ha extendido por todo el mundo. Actualmente se pueden encontrar muchas versiones diferentes del hummus, una de ellas es esta hecha con remolacha. Este ingrediente no sólo le aporta un toque de sabor diferente, sino que le da al plato un toque de color espectacular. Si en la próxima velada que celebres con tus amigos quieres sorprenderles, no dudes en preparar este hummus de remolacha en casa.

Elaboración

Para preparar este hummus de remolacha puedes optar por comprar la remolacha ya cocida o prepararla en casa. En caso de optar por la última opción, cocinar la remolacha será el primer paso. Para ello llena una cazuela con agua y ponla a calentar a fuego medio. En el momento en el que rompa a hervir añade los 200 gramos de remolacha y deja que se cueca durante, aproximadamente, 1 hora. Pasado ese tiempo comprueba que está perfectamente echa pinchándola con la punta de un cuchillo, pues si todavía no está tierna tendrás que dejarla unos minutos más a remojo. Luego saca la remolacha y deja que se enfríe a temperatura ambiente para poder utilizarla en la receta.

La remolacha consigue dar un color muy intenso al hummusLa remolacha consigue dar un color muy intenso al hummus

En lo que se refiere a los garbanzos ocurre lo mismo que con la remolacha, puedes utilizarlo de bote o cocerlos en casa. Si los usas de bote tendrás que escurrir el líquido de su interior y luego ponerlos en un colador de red de malla para enjuagarlos bajo el grifo. De querer cocerlos en casa, entonces tendrás que haberlos dejado a remojo la noche anterior para al día siguiente ponerlos en una cazuela con abundante agua. Ponlos a fuego alto y, tras 5 minutos hirviendo, bájalo a fuego suave para que se cocinen durante 1 hora y media o 2 horas con la tapa puesta. Acuérdate también de removerlos con una cuchara de palo de vez en cuando. En el momento en el que tengas tanto la remolacha como los garbanzos ya hechos será el momento de empezar a preparar este delicioso hummus.

Empieza poniendo los garbanzos en una trituradora o en un robot de cocina junto al diente de ajo ya pelado y el zumo del limón. Agrega también las distintas especias que le darán el toque especial: 2 cucharadas de tahini o pasta de sésamo, un poco de canela en polvo, 1 cucharada pequeña de comino en polvo, una pizca de sal y unas hojas de hierbabuena fresca o de albahaca. Bate todos los ingredientes y, a continuación, agrega la remolacha cortada en dados pequeños y 50 mililitros de aceite de oliva virgen extra. Vuelve a triturar todo a máxima velocidad hasta que consigas una pasta homogénea y sin ningún grumo. Una vez tengas el hummus de remolacha hecho, mételo en la nevera durante un par de horas para que adquiera la textura adecuada. Cuando vayas a servirlo a la mesa, ponlo en el recipiente o fuente en el que lo quieras presentar y echa por encima algunas semillas de sésamo y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Ya verás como tus comensales no sólo se quedan sorprendidos por el color del hummus, sino también por el espectacular toque de sabor que le da la remolacha. ¡Repetirán!

Te puede interesar

Comentarios