Menú
Gougères
80 minutos | Media

Gougères

Estas deliciosas bolitas de queso se prepararan con una fina masa que se mezcla con un poco de emmental rallado. Es un aperitivo muy fácil de hacer y que te dejará con ganas de más.

Receta archivada en: Quesos, Pastas, Horno, Francesa, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Prepara la pasta choux mezclando en una cazuela los 125 mililitros de agua, los 125 mililitros de leche, los 100 gramos de mantequilla, un poco de sal y una pizca de azúcar.
  2. Pon la mezcla a calentar a fuego medio removiendo cada poco tiempo con una cuchara de palo.
  3. Tamiza los 150 gramos de harina de trigo pasándola por un colador de malla de red y, cuando la mezcla rompa a hervir, agrégala de golpe. Remueve durante 1 minuto hasta que la mezcla adquiera una textura homogénea y se haya despegado de las paredes.
  4. Retira la pasta choux del fuego y viértela en un recipiente limpio. Déjala reposar durante 5 minutos hasta que se atempere y luego incorpora 4 huevos de 1 en 1 y removiendo hasta que se integren antes de echar el siguiente.
  5. Ralla los 150 gramos de queso emmental con un rallador grueso e incorpora a la masa junto a un poco de nuez moscada y pimienta negra molida. Remueve para que todos los ingredientes se mezclen.
  6. Mete la masa en una manga de cocina de boquilla lisa y comienza a hacer pequeñas bolas sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear. Ten cuidado de dejar suficiente espacio entre un gougère y otro para que no se junten a la hora de hornearse.
  7. Pon a calentar el horno a 200ºC con calor arriba y abajo y, mientras tanto, pinta cada gougère con huevo batido.
  8. Mete los gougères en el horno durante 20 minutos. Una vez pasado ese tiempo, deja la puerta del horno entreabierta durante unos minutos para que no haya un cambio brusco de temperatura y la masa se baje.
  9. Sirve fríos o templados acompañados de alguna salsa
  10. .

Receta completa

El queso es un alimento que suele volver loca a la mayoría de las personas, ya que está delicioso. Y es que precisamente es el queso el protagonista de esta receta. Los gougères son una especie de bolitas de queso cuya forma es muy parecida a los buñuelos o a los profiteroles. La receta tradicional es originaria de Borgoña, una región francesa situada en la zona noroeste del país, donde suele prepararse con una mezcla de queso gruyère y comté que se envuelve en una masa conocida como pasta choux. Se trata de una idea perfecta para servir como aperitivo en una comida familiar o con amigos o para llevar en un picnic en el campo, ya que encantan tanto a pequeños como a mayores. Otro punto a favor de los gougères es que dan mucho juego a la hora de combinar sus ingredientes, ya que en el relleno se pueden utilizar distintas variedades de queso e, incluso, cambiarlo completamente agregando otros productos como setas o carne picada. Rápida, sencilla y con un resultado delicioso, sigue la receta que te mostramos a continuación y atrévete a preparar estos gougères.

Elaboración

El primer paso para comenzar a cocinar estos riquísimos gougères es preparar la pasta choux. Ésta es un tipo de masa que se utiliza mucho en la gastronomía francesa, ya que es de lo más versátil. Por ejemplo, es la utilizada en los profiteroles o en los eclairs. Para prepararla deberás mezclar en un cazo los 125 mililitros de agua, los 125 mililitros de leche, los 100 gramos de mantequilla, una pizca de sal y una pizca de azúcar. Pon a calentar a fuego medio y remueve cada poco tiempo con una cuchara de palo. Mientras se calienta la mezcla tamiza los 150 gramos de harina de trigo pasándola por un colador de malla de red, de forma que evites que se formen grumos en la masa. Cuando la mezcla rompa a hervir, agrega toda la harina de golpe y remueve con energía durante 1 minuto. Cuando la harina se haya integrado por completo y tengas una masa homogénea que se haya despegado de las paredes ya podrás retirar la cazuela del fuego.

 Disfruta de un sabroso pastel horneado hecho de masa de choux y quesoDisfruta de un sabroso pastel horneado hecho de masa de choux y queso

Vierte la masa en un recipiente amplio y deja que se atempere durante unos 5 minutos, ya que si incorporas ahora los huevos, éstos se cuajarán con el calor. Cuando la pasta ya haya perdido temperatura, agrega los 4 huevos medianos reservando el último para pintar la masa antes de hornearla. Incorpora los huevos siempre de 1 en 1 y removiendo hasta que éste se haya integrado por completo antes de echar el siguiente.

Al principio puede parecer que la masa está demasiado espesa y que el huevo tarda en absorberse, pero es normal y tan solo se necesita un poco de paciencia y remover con energía. Cuando tengas la pasta choux ya lista es el momento de incorporarle el queso para que éste se funda con la masa. Ralla los 150 gramos de queso emmental con un rallador grueso e incorpóralos a la pasta, aunque si lo prefieres puedes comprar el queso ya rallado. Añade también un poco de nuez moscada y pimienta negra molida al gusto y luego mezcla bien con una espátula para que todos los ingredientes se integren.

 Puedes usar otro tipo de queso u otra variedadPuedes usar otro tipo de queso u otra variedad

A continuación, introduce la masa en una manga pastelera -que deberá tener una boquilla lisa de aproximadamente 1 centímetro- con la que darás la forma redondeada a los gougères. Forra la bandeja de horno en la que vayas a cocinar las bolitas de queso con un poco de papel vegetal o papel de hornear y ve haciendo pequeñas bolas de masa sobre ella.

Ten cuidado de dejar un poco de espacio entre un gougère y el siguiente, ya que en el horno van a crecer y podrían llegar a juntarse. Una vez hayas acabado con toda la masa, bate el último huevo y pinta con él la superficie de todas las bolitas utilizando un pincel de cocina. Por último, pon a calentar el horno a 200ºC con calor arriba y abajo y, cuando haya alcanzado la temperatura, introduce la bandeja con los gougères durante 20 minutos. Cuando haya pasado el tiempo indicado comprobarás que la pasta choux ha crecido y que las bolitas han adquirido un bonito tono dorado que harán que tengas ganas de probarlas enseguida.

Hay que tener mucho cuidado para que el queso no se quemeHay que tener mucho cuidado para que el queso no se queme

Sin embargo no debes sacarlas al momento, sino que primero tendrás que dejar la puerta del horno entreabierta durante unos minutos para que poco a poco vaya perdiendo calor y los gougères no se bajen por un cambio brusco de temperatura. A la hora de servirlos no importa que lo hagas mientras aún estén templados o ya fríos, ya que estarán deliciosos de todas formas. Además, puedes acompañarlos con alguna salsa o, si eres de esas personas a las que le gustan los contrastes de sabores, con alguna mermelada. ¡Qué aproveche!

Te puede interesar

Comentarios