Menú
Calissons
90 minutos | Baja

Calissons

Este dulce llegó a Francia durante el siglo XV con motivo de una boda en la aristocracia, un postre elaborado a partir de almendra que también incorpora toques cítricos de naranja y albaricoque.

Receta archivada en: Mermeladas, Huevos, Horno, Francesa

Ingredientes para Menos 1 Más personas

Receta paso a paso

  1. Pon los 250 gramos de almendras enteras en una picadora y tritura hasta que se hayan pulverizado por completo.
  2. En caso de utilizar azúcar normal, muélelo también en la trituradora.
  3. Pon en un recipiente los 250 gramos de almendra molida, los 250 gramos de azúcar glass, los 100 gramos de mermelada de naranja, los 100 gramos de almendra de albaricoque y 1/2 cucharada pequeña de aroma de vainilla.
  4. Calienta la mezcla a fuego bajo durante 10 minutos sin dejar de remover, hasta que el azúcar se haya disuelto por completo.
  5. Quita el cazo del fuego y deja reposar la pasta durante unos minutos.
  6. Espolvorea un poco de azúcar glass o de almendra molida en una superficie lisa y luego pon la masa encima.
  7. Trabájala durante unos minutos y luego estírala con un rodillo de cocina hasta que tenga un espesor de aproximadamente 2 o 3 centímetros.
  8. Para hacer la forma de rombo de los calissons utiliza un cortapastas o bien hazlo a mano con un cuchillo.
  9. Ve poniendo los calissons ya cortados en una bandeja de horno forrada con un poco de papel vegetal o papel de hornear.
  10. Junta los recortes de masa y vuelve a estirarlos para seguir dándole forma. Repite la operación tantas veces como sea necesario para terminar con toda la pasta.
  11. Para hacer el glaseado separa la yema de la clara del huevo y bate esta última a punto de nieve con unas varillas eléctricas.
  12. Incorpora los 150 gramos de azúcar glass sin dejar de remover y el colorante (opcional).
  13. Pinta la parte superior de cada calisson con el glaseado utilizando un pincel de cocina. Deja que se seque y repite una segunda vez.
  14. Deja reposar los dulces durante 10 minutos y pon a calentar el horno a 150 grados.
  15. Apaga el horno y mete los calissons durante 10 minutos. Luego sácalos y déjalos reposar otros 5 minutos.
  16. Pásalos a una rejilla para que se enfríen y sirve.

Receta completa

Receta completa

La gastronomía francesa es una de las más reconocidas a nivel mundial por platos tan deliciosos como el foie gras, el ratatouille, la quiche lorraine o la bullabesa. Pero es, sin duda, en el campo de los postres donde se pueden encontrar sus recetas más exquisitas. Desde los crepês hasta los macarons, los canelés o la tarta tatín hacen las delicias de los más golosos. Los calissons, la receta que te explicamos a continuación, son unos dulces menos conocidos pero que están igual de ricos. Se trata de un pastelito con una textura parecida a la del mazapán y con una característica forma romboidal. Es un postre que incorpora ingredientes como la almendra o la mermelada de cítricos que se comenzó a preparar en la ciudad de Aix-en-Provence, en la región de Provenza, durante la Edad Media. Sin embargo, su origen se encuentra en Italia y en Venecia se repartía a los fieles tras las ceremonias religiosas. Fue con motivo de la segunda boda del Duque de Anjou en el siglo XV cuando se cree que llegaron a Francia. Atrévete a prepararlos en casa y sorprende a todos tus amigos y familiares.

Elaboración

A la hora de preparar estos calissons puedes optar por comprar las almendras ya molidas o bien triturarlas en casa. Si te decantas por esta última opción, pon los 250 gramos de almendras en una picadora y tritura. En el caso del azúcar glass puedes hacer lo mismo y molerlo en la picadora hasta hacerlo polvo. Una vez tengas estos dos ingredientes preparados ya puedes empezar con la receta. Lo primero que tendrás que hacer es poner en una cazuela los 250 gramos de almendra molida, los 100 gramos de mermelada de naranja (mejor si ésta es amarga) y los 100 gramos de mermelada de albaricoque junto a 1/2 cucharadita de aroma se vainilla y 250 gramos del azúcar glass. Luego pon todo a calentar a fuego lento durante 10 minutos, hasta que el azúcar se haya disuelto por completo. Eso sí, no te olvides de remover continuamente para evitar que se pegue al fondo o se queme el azúcar.

El primer paso es triturar las almendras y el azúcar glassEl primer paso es triturar las almendras y el azúcar glass
Una vez haya pasado el tiempo indicado, deja que la mezcla repose retirando el cazo del fuego. Mientras tanto espolvorea la superficie en la que vayas a trabajar la masa con un poco de azúcar glass o de almendra molida. Amasa un poco la pasta y luego comienza a estirarla con un rodillo de cocina hasta que llegue a tener un grosor de 2 o 3 centímetros. El siguiente paso será cortar los calissons con su característica forma romboidal con la ayuda de un cortapastas o de un cuchillo. A medida que los separes, ve dejándolos sobre una bandeja de horno previamente forrada con un poco de papel vegetal o papel de hornear. Luego junta los recortes, amásalos y vuelve a estirarlos y a cortarlos. Repite tantas veces como sea necesario hasta acabar con toda la masa.

Estira la masa hasta que se quede con unos 2 o 3 cm de grosorEstira la masa hasta que se quede con unos 2 o 3 cm de grosor
A continuación, será el momento de empezar a hacer el glaseado. Para ello, separa la yema de la clara del huevo, vertiendo esta última en un cuenco pequeño. Con unas varillas eléctricas bate la clara a punto de nieve y luego ve incorporando poco a poco los 150 gramos de azúcar glass sin dejar de remover. Si quieres añadir algún colorante es ahora el momento. Cuando tengas el glaseado preparado, pinta la parte superior de los calissons con un pincel de cocina. Espera a que se seque y dales una segunda capa. Deja reposar los dulces durante aproximadamente 10 minutos, momento que puedes aprovechar para calentar el horno a 150ºC. Cuando haya alcanzado la temperatura, mete la bandeja con los calissons y apaga el horno. Sácalos 10 minutos después y deja que se templen durante otros 5 minutos. Luego pásalos a una rejilla para que se enfríen más rápidamente y así la espera para probarlos se te haga un poco más corta. ¡Invita a todos tus amigos a una merienda porque seguro que con estos calissons triunfas!

Te puede interesar

Comentarios