Menú
Calabacines rellenos
60 minutos | Baja

Calabacines rellenos

Este plato además de ser muy fácil de hacer, está riquísimo. Lo mejor es acompañarlo con una guarnición y apostar por la carne para su relleno.

Receta archivada en: Verduras y hortalizas, Carnes, Sartén, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Lava los calabacines.
  2. Corta los calabacines por la mitad.
  3. Saca el interior del calabacín y corta en trozos pequeños su carne.
  4. Corta la cebolla, el pimiento y fríelo.
  5. Añade el calabacín para que se haga.
  6. Salpimienta la carne picada.
  7. En otra sartén, echa los ajos picados con la carne.
  8. Añade orégano y perejil a tu gusto.
  9. Una vez que esté frito, añade el tomate y déjalo unos minutos más.
  10. Junta las dos elaboraciones en la misma sartén y mezcla todo bien.
  11. Reboza los calabacines en harina y en los huevos batidos.
  12. Colócalos sobre papel de horno y sobre la bandeja que vamos a introducir al horno.
  13. Añade el relleno al calabacín.
  14. Echa el queso rallado por encima del calabacín.
  15. Introdúcelos en el horno y deja que el queso se gratine.
  16. Sacar la bandeja, servir y disfrutar de esta receta.

Receta completa

El calabacín es uno de los alimentos más versátiles que encontramos. Con él podemos elaborar infinidad de recetas que, además, son muy variadas, como la crema. Pero esto no es lo mejor, ya que también son recetas sanas, pues es un alimento muy adecuado para introducirlo en nuestra dieta. Además, es un alimento que vas a encontrar en los supermercados con facilidad y a un muy buen precio, por lo que no tienes ninguna excusa para no lanzarte a elaborar y a probar esta receta.

Te vamos a proponer unos calabacines rellenos de carne. Se trata de una receta muy recomendable, que va a imitar a una lasaña tradicional pero mucho más sana. Y es que, al introducir el calabacín y quitar la pasta estamos quitando también muchos hidratos de carbono. De esta manera, este plato se va a convertir en uno de tus favoritos incluso si no eres un gran amante de su elemento principal, el calabacín. Además, te vamos a proponer que el relleno lo hagas a base de carne picada, pero de nuevo es una receta que admite otros ingredientes, como el pollo o el atún. Pruébalas todas e impresiona a tus invitados cada día con una de ellas.

Elaboración

Se trata de una receta fácil, no requiere de grandes elaboraciones ni preparaciones. Tampoco te va a quitar mucho tiempo, pues solo hay que cortar y freír. Precisamente el primer paso es lavar los calabacines por si tuvieran algún resto de tierra, ya que la piel y la parte de fuera también forma parte de la receta y nos la vamos a comer. Echo esto, hay que cortar cada pieza de calabacín por la mitad, pero no a lo ancho, sino a lo largo, para después poder introducir el relleno que vamos a preparar.

Esta comida es tan rica como fácil de hacerEsta comida es tan rica como fácil de hacer

Una vez que hemos cortado los calabacines tenemos que sacar el interior. Para ello te puedes ayudar de una cuchara, pues no te resultará muy difícil al ser una carne bastante blanda. Puedes hacer unos cortes al principio para que vayan saliendo mejor los cachos, pero debes poner cuidado, ya que la piel del calabacín no debe romperse para que no se salga el relleno, pues a ser nuestro plato.

Ahora vamos a comenzar a preparar el relleno. Por una parte vamos a cortar la cebolla en trozos pequeños, para que no sea molesto al comerla después. Vamos a hacer lo mismo con el pimiento rojo. Una vez que lo tengamos lo echamos a la sartén con un chorro de aceite de oliva virgen extra y lo ponemos a fuego lento. Mientras tanto cortamos la carne del calabacín que antes hemos sacado en trozos más pequeños y cuando esté lista la añadimos a la sartén. Añadimos un poco de sal.

Por otra parte vamos a preparar la carne picada, ya sea de ternera o de cerdo, puedes elegirla a tú gusto. Antes de cocinarla debemos añadir los condimentos, como la sal, la pimienta y el perejil. La reservamos unos momentos mientras pelamos y cortamos los ajos, que vamos a echar en otra sartén con otro chorrito de aceite de oliva. Dejamos que se hagan unos instantes a fuego lento y añadimos la carne picada. Dejamos que se fría bien y si quieres puedes retirar los ajos, ya que ya han dado el sabor que buscábamos. A continuación, añade el bote de tomate natural triturado y un poco de orégano. Lo mantenemos en el fuego otros cinco minutos para que le tomate se haga bien. Puedes elegir tú la cantidad que echar, ya que esto dará un sabor más jugoso, pero siempre depende del gusto de cada uno.

A continuación, apagamos la sartén con el calabacín, el pimiento y la cebolla y echamos esa mezcla en la otra sartén, donde estábamos cocinando la carne con el tomate. Nos aseguramos de que todo se quede bien mezclado y de que tiene el punto de sal adecuado. Pruébalo y sino añade un poquito más, al igual que de pimienta.

Las opciones de relleno son varias, decántate por lo que más te gusteLas opciones de relleno son varias, decántate por lo que más te guste

Por otra parte, vamos a coger los calabacines que antes hemos cortado y los vamos a rebozar en huevo y harina. De esta manera vas a conseguir una mejor textura y sabor a la hora de comértelo. Sin embargo, también puedes dejarlos al natural y hornearlos un poco hasta que se hagan. Cuando hayas decidido por qué paso te decides, debes colocar las cuatro partes sobre una bandeja y papel de horno.

Ahora solo queda que repartas el relleno entre todos los trozos y eches por encima el queso rallado. Introdúcelo al horno hasta que consigas un gratinado perfecto. Este paso lo puedes hacer justo antes de que te lo vayas a comer, así conseguirás que los calabacines estén bien calentitos. Cuando estén listos, sácalos del horno, sírvelos en cada plato y disfruta comienza esta deliciosa y sencilla receta que has elaborado tan rápido y con la que vas a impresionar a más de un invitado, ya sean niños o mayores.

Te puede interesar

Comentarios