Menú
Cómo coger palillos chinos

Cómo coger palillos chinos

Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre los palillos chinos: que no todos los palillos son chinos, cómo cogerlos y no volver a fracasar en el intento.

Desde hace un tiempo, la comida oriental ha ido ganando popularidad tanto a la hora de ir a un restaurante como en la comida a domicilio. Pero con este llegó también una nueva habilidad que muy poca gente tenía y que ha llevado a los comensales a tener verdaderos quebraderos de cabeza: los palillos chinos. A la hora de degustar una gastronomía propia, lo suyo es hacerlo con todas las de ley, por lo tanto el uso de los palillos como cubiertos es casi obligado. Más que nada porque de primeras en los restaurantes especializados es lo único que te ofrecen.

Los palillos son los cubiertos tradicionales de la gastronomía orientalLos palillos son los cubiertos tradicionales de la gastronomía oriental

A casi todo el mundo le ha pasado que han perdido la batalla con los palillos y terminaron por pedir un tenedor para poder comer tranquilos, algo realmente vergonzoso y que, a juzgar por las caras de los camareros, tampoco les parece del todo correcto. Por esta misma razón, en este artículo se explica cómo cogerlos correctamente y así poder hacer alarde de esta nueva habilidad la próxima vez que comamos sushi o algún tipo de comida oriental.

El origen

Cuando hacemos referencia a los cubiertos para comer comida oriental todo el mundo se refiere a ellos como 'palillos chinos', algo que desde ya se debe sabe que es erróneo. Es cierto que en China utilizan este tipo de elementos pero también en Japón, las dos Coreas, Taiwán y Vietnam, y cada uno de estos países tiene los suyos propios.

Por un lado estarían los chinos, que son de una mayor longitud que el resto porque en este país asiático tienen la tradición de poner la comida en medio de la mesa para compartir entre todos los comensales. De esta forma pueden llegar más fácilmente a los platos y también evitan quemarse a la hora de comer 'hot pot', por ejemplo. Por su parte, los japoneses son más cortos ya que no tienen por costumbre compartir comida por lo tanto es un engorro para ellos unos palos tan largos. Pero si ya son complicados estos dos tipos, los coreanos tienen otra característica que hacen más difícil aún su uso: son de metal. Esto era porque antiguamente los líderes coreanos los usaban de este material para detectar si la comida estaba envenenada gracias al cambio de color que sufrían. Explicado esto, a partir de ahora ya sabes que no es correcto referirse a estos cubiertos como palillos chinos (sobre todo si comes sushi en un restaurante japonés).

Los palillos chinos son más largos para llegar a los platos de comidaLos palillos chinos son más largos para llegar a los platos de comida

Elegir los más adecuados

Lo más importante antes de lanzarse al arduo aprendizaje del uso de los palillos es escoger aquellos que mejor se adapten a tu mano, algo que facilitará mucho esta tarea. Aunque cada una de las culturas utiliza unas medidas diferentes, dentro de cada una de ellas también se pueden encontrar diferentes modelos para cada tipo de persona. Los palillos estándar que se dan en todos los restaurantes son de 23 centímetros de longitud. Esta es la medida perfecta para la mano de un hombre adulto. En el caso de tratarse de una mujer adulta, la medida correcta sería de 21 centímetros. Respecto a los niños, cambian mucho debido al constante crecimiento: entre 1 y 2 años, lo correcto serían los de 13 centímetros; a los 3 años, de 14 cm; a los 4, de 15 cm; y así sucesivamente hasta los 12 o 13 años, que ya les corresponden los de 20 cm hasta llegar a la edad adulta.

Manual de instrucciones

Antes de nada debes apreciar que los palillos no son iguales en los dos extremos por lo que la parte más estrecha será la que agarra la comida y la más ancha la superior. Lo primero que se debe hacer es colocar el palillo inferior, que es el que se quedará fijo y hará de soporte a la hora de tomar la comida. La mano con la que deben cogerse es la dominante (es decir, si eres zurdo, la izquierda; y si eres diestro, la derecha). Este debe apoyarse más o menos por la mitad en la junta que hay entre el dedo pulgar y el índice de forma que luego la punta de los dedos agarren a la altura de tercio inferior. La parte más estrecha se apoyará sobre la parte superior del dedo anular.

Usa esta guía para coger correctamente los palillosUsa esta guía para coger correctamente los palillos

No hay que hacer fuerza ni tener los dedos tensos, el palillo ha de sostenerse así. El segundo palillo va en la misma dirección que el anterior. Este se agarra de forma similar a como se coge un lápiz o un bolígrafo (siempre y cuando hayas aprendido bien y no tengas tu particular forma de hacerlo). Este también ha de agarrarse a un tercio de la parte más estrecha. Apóyalo sobre el dedo corazón y fíjalo con el dedo índice. Será el palillo superior el que haga el movimiento de abrir y cerrar y el efecto pinza para soportar los alimentos. El dedo índice será el que hará el balanceo. De primeras todo esto te parecerá un engorro y una compleja tarea pero al final se les acaba cogiendo el truco.

Modales y tabúes en la mesa

Ya para acabar de terminar la faena y ser un completo entendido convirtiéndote en el comensal perfecto de cualquier restaurante oriental puedes tomar nota de esta serie de tabúes a la hora de colocar los palillos que, como comprobarás, no se puede hace de cualquier manera. El primero consejo y posiblemente el más importante, una vez se dejan de usar han de colocarse de manera paralela entre ellos y al plato (en los restaurantes suele haber una especie de plato súper pequeñito para apoyar las puntas). Bajo ningún concepto se han de dejar cruzados porque esto en la cultura orientan simboliza la muerte.

Hay una serie de tabúes en la mesa a la hora de comerHay una serie de tabúes en la mesa a la hora de comer

Tampoco debes dejarlos sobre el plato (este tabú se conoce como 'watashi-bashi') y mucho menos anclarlos de manera vertical sobre el arroz o algún otro tipo de comida ('tate-bashi'). Aunque tradicionalmente se les conozca como 'palillos', no se ha de hacer el mismo uso que los tradicionales palillos que hay por ejemplo en España por lo que la comida nunca ha de pincharse aunque nos parezca una opción mucho más sencilla (se conoce como 'sashi-bashi' o 'tsuki-bashi').

Una vez que se le coge el truco a los palillos, entran ganas de agarrar todo con ellos pero esto tampoco es correcto. Su uso es exclusivamente para la comida por eso no se ha de utilizar para coger servilletas o los platos de comida ('yose-bashi'). Aunque que quieras ser servicial con otro comensal, si hay que acercarle algún tipo de comida ha de hacerse cogiendo el plato con la mano, nunca cogiendo la comida con tus palillos y pasarlo a los palillos de la otra persona ('utsushi-bashi' o 'hiroi-bashi'). A la hora de coger comida, lo correcto es ir directamente a por la decisión final, no andar con tus palillos por encima de los platos dudoso ('mayoi-bashi') o dirigirte hacia uno y luego declinar la acción ('sora-bashi').

Quizá todo esto te haya parecido demasiado engorro y recordar todo esto sea demasiado. Así que por lo menos ten en cuenta el siguiente y último consejo que también es de especial relevancia: los palillos son solo para la comida, por lo que no deben tocar los labios a la hora de llevarlos a la boca y mucho menos chuparlos o morderlos. Dicho todo esto: ¡Ánimo y suerte!

Te puede interesar