Menú
Salsa agridulce
20 minutos | Baja

Salsa agridulce

La salsa agridulce es una salsa que a todo el mundo le gusta gracias a su sabor, descubre su receta para utilizarla siempre que quieras.

Receta archivada en: Salsas, Cocina rápida, China, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

  • 1 vaso de vinagre
  • 4 cucharadas de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de tomate kétchup
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 vaso de agua
  • 1 cucharada de maicena

Receta completa

Receta paso a paso

Aunque la salsa agridulce tiene su procedencia en China es una salsa que ya se ha adoptado en todos los países también occidentales, no podemos prescindir de ella. Se adapta a todo tipo de comidas (pastas, carnes, pescados, verduras...) su mezcla de sabor entre ácido y dulce es inconfundible y delicioso y tiene un bajo porcentaje de calorías y de grasas, por lo que se acopla a la perfección a ser acompañante de una comida sana y equilibrada.

Además, es muy sencilla de elaborar, no tardarás más de 15 minutos en elaborarla, sus productos son productos que utilizamos en nuestra vida cotidiana y puedes realizar cantidades grandes y tenerlas congeladas para usos posteriores sin que ésta se dañe.

La salsa agridulce es una salsa que ha sido adoptada en todos los países del mundoLa salsa agridulce es una salsa que ha sido adoptada en todos los países del mundo

Para comenzar, calentaremos en un cazo las cuatro cucharadas de vinagre, la de kétchup y las cuatro de azúcar moreno. Una vez comience la ebullición mezclaremos con una cuchara los tres ingredientes bien, para que se queden compactos y posteriormente, añadimos poco a poco la cucharada de maicena.

Para finalizar, añadimos la salsa de soja y segundos después el agua, y volvemos a remover, dejamos que se cocine todo junto durante unos minutos hasta que consigamos el espesor que deseamos. Es importante que vayamos probándolo porque, según el gusto del comensal, podemos añadirle más o menos de los ingredientes que la forman.

No podemos dejar de remover porque debido a los ingredientes que compone la salsa agridulce es fácil que se nos pegue, por eso, es importante que durante todo el proceso de elaboración lo estemos removiendo sin parar. Lo normal es que la salsa esté cuajada y lista para consumir en unos 15 minutos. Lo dejamos enfriar unos minutos o lo metemos en la nevera y la salsa ya está lista para consumir.

Otras versiones

La salsa agridulce, como hemos comentado, es una salsa que ha sido adoptada en todos los países del mundo. Por ello, según la zona donde la consumas puede que tenga algunas variaciones de la receta original que es la detallada anteriormente.

Algunas de estas variaciones vienen determinadas por los productos que la forman. Por ejemplo, en algunos casos, especialmente para elaborar una salsa agridulce más ligera y llena de vitaminas, no la realizan con azúcar moreno sino, o bien, mezclan ambos productos. El resultado en cuanto a sabor y a textura será muy parecido al que aporta la receta original. Si lo elaboramos sólo con miel predominará el sabor dulce en la salsa, pero será mucho más sana.

De igual manera pasa con el agua. Es imprescindible que contenga agua, pero podemos echarle en función de la cantidad de salsa agridulce que queramos conseguir y sobre todo, de si la queremos más líquida o más densa y cuajada. Para carnes y pescado es aconsejable que la salsa contenga menos agua, así es más densa, para verduras y pastas, es mejor que se quede algo más líquida y así también nos dará para una mayor cantidad

Como habréis comprado, no he añadido sal como ingrediente en esta receta. Tiene una sencilla explicación: la soja ya contienen un alto porcentaje de sal y si añadimos más sal a la salsa agridulce puede quedarnos excesivamente salada, perder su toque dulce y además, que esté tan fuerte que nos impida comerla con gusto. Para saber si añadimos o no sal (depende la salsa de soja que utilicemos tendrá más cantidad o menos) es importante ir probando la salsa mientras la vamos elaborando. De esta manera, podremos verter o no, sal.

Consejos de preparación

¿En qué comidas utilizarla?

La salsa agridulce es una salsa muy versátil, sirve para prácticamente todo sin que dañe la comida o haga perder el sabor base del producto que estemos combinando con ella. Para lo que más se utiliza, y eso nos viene inculcado de la comida China, es para la verdura: podemos echar unas un chorreón de salsa agridulce sobre una verdura cocida, o bien, presentarla a un bol al lado para ir mojando al gusto.

[img=En el caso de las pastas es preferible elaborarla mucho más líquidahttps://img.bekia.es/cocina/0000/251/2.jpg[/img]

Otra posibilidad es para la carne o el pescado, en este caso, es preferible dejarla más densa y cuajada y bien, si elaboramos un pescado al horno podemos pintarlo con la salsa agridulce y así adoptará un poco de sabor pero no lo mojará del todo. O en el caso de la carne, podemos pintarla igual que el pescado pero una vez ya esté elaborada o la dejamos, como en las verduras, en un bol al lado para ir acompañando la carne con ella cuando se nos antoje.

En el caso de las pastas es preferible elaborarla mucho más líquida para que así también nos rinda más y podemos combinarla con verduras o mariscos y que ésta sea la base principal del plato.

Te puede interesar

Comentarios