Menú
Sarmale
2 h y 30 minutos | Baja

Sarmale

Descubre esta receta típica rumana con carne, arroz y más ingredientes riquísimos: el Sarmale

Receta archivada en: Carnes, Verduras y hortalizas, Directo al plato, Rumana, Platos principales

Ingredientes para Menos 6 Más personas

Receta completa

Aunque pueda parecer mentira, la cocina típica de Rumania no se caracteriza solo por los sabores que asociamos con los países balcánicos y del centro y norte de Europa, sino que también tienen productos que son más típicos de las regiones mediterráneas de las costas de Turquía. Como ocurre en la mayoría de las recetas tradicionales de un país, el sarmale nació de la necesidad de los campesinos por aprovechar las sobras o lo poco que encontraban para comer.

La influencia cultural está servida en el sarmale, unos rollitos de carne recubiertas con hojas cocidas de repollo. Esta receta es también típica en países como Grecia, Croacia, Serbia, Rusia, Bulgaria o la misma Turquía. A pesar de que en cada región se cocina con una serie de pasos o especias distintas, la esencia propia del sarmale es la misma para todos: reunirse en las celebraciones más importantes del año.

El sarmale nació de la necesidad de los campesinos por aprovechar las sobras o lo poco que encontraban para comerEl sarmale nació de la necesidad de los campesinos por aprovechar las sobras o lo poco que encontraban para comer

Elaboración de la receta

Para empezar a preparar convenientemente el sarmale, primero se debe hacer es cortar en tiras más menos largas los pimientos. También se trocea la cebolla a la juliana y se pocha conjuntamente con lo anterior en una cazuela a fuego medio.

Mientras sueltan en sabor los pimientos y la cebolla, se lava bien el arroz y se le quita los restos de suciedad y almidón que pueda tener. Luego se vierten los 200 gramos sobre la cazuela y se deja que se tueste un poco. Pasados cinco minutos, se añade un vaso de agua y se remueve todo bien hasta que desaparezca el caldo. El arroz no es necesario que se quede ya hecho, ya que después se volverá a calentar todo.

A continuación, se moja la rebanada de pan y se escure bien. Esta servirá para dar más consistencia a la mezcla que se hará seguidamente con la carne. Se trocea todo y se mezclan las dos clases de carne, añadiendo también el arroz con los pimientos y la cebolla pochada. Una vez todo bien mezclado, se da un toque de sabor con las especias (pimienta, eneldo y cimbru), la sal, un chorrito de aceite y el tomate frito natural.

Luego se procederá a preparar el recubrimiento del sarmale. En este caso, si no se encuentra col o repollo en salmuera, se cocinan las hojas de estos con el tallo grueso cortado. En un cazo con agua hirviendo y el zumo de limón, se dejan calentar hasta que la textura se reblandezca. Esto puede tardar unos 10 minutos. Lo restante se guarda, para utilizarlo más adelante.

Cuando esté todas listas, se escurren y se cortan en rectángulos más o menos iguales. En la mitad de estos se vierte una cucharada grande del relleno de carne y arroz que se ha dejado preparado antes y se cierran las hojas. Debe hacerse primero por los lados más largos y después por los más cortos. También hay quien enrolla desde los dos extremos más alejados, doblando hacia adentro los bordes.

Esta receta es también típica en países como Grecia, Croacia, Serbia, Rusia, Bulgaria o la misma TurquíaEsta receta es también típica en países como Grecia, Croacia, Serbia, Rusia, Bulgaria o la misma Turquía

Con el resto de la col o el repollo, ya que se aprovecha todo, se cubrirá la base de una olla ya recubierta de aceite virgen por el fondo. Lo que debe sobrar de la col o el repollo son las hojas más compactas del centro, aquellas que no puedan ser usadas como recubrimiento del sarmale, y los cachos que se hayan cortado para dar forma de rectángulo. Aunque solo se colocarán los restos suficientes para cubrir la superficie, ya que el resto lo reservaremos.

Una vez esté toda la base cubierta con el aceite y estas hojas, se comienzan a introducir los rollitos de sarmale preparados anteriormente. Lo mejor es colocarlos primero alrededor del borde de la olla, para luego continuar haciendo otros círculos más pequeños concéntricos. Se recomienda no pegarlos mucho, ya que con el calor que se le aplicará crecerán de tamaño. A continuación, se coloca una nueva base de restos de hojas de col o repollo y seguidamente otro montón de rollitos de sarmale. Así hasta que esté todo quede por capas y la última sea una base de hojas.

Finalmente, se añade un poco de agua, lo suficiente para no cubrir los rollitos de sarmale. Cocinando a fuego lento, se coloca la tapa de la olla o cazuela y se deja cocer durante unas 2 horas más. El resultado valdrá la pena por la larga espera.

Consejos de preparación

Para aquellos que sean veganos o vegetarianos, también hay una variedad que se adapta a este tipo de dietas, que sería el cambiar la carne picada por un revuelto de setas. También se puede variar el relleno tradicional de carne con carne de pato, al igual que ocurre en las distintas zonas de Rumania, donde el plato típico puede cambiar de ingredientes según la zona geográfica en la que te encuentres.

Si pueden encontrar una tienda donde encontrar productos típicos, se debería añadir a la receta una pizca de cimbru, una especia muy particular de Rumania que se usa para múltiples recetas y que le dará el toque exótico. Al igual que ocurre con la col o el repollo en salmuera, que allí sí que es más común de encontrar.

Te puede interesar

Comentarios