Menú
Sopa de patata con coliflor
60 minutos | Baja

Sopa de patata con coliflor

Cremosa, suave y con un sabor delicioso. Esta crema es un plato que gustará a toda la familia y es tan versátil que puede comerse tanto caliente en invierno como templado en verano.

Receta archivada en: Sopas y cremas, Verduras y hortalizas, Guisos, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Comienza lavando la coliflor y separándola en ramilletes. Luego pela las 2 patatas y córtalas en trozos medianos. Reserva ambos ingredientes para más adelante.
  2. Pica la ½ cebolla finamente para pocharla. Pon una cazuela amplia a calentar a fuego medio y agrega 1 cucharada de mantequilla. Cuando éste se derrita, pocha en ella la cebolla durante unos minutos.
  3. Cuando la cebolla comience a tener un tono transparente, agrega a la cazuela la coliflor y la patata troceada y remueve con una cuchara de palo.
  4. Cubre todos los ingredientes con el litro de caldo vegetal y agrega también un poco de sal y pimienta negra molida, así como una pizca de nuez moscada.
  5. Pon la tapa a la cazuela y deja que la sopa repose en el fuego durante 30 minutos.
  6. Pasado el tiempo indicado, agrega los 150 mililitros de nata líquida y remueve antes de esperar a que vuelva a hervir de nuevo.
  7. Cuando la sopa llegue a ebullición, retírala del fuego y prueba el punto de sal por si fuera necesario rectificarlo.
  8. Agrega 1 cucharada de queso de untar y bate la sopa con una batidora de mano hasta que tenga una textura totalmente lisa y sin ningún grumo.

Puedes servir la sopa con unos picatostesPuedes servir la sopa con unos picatostes

Receta completa

Las cremas y las sopas son platos que normalmente son muy sencillos de preparar y que pueden sacar de un apuro en más de una ocasión. En el caso de esta sopa de coliflor y patata se trata de una receta que se puede consumir caliente pero también templada, por lo que sirve tanto para el invierno como para refrescarse en verano. Si quieres aprender a cocinarla en casa, aquí tienes todos los pasos para conseguir un resultado de rechupete.

Elaboración

Comienza a preparar esta deliciosa sopa de coliflor y patata lavando la coliflor con abundante agua del grifo y luego dividiéndola en ramilletes. Lo mejor es utilizar una coliflor mediana, por lo que si es muy grande no la uses entera. A continuación, pela las 2 patatas, enjuágalas con agua para eliminar los restos de tierra y de suciedad que puedan quedar y luego córtalas en trozos medianos. Reserva tanto la patata como la coliflor para usarlas más adelante en la receta. Ahora será el momento de picar la ½ cebolla lo más finamente posible para pocharla.

Disfruta de otra manera de comer patata y coliflorDisfruta de otra manera de comer patata y coliflor

Coge una cazuela amplia e incorpora 1 cucharada de mantequilla en su interior. Luego ponla a calentar a fuego medio hasta que la mantequilla se derrita por completo y sea el momento de añadir la cebolla para que se dore durante unos minutos. La mantequilla también la puedes sustituir por un poco de aceite de oliva, pero el toque de sabor no será el mismo. En el momento en el que la cebolla ya empiece a estar tierna y a adquirir una textura transparente, agrega a la cazuela los ramilletes de coliflor y las patatas cortadas en trozos. Remueve con una cuchara de palo para que todos los ingredientes se integren y, a continuación, incorpora el litro de caldo vegetal junto a un poco de sal, pimienta negra molida al gusto y un toque de nuez moscada.

Remueve y pon la tapa a la cazuela y deja que la sopa repose en el fuego durante 30 o 40 minutos. Pasado ese tiempo, comprueba que tanto la patata como la coliflor están tiernas pinchándolas con la punta de un cuchillo y, en caso de que no sea así, deja reposar en el fuego durante unos minutos más. El siguiente paso será añadir a la sopa los 150 mililitros de nata líquida -que también puedes sustituir por leche evaporada- y esperar unos minutos hasta que empiece a hervir de nuevo. En ese momento retira del fuego y prueba el punto de sal por si fuera necesario rectificarlo. A continuación, agrega 1 cucharada del queso de untar para que la sopa tenga una textura más cremosa. Bate todo con una batidora de mano hasta tener una sopa homogénea y sin grumos y no dudes en añadir un poco más de caldo vegetal o un chorrito de leche si ves que ésta está demasiado espesa.

Te puede interesar

Comentarios