Menú
Crema de patata
50 minutos | Baja

Crema de patata

Este plato no sólo está delicioso, sino que es fácil de preparar y muy ligero, convirtiéndolo en la opción ideal para recuperarse de los excesos navideños. ¡Te encantará!

Receta archivada en: Sopas y cremas, Patatas, Guisos, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Lava el puerro y córtalo junto a la cebolla.
  2. Echa un chorrito de aceite de oliva virgen extra en una cazuela y ponlo a calentar. Pocha en él la cebolla y el puerro.
  3. Pela las 5 patatas y córtalas en trozos medianos. Añádelas a la cazuela cuando el puerro y la cebolla estén tiernos y hayan adquirido una tonalidad transparente.
  4. Agrega también el litro de caldo de pollo junto con una pizca de sal y pimienta negra molida al gusto y remueve. Deja que la crema de patata se cocine durante 30 minutos a fuego lento.
  5. Pasado el tiempo indicado, tritura la crema con una batidora de mano y luego añade los añade los 200 mililitros de nata líquida (que también puedes sustituir por queso), removiendo a continuación para que se integre con el resto de los ingredientes.
  6. Pasa la crema de patata por un colador para asegurarte de que no quedan grumos y luego sírvela bien caliente emplatada en recipientes individuales.

Receta completa

Lo mejor es preparar platos sencillos y ligeros entre comilona y comilona que ayuden a pasar de la mejor manera los excesos navideños. Las sopas y las cremas se convierten en los mejores aliados para cualquier día y un punto extra es que ayudan a entrar en calor cuando se llega del frío de la calle. En concreto, esta crema de patata no sólo está deliciosa, sino que es de lo más sencilla de preparar y tiene un alto valor nutritivo gracias a sus ingredientes. Además, la patata hará que tengas la sensación de estómago lleno durante más tiempo y así no picar entre horas en estos días en los que el turrón y los polvorones están a la orden del día.

Elaboración

Comienza lavando el puerro con abundante agua del grifo y luego córtalo, haciendo lo mismo con la cebolla. Echa un chorrito de aceite de oliva virgen extra en una cazuela y ponlo a calentar, pochando luego en él el puerro y la cebolla. Mientras tanto, pela las 5 patatas y trocéalas en cubos medianos. Cuando el puerro y la cebolla estén tiernos y ya tengan un tono transparente, agrega la patata junto al litro de caldo de pollo. Añade también sal al gusto y un poco de pimienta negra molida y remueve para que todos los ingredientes se integren. Deja que la crema de patata se cocine durante 30 minutos a fuego lento.

Puedes acompañar la crema con unos picatostesPuedes acompañar la crema con unos picatostes

Pasado ese tiempo, agrega los 200 mililitros de nata y remueve, aunque si lo prefieres puedes sustituirla por un poco de queso de untar o cualquier otra variedad suave que se funda fácilmente. Tanto la nata como el queso ayudarán a darle una textura mucho más cremosa al plato. Por último, tan solo te quedará triturarla con una batidora de mano para que el resultado sea una crema suave y completamente homogénea. También puedes pasarlo por un colador o un chino para asegurarte de que no quede ningún grumo. A la hora de servirlo hazlo bien caliente y en recipientes individuales. Y si no sabes con qué completar el menú, esta crema de patata es tan ligera que lo mejor es servir a continuación un plato más contundente como una carne hecha al horno. Aún así, seguro que tu crema está tan rica que eclipsará al resto de platos que la acompañen.

Te puede interesar

Comentarios