Menú
Revuelto de berenjena
30 | Baja

Revuelto de berenjena

La berenjena es uno de los productos más versátiles que se utilizan en la cocina. Deliciosa y suave, es perfecta para elaborar platos tan sencillos y ricos como este revuelto con patata y jamón serrano.

Receta archivada en: Verduras y hortalizas, Cocina rápida, Platos principales

Ingredientes para Menos 4 Más personas

Receta paso a paso

  1. Lava las patatas y córtalas en cubos. Fríelas en una sartén honda con abundante aceite caliente. Cuando estén doradas, sácalas y escúrrelas. Reserva para más adelante.
  2. Pela y pica las 2 cebolletas y los 2 dientes de ajo y sofríelos en la sartén en la que has freído las patatas tras haber retirado el exceso de aceite.
  3. Tras unos minutos añade los 75 gramos de jamón serrano en taquitos y sofríe.
  4. Lava las 2 berenjenas y córtalas en rodajas. Luego corta por la mitad cada rodaja. Sala las berenjenas y, pasados unos minutos, añádelas a la sartén con el resto del sofrito.
  5. Remueve para que todos los ingredientes se integren y, pasados 5 minutos, añade las patatas fritas.
  6. En un bol a parte bate los 7 huevos con un poco de sal y luego échalos a la sartén para terminar el revuelto.
  7. Prueba el punto de sal y rectifica si fuera necesario. Agrega también un poco de pimienta negra molida.
  8. Cuando el huevo tenga la textura deseada sirve el revuelto con un poco de perejil fresco picado espolvoreado por encima.

Receta completa

La berenjena es, probablemente, uno de los ingredientes con mayor versatilidad en la cocina. Además de sabrosa, esta verdura tiene muchos beneficios para el organismo y por ello debería incluirse en cualquier dieta sana y equilibrada. Entre sus propiedades se encuentra su alto contenido en fibra y agua, lo que la convierte en el ingrediente perfecto para aquellas personas que quieran bajar de peso, así como de minerales como el potasio, el calcio o el hierro. También ayudan a reducir el colesterol y a mejorar la circulación, además de tener propiedades antioxidantes que retrasan el envejecimiento de las células. Rellenas, asadas, a la plancha... son muchas las recetas que se pueden encontrar para preparar un delicioso plato con la berenjena como protagonista. Otra forma es prepararla en forma de revuelto, una receta que apenas te llevará unos minutos preparar y que te puede sacar de cualquier apuro.

Elaboración de revuelto de berenjena

Comienza pelando las patatas y luego lávalas con abundante agua para quitar los restos de suciedad. Córtalas en rodajas o en cubos -dependiendo de cómo te gusten más-. Llena una sartén honda con abundante aceite de oliva y ponlo a calentar, luego fríe en él las patatas durante unos minutos moviéndolas de vez en cuando con una espumadera hasta que tengan un dorado homogéneo. Sácalas y ponlas a escurrir para eliminar todo el aceite sobrante antes de reservarlas para utilizarlas más adelante en la receta.

El revuelto de berenjenas es uno de los platos comodín estrellaEl revuelto de berenjenas es uno de los platos comodín estrella

A continuación, pela y pica las 2 cebolletas y haz lo mismo con los 2 dientes de ajo. Luego tendrás que sofreírlos y para ello puedes utilizar la sartén en la que has hecho las patatas, pero habiendo eliminado previamente el suficiente aceite como para que éste tan solo cubra la base. Rehoga la cebolla y el ajo durante unos minutos y, cuando ya estén tiernos, agrega los 75 gramos de jamón serrano ya cortado en cubitos. Deja un par de minutos más para que el jamón también se fría un poco y comienza a cortar las 2 berenjenas. Lávalas bajo el grifo y luego lamínalas. Por último, corta cada rodaja por la mitad para que tengan forman de semiluna.

Pon la berenjena en un plato y sazona con un poco de sal. Tras unos minutos, añádelas a la sartén en la que está el sofrito y remueve para que todos los ingredientes se integren. Cuando hayan pasado 5 minutos será el momento de añadir las patatas fritas que habías reservado. En un bol a parte, bate los 7 huevos con un poco de sal y luego viértelos en la sartén. Prueba el punto de sal y rectifica si fuera necesario y añade también un poco de pimienta negra molida al gusto. Cuando el revuelto tenga la textura que te guste ya podrás servirlo con un poco de perejil fresco picado por encima.

Te puede interesar

Comentarios