Menú
Presa ibérica en salsa
40 | Baja

Presa ibérica en salsa

La presa de cerdo ibérico es una parte muy jugosa del cerdo que junto con el dulzor de la mostaza da como resultado una receta digna de un chef profesional.

Receta archivada en: Carnes, Salsas, Verduras y hortalizas, Sartén, Platos principales

Ingredientes para Menos 2 Más personas

Receta completa

Si eres un amante de la carne y te gusta probar cosas nuevas, sin duda, esta es tu receta. Aprenderás a cocinar un exquisito plato gourmet de presa ibérica en salsa de mostaza. Esta es una salsa que se está volviendo muy popular por ese toque dulce que aporta a la carne, y es que el resultado de este plato es digno de un chef profesional.

La presa ibérica es una parte del cerdo ibérico de un gran valor gastronómico por la jugosidad y ternura que presenta. Tiene forma ovalada, su tamaño es un poco mayor a un puño y se encuentra en el cabecero del lomo del animal. Su principal característica es la cantidad de grasa que presenta, al igual que otras partes del cerdo como la pluma ibérica o el secreto.

Debido a que se trata de una parte noble del cerdo, no es una carne muy asequible para el bolsillo. De esta forma, este plato es perfecto para ocasiones especiales como cenas románticas por aniversarios. Además, no es muy difícil de preparar ya que no necesita un gran trabajo para lograr crear espectaculares platos.

Si ya de por sí la presa ibérica tiene un sabor exquisito, con la salsa de mostaza casera que aprenderás también a cocinar y los champiñones salteados que tendrá como guarnición este plato, tú y todos tus comensales os quedaréis seguro con ganas de más.

La presa ibérica es una parte del cerdo ibérico muy jugosa y tiernaLa presa ibérica es una parte del cerdo ibérico muy jugosa y tierna

Elaboración

En primer lugar, deberás limpiar la presa ibérica deshaciéndote de la grasa que presenta y de las membranas externas de su contorno. Córtala en tiras gruesas y después corta estas en tiras alargadas que tengan de grosor aproximadamente un dedo. Adereza con sal y pimienta. Este paso te resultará más fácil y rápido si pides al carnicero que te lo corte en tiras del tamaño señalado.

A continuación, en una sartén amplia, coloca en tandas pequeñas las tiras de presa y pon el fuego en la máxima potencia. Cuando empiecen a soltar humo, añade un chorro de aceite de oliva y sigue cocinándolas a fuego muy alto. El objetivo es que se doren rápidamente sin que se cocinen por dentro. Una vez listas, resérvalas en un recipiente.

Ahora prepararás la deliciosa salsa de mostaza que bañará la presa ibérica. Para ello, empieza preparando un sofrito picando en trozos muy finos las cebolletas y los dientes de ajo. Calienta en una sartén a fuego medio primero el ajo y, cuando empiece a dorarse añade la cebolleta. Es importante que primero cocines el ajo debido al agua que suelta la cebolla y que impedirá que el ajo se rehogue.

Cuando la cebolleta y el ajo queden bien cocinados y estén blanditos, añade al sofrito una cucharada de harina y remueve todo correctamente para que no se agarre nada a la sartén ni quede demasiado tostado. Añade un poco de cada tipo de mostaza, el vino blanco y un chorro de salsa de soja y, cuando lo hagas, sube la intensidad del fuego para que se evapore el alcohol.

Sirve la presa en salsa de mostaza acompañada de los champiñones salteadosSirve la presa en salsa de mostaza acompañada de los champiñones salteados

Cuando la salsa de mostaza empiece a secarse por la evaporación del alcohol del vino, añade el caldo de ave. Mezcla todo de nuevo y reduce el fuego. Cocina durante unos 5-10 minutos hasta que la salsa de mostaza hierva y coja cuerpo y, cuando esto ocurra, añade la nata líquida que ayudará a la salsa a que quede cremosa y suave.

El último paso de este exquisito plato será preparar la guarnición. Aunque en este caso se proponen unos champiñones salteados, puede ser también arroz, verduras o patatas, según el gusto de cada cocinero.

Para los champiñones, límpialos bien antes de empezar a cocinarlos y córtalos. En una sartén coloca un poco de mantequilla y una gota de aceite y, a fuego alto, saltéalos con la tapa puesta. Mientras se cocinan, añade un poco de sal y pimienta. También puedes añadir perejil picado o un poco de ajo si lo deseas.

Volviendo a la salsa de mostaza, cuando compruebes que esté hirviendo añade en la sartén la presa ibérica que tenías reservada y deja que se caliente y quede bañada por la salsa de mostaza durante unos dos minutos. Para acabar, añade un poco de cebollino recién picado por encima. Sirve la presa en salsa de mostaza acompañada de los champiñones salteados y prepárate para sorprender a tus invitados con este plato tan exquisito.

Te puede interesar

Comentarios