Menú
Pastas de té de chocolate
60 minutos | Baja

Pastas de té de chocolate

Ya sea para acompañar a una taza de té o a una de café, estas deliciosas galletas hechas de mantequilla con cobertura de chocolate son la excusa perfecta para tomarse un descanso a media mañana.

Receta archivada en: Masas y rebozados, Bollería, Horno, Postres

Ingredientes para Menos 30 Más pastas

Receta paso a paso

  1. Corta la mantequilla en cubos y ponla en un recipiente amplio junto a los 125 gramos de azúcar, una pizca de sal y canela en polvo al gusto. Bate con unas varillas eléctricas hasta que todos los ingredientes se hayan ligado.
  2. Bate el huevo e incorpóralo a la masa sin dejar de batir.
  3. Tamiza los 500 gramos de harina de repostería y agrégala a la mezcla poco a poco y sin dejar de batir. Llegará un momento en el que la masa esté tan compacta que no puedas seguir con las varillas eléctricas, momento en el que deberás pasar a trabajarla con las manos.
  4. Cuando la masa sea homogénea y hayas integrado toda la harina, haz una bola con ella y envuélvela en papel film. Luego métela en la nevera durante 30 minutos.
  5. Pasado el tiempo indicado, espolvorea la encimera con un poco de harina y pon la bola de masa encima. Con un rodillo de cocina extiéndela hasta que tenga un grosor aproximado de 4 milímetros.
  6. Comienza a dar forma a las pastas usando un cortapastas o unos moldes. A medida que los vayas haciendo ve colocándolos en una bandeja de horno previamente cubierta con papel vegetal o papel de hornear.
  7. Mete las pastas en el horno mientras calientas el horno a 190ºC. Cuando haya alcanzado la temperatura adecuada, mete las pastas en él durante 10 minutos hasta que adquieran un bonito tono dorado.
  8. Saca las pastas del horno y deja que se enfríen poniéndolas sobre una rejilla. Mientras tanto, trocea los 250 gramos de chocolate y ponlos en un cazo metálico. Llena una cazuela con agua y ponla a calentar a fuego medio, metiendo el cazo con el chocolate en ella para que éste se vaya fundiendo al baño María.
  9. Cuando el chocolate esté totalmente fundido, retíralo del fuego y baña las pastas en él. Colócalas de nuevo sobre la rejilla del horno y, cuando el chocolate se haya templado, mételas en la nevera durante 5 minutos para que la cobertura termine de ponerse dura.

Puedes añadir otros sabores además de chocolatePuedes añadir otros sabores además de chocolate

Receta completa

El origen de las pastas de té no es difícil de adivinar, ya que efectivamente es el dulce con el que tradicionalmente se acompañaba en té en Gran Bretaña. Su primera aparición se remonta al siglo XII, aunque realmente fue durante el siglo XVII cuando comenzaron a popularizarse por el país inglés. Y es que fue en esta época durante la cual los aristócratas y la nobleza inglesa se reunían para sus actividades de ocio, en las cuales la hora del té tenía una gran importancia. En la actualidad, las pastas de té se conocen alrededor de todo el mundo y no siempre van acompañadas de una taza de té. Eso sí, la mantequilla sigue siendo su principal ingrediente para lograr una textura suave y un sabor delicioso.

Elaboración

Antes de comenzar con la preparación de estas pastas de té de chocolate tendrás que acordarte de sacar la mantequilla de la nevera un par de horas antes, pues sino estará demasiado fría y no se podrá trabajar con facilidad. Empieza a preparar la masa cortando la mantequilla en cubos pequeños y poniéndola en un recipiente amplio junto a los 125 gramos de azúcar, una pizca y de sal y canela en polvo al gusto. A continuación, con unas varillas eléctricas, bate hasta conseguir una masa homogénea y sin grumos. El siguiente paso será batir el huevo ligeramente, incorporándolo luego a la masa sin dejar de batir. Por último, tamiza los 500 gramos de harina de repostería pasándola por un colador de red de malla. Así te asegurarás de que no queden grumos en la masa. Agrega la harina a la masa, poco a poco y sin dejar de batir. Sin embargo, llegará un punto en el que la masa esté tan compacta que no podrás seguir con las varillas eléctricas, sino que deberás pasar a trabajarla con las manos hasta añadir toda la harina.

[img=Cubre de chocolate caliente que luego se solidifica]https://img.bekia.es/cocina/0000/993/2.jpg[/imgCubre de chocolate caliente que luego se solidifica

En el momento en el que la pasta tenga una textura homogénea, haz una bola con ella y envuélvela en un trozo de papel film. Luego métela en la nevera y deja que repose en ella durante media hora. Una vez haya pasado el tiempo indicado, espolvorea un poco de harina en una encimera o superficie lisa y pon encima la bola de masa. Con un rodillo de cocina extiéndela hasta que ésta tenga un grosor aproximado de 3 o 4 milímetros. Ahora será el momento de darle forma a las pastas, para lo cual puedes utilizar un molde o un corta pastas. Forra una bandeja de horno con un poco de papel vegetal o papel de hornear y ve colocando en ella las pastas, dejando espacio suficiente entre unas y otras como para que no se junten en el horno. Pon a calentar el horno a 190ºC y, mientras adquiere la temperatura adecuada, mete las galletas en la nevera. Las pastas deberán estar en el horno durante, aproximadamente, 10 minutos y poco a poco comenzarán a adquirir un bonito tono dorado.

Finalmente, sácalas del horno cuando estén listas y deja que se enfríen encima de una rejilla. Mientras las pastas se templan será el momento de preparar el chocolate para la cobertura. Para ello trocea los 150 gramos de chocolate y ponlo en un recipiente metálico. Luego llena una cazuela de agua y ponla a calentar a fuego medio, metiendo en ella el cazo con el chocolate para que éste se vaya fundiendo poco a poco al baño María. No te olvides de removerlo de vez en cuando con una cuchara de palo para que se derrita más rápidamente y, en el momento en el que el chocolate esté completamente fundido, retíralo del fuego. Luego tan solo te quedará mojar las pastas en el chocolate fundido y volver a dejarlas en la rejilla para que se templen. Por último, mete las pastas con chocolate en la nevera durante 5 minutos para que la cobertura de chocolate esté perfecta.

Te puede interesar

Comentarios