Menú
Canestrelli
20 | Baja

Canestrelli

Estas pastas originaria de Italia se caracterizan por tener la forma de una margarita. Perfectas para servir a tus invitados durante una merienda, con esta sencilla receta podrás prepararlas en un momento.

Receta archivada en: Bollería, Italiana, Postres

Ingredientes para Menos 40 Más unidades

Receta paso a paso

  1. Cuece los 8 huevos. Llena una cazuela con agua y ponla a calentar a fuego lento hasta que rompa a hervir, momento en el que debes meter los huevos y cocerlos durante 8 minutos. Luego pásalos por agua fría para cortar la cocción.
  2. Deja que los huevos se enfríen y luego pélalos. Separa las claras de las yemas, siendo estas últimas las que vas a utilizar.
  3. Pon las claras cocidas en un colador de malla y, con un bol debajo, comienza a aplastarlas con una cuchara para rallarlas.
  4. Corta los 200 gramos de mantequilla fría en pequeños cubos e incorpórala a las yemas, agregando también 120 gramos de azúcar glas y un poco de sal. Luego mezcla todo con las manos.
  5. A continuación, agrega la piel del limón rallada, los 200 gramos de harina de trigo y los 100 gramos de maicena o de fécula de patata. Vuelve a trabajar la masa hasta que adquiera un aspecto homogéneo.
  6. Divide la masa en 2, envuélvelas con un poco de papel film y déjalas reposar en el congelador durante 1 hora.
  7. Espolvorea un poco de harina en una encimera y saca una de las mitades. Extiéndela con un rodillo de cocina y luego comienza a darle forma de margarita con un molde o cortapastas.
  8. Ve colocando las galletas ya listas en una bandeja de horno cubierta con un poco de papel vegetal.
  9. Calienta el horno a 170ºC con calor por arriba y por abajo y, cuando alcance la temperatura, mete las pastas durante 12 o 15 minutos.
  10. En el momento en el que empiecen a adquirir un ligero tono tostado, saca los canestrelli del horno y deja que se enfríen durante unos minutos. Luego espolvorea por encima con 30 gramos de azúcar glas y sirve.

Receta completa

El término canestrelli se utiliza en Italia para denominar a diferentes tipos de galletas de la gastronomía del país. Especialmente típicos de zonas del Piamonte y Liguria, estos dulces pueden adoptar diferentes formas y variar en los ingredientes que se utilizan para elaborar su masa. Por ejemplo, dentro de los canestrelli se pueden encontrar los barquillos que son especialmente populares en los valles alpinos, los canestrelli bielleses que están formados por dos obleas rellenas con chocolate y avellanas o los canestrelli con limón o con forma de rosquilla. Sin embargo, son los canestrelli ligures los más conocidos y originarios de la zona de Torriglia donde se celebra una festividad en su nombre. Estas galletas suelen tener forma de margarita con un agujero en el centro y estar espolvoreadas con azúcar glas. Si quieres aprender a hacer tus propios canestrelli caseros sólo tienes que seguir la receta que te mostramos a continuación. ¡Te encantarán a ti y a toda tu familia!

Elaboración

Estos canestrelli son de lo más sencillos de preparar y además están deliciosos. Lo primero que tendrás que hacer es cocer los 8 huevos. Llena una cazuela con agua y ponla a calentar a fuego medio y, en el momento en el que llegue a ebullición, echa los huevos. Un truco para evitar que se rompan es utilizar una cuchara a la hora de meterlos en el agua. Deja los huevos hervir durante aproximadamente 8 minutos y luego ponlos debajo del agua fría para cortar la cocción. Resérvalos un rato hasta que se templen, quítales la cáscara y separa, a continuación, la yema de la clara. Para esta receta tan sólo vas a necesitar la yema cocida, así que puedes guardar las claras para preparar otro plato.

Canestrellis recién hechosCanestrellis recién hechos

El siguiente paso será rallar las yemas. Para eso ponlas en un colador grande y coloca un bol debajo, aplastándolas con una cuchara para que se desmenucen. Cuando tengas las yemas ya preparadas, corta en pequeños cubos los 200 gramos de mantequilla y añádela al bol, siendo importante que ésta esté fría y recién salida de la nevera. Incorpora luego 120 gramos de azúcar glas y una pizca de sal. Con las manos comienza a amasar los ingredientes hasta que se hayan integrado. Luego añade la piel del limón rallada, los 200 gramos de harina de trigo y los 100 gramos de maicena (o de fécula patatas) y vuelve a trabajar la masa durante unos minutos más hasta que ésta adquiera una textura homogénea. A continuación, divide la masa en 2 mitades y envuelve cada una de ellas con un poco de papel film transparente para que reposen durante mínimo 1 hora en el congelador.

Después de que haya transcurrido el tiempo indicado, espolvorea un poco de harina de trigo en una superficie plana sobre la que puedas trabajar la masa. Saca una de las mitades del congelador y comienza a extenderla con la ayuda de un rodillo de cocina hasta que tenga un grosor de unos 8 o 10 milímetros. Antes de comenzar a dar forma a los canestrelli, forra la bandeja del horno con un poco de papel vegetal o papel de hornear para ir poniendo en ella las galletas a medida que las vayas haciendo. Para darles la forma de margarita típica de estos dulces puedes utilizar un molde o un cortapastas y luego hacerles el agujero central con un molde circular más pequeño. Luego haz una bola con todos los recortes de la masa y vuelve a extenderla para seguir haciendo más galletas. Puede ocurrir que cuando la masa empieza a adquirir temperatura se vuelva un poco más pegajosa y difícil de trabajar. La solución es volver a envolverla en papel film y meterla un poco más en el congelador. Una vez hayas acabado con la primera porción de masa, saca la segunda y empieza a trabajar con ella.

CanestrellisCanestrellis

Cuando ya tengas todas las galletas hechas, calienta el horno a 170ºC por arriba y por abajo. Luego hornéalas durante aproximadamente 12 o 15 minutos, hasta que empiecen a adquirir un leve tono tostado. A continuación, sácalas del horno y déjalas reposar para que se atemperen para después espolvorearlas por encima con los 30 gramos de azúcar glas que te han sobrado. Éste lo puedes comprar ya hecho o bien prepararlo en casa. Si te decantas por esta última opción, echa el azúcar normal en una picadora y tritúralo hasta que quede totalmente pulverizado. Seguro que estos canestrelli se convertirán en tu postre favorito y tus amigos y familiares no tardarán en preguntarte por la receta.

Te puede interesar

Comentarios