Menú
Pan de muerto
6 horas y 30 minutos | Media

Pan de muerto

El pan de muerto es un pan muy típico de la gastronomía mexicana. Un bollo dulce hecho con agua de azahar y espolvoreado con un poco de azúcar que es perfecto para desayunar o merendar.

Receta archivada en: Bollería, Lácteos, Huevos, Horno, Mexicana, Halloween, Desayunos

Ingredientes para Menos 2 Más panes medianos

Receta paso a paso

Receta paso a paso

  1. Corta 100g. de mantequilla en cuadrados y reserva.
  2. Calienta un poco la leche y disuelve en ella la levadura fresca.
  3. En un recipiente grande vierte la leche con la levadura y poco a poco vete incorporando la harina, 125g. de azúcar, los 2 huevos grandes, el agua de azahar, un poco de piel de naranja rallada y una pizca de sal. Siempre removiendo para integrar los ingredientes.
  4. Cuando la masa esté hecha, empieza a trabajarla con las manos alternando el amasado con unos minutos de reposo.
  5. Mientras amasas, vete incorporando uno a uno los cuadrados de mantequilla hasta que se integren por completo.
  6. Cuando la masa esté fina y elástica haz una bola con ella y ponla en un recipiente tapado durante 2 horas.
  7. Pasado el tiempo, divide la masa en dos trozos iguales y reserva una de las mitades.
  8. Pesa la otra mitad y corta un cuarto de masa.
  9. Con el trozo de masa grande haz una bola modelándola con las manos, que será la base del pan.
  10. Divide el cuarto sobrante en tres trozos iguales, que serán los adornos. Haz dos churritos largos y una pequeña bola. Pon todos los trozos de masa sobre una bandeja de horno y déjalos reposar durante 1 hora.
  11. Monta el pan colocando la bola grande como base, luego cruza los dos churros en la parte de arriba formando una cruz y en el centro donde se juntan pon la bolita más pequeña.
  12. Deja que el pan ya montado repose tapado durante 15-30 minutos.
  13. Calienta el horno a 200 grados con calor arriba y abajo.
  14. Bate el huevo pequeño y pinta con él el bollo justo antes de meterlo en el horno durante 15-20 minutos. Pasado el tiempo, baja la temperatura a 180 grados y déjalo dentro durante otros 15 minutos.
  15. Sácalo del horno y deja que se enfríe sobre una rejilla. Mientras tanto, derrite la mantequilla sobrante en el microondas y pinta con ella la superficie del pan mientras éste esté aún caliente.
  16. Espolvorea un poco de azúcar por encima y sírvelo cuando ya esté templado.

Receta completa

El pan de muerto es un pan dulce especial de la gastronomía Mexicana y que suele prepararse para celebrar Halloween y el Día de los Difuntos, durante el 31 de octubre y el 2 de noviembre. Su curiosa forma circular tiene un significado muy concreto, representado el ciclo de la vida y la muerte, mientras que sobre él se colocan cuatro canillas que señalan los puntos cardinales y que se dedican a los dioses. Por último, coronando el bollo, se coloca una pequeña bola que simboliza el cráneo. La masa con la que se elabora este pan es muy parecida a la del brioche, mientras que su sabor recuerda al Roscón de Reyes debido al agua de azahar que incorpora la receta. Este pan de muerto es un bollo perfecto con el que desayunar o merendar acompañado de un poco de mermelada y una buena taza de café o de chocolate caliente.

Elaboración

Lo primero que deberás hacer para preparar este delicioso pan de muerto es cortar 100 gramos de mantequilla en pequeños cubos y reservarlos para que poco a poco ésta se vaya calentando y puedas amasarla fácilmente. A continuación, pon en un pequeño recipiente los 125 gramos de leche y caliéntala durante unos segundos. Cuando ya esté tibia, incorpora los 15 gramos de levadura fresca y mezcla con un tenedor hasta que se haya disuelto. Vierte la mezcla en un recipiente más grande y poco a poco vete incorporando los 500 gramos de harina, los 125 gramos de azúcar, los 2 huevos grandes, un poco de ralladura de naranja, los 15 gramos de agua de azahar y una pizca de sal. Mezcla todo con la batidora y luego comienza a amasar con las manos en una superficie plana. Es una masa bastante seca y dura, por lo que si te cuesta amasarla no te preocupes porque es normal.

Es un pan dulce especial de la gastronomía Mexicana y que suele prepararse para celebrar HalloweenEs un pan dulce especial de la gastronomía Mexicana y que suele prepararse para celebrar Halloween

Lo mejor es que amases durante un par de minutos y luego dejes la masa reposar durante 20 minutos y siempre tapada con un trapo. Repite el proceso varias veces y en cada amasado incorpora un par de cubos de mantequilla, de uno en uno, y trabaja la masa hasta que la mantequilla se haya integrado. Sabrás que la masa está lista cuando quede fina y elástica, para lo cual tardará un par de horas. Cuando esté en su punto, coloca la masa en un recipiente previamente untado con un poco de aceite y tápala con un trapo de cocina. Deberás dejar que repose durante 2 horas y que doble su tamaño. Cuando haya pasado el tiempo indicado, espolvorea un poco de harina sobre una encimera o superficie dura y coloca la masa encima. Ahora es el momento de dividirla en dos partes iguales para así obtener dos panes de tamaño similar. Reserva la masa que no vayas a utilizar envuelta en film transparente. Si no la vas a utilizar hoy puedes guardarla en la nevera hasta el día siguiente, sacándola 1 hora antes de usarla para que pierda el frío y puedas trabajarla a temperatura ambiente.

Pesa la otra mitad de masa con la que vas a trabajar ahora, corta un cuarto y resérvalo. Moldea el trozo grande con las manos y haz una bola. Ahora, con el cuarto que habías reservado, harás los adornos del pan de muerto. Divide la masa en tres partes iguales y con una de ellas haz una pequeña bolita, que irá colocada en el centro del bollo. Con los otros dos trozos de masa haz dos churritos largos y finos, ambos con una longitud similar y que serán los huesos. Cuando tengas los dos hechos, divide cada churrito en cuatro clavando el dedo en la masa. Haz una primera marca en el centro y luego dos a cada uno de los extremos, estando todas las marcas más o menos a la misma distancia. Cuando tengas todo preparado, coloca la bola grande de masa y los adornos en un trozo de papel de horno colocado sobre una bandeja. Tápalos con un paño de cocina y deja que reposen durante aproximadamente 1 hora.

Su sabor recuerda al Roscón de Reyes debido al agua de azaharSu sabor recuerda al Roscón de Reyes debido al agua de azahar

Después del tiempo indicado verás que la masa ha vuelto a doblar su tamaño y ya será el momento de hornearla. Pon el horno a calentar a 200 grados arriba y abajo y mientras tanto empieza a montar este delicioso pan. La base será la bola grande de masa, sobre la que deberás colocar uno sobre otro formando una cruz los dos cilindros que harán de huesos. Ten mucho cuidado porque una vez hayas colocado un trozo de masa sobre otro será muy difícil despegarlo. Si de los huesos te sobra un poco de masa por lo extremos no te preocupes, mételas con cuidado por debajo de la base. Por último, coloca la bolita en el centro, que será el sitio donde ambos huesos se juntan, y vuelve a tapar el pan con un trapo durante 15-30 minutos para que la masa fermente.

Justo antes de meterlo en el horno ya caliente, bate el huevo pequeño y pinta con él la superficie del bollo. Deberás dejar que el pan se hornee entre 15 y 20 minutos, después baja la temperatura a 180 grados y deja que se cueza durante otros 15 minutos. En caso de que veas que alguna zona del pan empieza a quemarse deberás taparla con un trozo de papel de aluminio. Pasado el tiempo, y cuando el pan de muerto haya adquirido un bonito tono dorado, sácalo del horno y deja que repose sobre una rejilla. Mientras tanto, derrite 50 gramos de mantequilla durante unos segundos en el microondas y pinta con ella el bollo cuando éste aún esté caliente. El último paso ya será espolvorear 30 gramos de azúcar por encima. A la hora de servirlo a tus invitados puedes hacerlo frío o templado. El tiempo que se mantendrá tierno el pan es de más o menos un día, pasado ese tiempo empezará a ponerse duro y seco.

Deberás armarte de mucha paciencia y siempre ceñirte al tiempo de reposo señaladoDeberás armarte de mucha paciencia y siempre ceñirte al tiempo de reposo señalado

Ahora que ya sabes que hacer este delicioso pan de muerto es de lo más sencillo no tienes ninguna excusa para no preparar el tuyo e invitar a tus amigos y familiares a una gran merienda en tu casa durante las fiestas navideñas. Sin embargo, un aspecto importante que tienes que tener en cuenta antes de ponerte con la receta es que esta masa, al igual que cualquier otra masa se pan, necesita muchos momentos de largo reposo para que la masa leve y fermente. Por lo tanto, deberás armarte de mucha paciencia y siempre ceñirte al tiempo de reposo señalado para conseguir un pan de muerto que hará que todos quieran repetir.

Te puede interesar

Comentarios