Menú
Huevos casados
15 minutos | Baja

Huevos casados

Se trata de una receta fácil con ingredientes que siempre tienes en casa y que no te llevará mucho tiempo hacerla. Además, es un plato que gusta a todo el mundo por su sencillez y sabor.

Receta archivada en: Huevos, Pescados, Cocina rápida, Platos principales

Ingredientes para Menos 2 Más personas

Receta completa

Si te gusta la cocina tradicional, disfrutarás en exceso con esta receta de huevos casados. Se trata de un plato muy conocido de la gastronomía española que fue muy popular antiguamente y que a día de hoy sigue siendo un clásico gracias a que ha pasado de generación en generación. Es un plato básico donde el ingrediente principal y casi el único es el huevo. En este caso, el otro ingrediente básico va a ser el bacalao, sin embargo, no existe una forma exclusiva de preparar este plato ya que cada cocinero lo prepara a su gusto, con los ingredientes que prefiere (siendo siempre el principal el huevo) y con las medidas que guste.

Tradicionalmente, los huevos casados se han preparado siempre en una chimenea. Como no todo el mundo tiene una en casa, se pueden elaborar sin ningún problema en vitrocerámica, inducción cocina de gas o placa eléctrica. Este plato es perfecto para celebraciones como cumpleaños o aniversarios de pareja así como para cualquier encuentro con amigos o familiares, aunque dependiendo del motivo de la comida deberás aumentar la cantidad de huevos. Se trata de una receta fácil con ingredientes que siempre tienes en casa y que no te llevará mucho tiempo hacerla. Además, es un plato que gusta a todo el mundo por su sencillez y sabor.

El ingrediente principal de este plato es el huevo, que supone una excelente fuente de proteínas para el organismo y además aporta vitaminas del grupo A y B. Es un alimento de fácil absorción debido al hierro que contiene y es muy recomendable para ancianos, niños y personas que necesiten proteínas en su dieta. No se aconseja un consumo excesivo de huevo por una razón en particular: el alto colesterol que presenta la yema, además de que esta es también rica en grasas. Sin embargo, no hay ningún problema en consumir la clara del huevo siempre que apetezca ya que el colesterol se encuentra exclusivamente en la yema.

La forma de cocinar el huevo supone mayor o menor beneficio para el organismoLa forma de cocinar el huevo supone mayor o menor beneficio para el organismo

La ingesta más recomendada es de 3 a 5 huevos a la semana, pero si tienes altos niveles de colesterol en sangre, el consumo debería disminuir a 2 o 3 huevos completos o bien 2 o 3 yemas y 4 o 5 claras a semanales. La forma de cocinar el huevo también supone mayor o menor beneficio para el organismo. El huevo frito aporta una mayor cantidad de grasas debido al exceso de aceite y a la yema, por lo que no es recomendable para dietas bajas en calorías. Para un consumo más saludable, lo ideal es cocinar el huevo cocido o bien consumir una mayor cantidad de claras.

Elaboración

Lo primero que debes hacer para empezar con esta deliciosa receta es coger el bacalao y desmigarlo en trozos muy pequeños. Una vez desmigado, viértelo en un bol de tamaño mediano. A continuación, machaca los dos dientes de ajo en un mortero y haz lo mismo con el perejil para después añadir ambos ingredientes al bacalao desmigado. En cuanto a los huevos, estos deben ser cocidos por lo que deberás poner agua a hervir en una cazuela y cuando el agua hierva añade con cuidado los cuatro huevos. Cocínalos durante unos 12-15 minutos, escurre el agua y sumérgelos en agua fría para poder trabajar con ellos posteriormente.

Pela los huevos cocidos, pártelos por la mitad y separa la yema de los cuatro huevos. Reserva una para más tarde y añade el resto de las yemas a la mezcla del bacalao, el ajo y el perejil. Remuévelo todo bien hasta conseguir una masa homogénea y añade un huevo crudo. Mezcla de nuevo todo hasta que quede bien distribuido el huevo. Una vez obtenida la mezcla, rellena los huevos que has cocido anteriormente y, una vez rellenados, deberás freírlos con abundante aceite y reservar cuando estén listos.

Lo primero que debes hacer es desmigar el bacalao en trozos muy pequeñosLo primero que debes hacer es desmigar el bacalao en trozos muy pequeños

Para el caldo, necesitarás la yema dura reservada anteriormente. En un bol, añade a la yema ajo y perejil y machácalo todo bien hasta conseguir de nuevo una mezcla homogénea. En una cazuela, añade uno o dos vasos de agua, según la cantidad de caldo que desees, y añade la mezcla obtenida con la yema machacada. Mientras se cocina el caldo, vuelve a los cuatro huevos ya fritos y ve introduciéndolos en la olla donde el caldo se está preparando. Espera a que el agua hierva y cuando esto ocurra tus huevos y tu caldo estarán listos para consumir.

Para servir, coloca los cuatro huevos en un plato hondo y añade el caldo por encima de ellos, siendo este un plato central para compartir. Si prefieres hacer de los huevos casados un plato principal, coloca dos huevos distribuidos en cada plato y distribuye el caldo entre los dos. Listo el emplatado, prepárate para disfrutar de esta deliciosa y sencilla receta tradicional de huevos casados de la gastronomía española.

Consejos de preparación

  • Para evitar la salmonelosis de los huevos, nunca dejes a temperatura ambiente los huevos ni los alimentos elaborados con ellos. Debes conservarlos en el frigorífico y se recomienda consumirlos en 24 horas. Además, no debes lavarlos antes de meterlos en el frigorífico porque de esta forma eliminarías la película protectora y se abrirían los poros que presenta la cáscara. Por último, asegúrate de que los huevos no tengan la cáscara rota o sucia.
Te puede interesar

Comentarios